Público
Público

Indulto Barrionuevo y Vera, los 'cerebros' del GAL indultados tras el rapto de Segundo Marey, se oponen a liberar a los presos catalanes

El exministro del Interior y el ex secretario de Estado alegan que ambos casos "se parecen como un huevo a una castaña".

Felipe González acompaña al exministro de Interior Jose Barrionuevo y al ex secretario de Estado de Seguridad Rafael Vera, en su ingreso en la prisión de Guadalajara, tras ser condenado a diez años de cárcel en el juicio por los GAL, en junio de 1998. AFP
Rafael Vera y José Barrionuevo, condenados a prisión, con Felipe González, en 1998. - Dominique Faget (AFP)

El exministro del Interior José Barrionuevo y el ex secretario de Estado Rafael Vera, condenados por el secuestro de Segundo Marey e indultados después parcialmente, se oponen a que esta medida se aplique a los condenados por el procés y, en este sentido, Barrionuevo afirma que ambos casos "se parecen como un huevo a una castaña".

En declaraciones a La Vanguardia, Barrionuevo ha recordado que a él y a Vera los indultó parcialmente el Gobierno de José María Aznar por "petición unánime" de la misma sala del Supremo que los había condenado con los votos en contra de más de un tercio del tribunal (7 a 4).

Una condena que, ha enfatizado, "se debió a la detención irregular de una persona durante nueve días, sin referencia a los GAL, pese a lo que dicen algunos, y dejando claro qué personas se declararon responsables de los hechos".

"El PP nos indultó para corregir su error al romper el consenso en la lucha contra ETA", ha sostenido Rafael Vera al mismo diario. Tanto él como Barrionuevo pasaron menos tiempo en la cárcel que los jóvenes de Altsasu.

Vera: "El PP nos indultó para corregir su error al romper el consenso en la lucha contra ETA"

Según José Barrionuevo, su caso no tiene nada que ver con el contexto de un posible indulto a unos presos por el procés que, además de tener en contra el informe del Supremo, desafían la condición de comprometerse a "no reincidir en la vulneración de las leyes".

Rafael Vera coincide en todo lo expuesto por Barrionuevo y, además subraya la "deslealtad constitucional" de la que a su juicio hacen gala los políticos independentistas condenados por el procés

"Una medida de este calado no puede tomarse sin contar con el principal partido de la oposición; hay que tratar de llegar a un acuerdo (con el PP) y, si no es posible, retrasar la medida, pero en todo caso es preciso insistir en el diálogo y dejar claro que lo ha habido", ha subrayado Vera.

Posiciones encontradas en el PSOE

La inclinación del Gobierno a conceder el indulto a los presos catalanes incluso ha provocado un cisma en el PSOE. Aunque Ximo Puig, Juan Espadas, el PSC y Zapatero apoyan a Pedro Sánchez, otros líderes socialistas (García-Page, Fernández Vara, Javier Lambán y Felipe González) han levantado la voz contra la medida de gracia y cuentan con el rechazo silencioso de otras federaciones.

Ayer, el expresidente del Gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero salió en defensa de Pedro Sánchez tras el rechazo de Felipe González al indulto. El primero le recordó al segundo que él y otros compañeros de partido lo apoyaron en los "momentos difíciles", algo que González, escorado hacia posturas conservadoras, no ha hecho.

¿Qué fueron los GAL?

Los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) llevaron a cabo durante los años ochenta la guerra sucia contra ETA. Las cloacas gubernamentales no dudaron en recurrir al terrorismo de Estado para combatir el terrorismo vasco.

El PSOE gobernaba entonces, pero el expresidente Felipe González sería desalojado del poder, entre otros motivos, por el escándalo motivado por la implicación del Estado en la lucha ilegal contra ETA.

Los GAL combatieron la violencia con violencia y asesinaron a políticos y a ciudadanos inocentes, incluidos franceses sin vinculación alguna con la banda terrorista vasca.

Tanto González como el PSOE negaron sus responsabilidades al respecto, pero las garras de la Justicia alcanzaron a un ministro de Interior y a su secretario de Estado. Permanece la incógnita de quién era, más alla de Barrionuevo y Vera, el misterioso cerebro conocido como Sr. X.

Más noticias