Público
Público

Prisión los GAL Políticos condenados por su relación con el GAL pasaron menos tiempo en la cárcel que los jóvenes de Altsasu

José Barrionuevo, Rafael Vera y Julen Elgorriaga abandonaron la prisión poco tiempo después de ser condenados por delitos vinculados con la guerra sucia.

Publicidad
Media: 3.95
Votos: 20

Felipe González abraza a José Barrionuevo, ex ministro del Interior de España que como Rafael Vera, ingresa a la prisión de Guadalajara en 1995 / ARCHIVO AFP (DOMINIQUE FAGET)

Hubo un día en el que un ex presidente del Gobierno fue a la puerta de una cárcel para despedir a uno de los suyos. El 10 de septiembre de 1998, Felipe González se desplazó a la centro penitenciario de Guadalajara para darle el último abrazo al ex ministro del Interior José Barrionuevo y al ex secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera, condenados por su responsabilidad en una de las obras del GAL: el secuestro de Segundo Marey. 

Pocos meses después, González ya estaba en disposición de volver a abrazar a sus compañeros. Si bien habían sido condenados a diez años de cárcel, Barrionuevo y Vera salieron a la calle en diciembre de 1998.  

Sus nombres, íntimamente ligados a la historia de la guerra sucia contra ETA, son apenas dos ejemplos de aquellos casos de gran impacto mediático en los cuales sus protagonistas recibieron un trato diferente al dispensado a los jóvenes de Altsasu. Tres de ellos - Adur Martínez de Alda, Jokin Unamuno y Oihan Arnanz- cumplen este sábado mil días en prisión por la pelea de bar en la que se vieron involucrados dos guardias civiles fuera de servicio. 

Los jóvenes de Altsasu cumplen este sábado
mil días en prisión

Barrionuevo y Vera se beneficiaron de un indulto parcial que les otorgó el Gobierno de José María Aznar. La medida del Ejecutivo del PP también afectó a otros tres condenados por el secuestro de Marey: el ex secretario general del PSE de Bizkaia Ricardo García Damborenea, el ex gobernador civil Julián Sancristóbal y el ex jefe superior de la Policía de Bilbao, Miguel Planchuelo.  

11 meses

Por su parte, el ex gobernador civil Julen Elgorriaga, condenado en una primera instancia a 71 años de prisión por su vinculación con el asesinato de los jóvenes Lasa y Zabala en 1983 -el Supremo aumentaría posteriormente la condena a 75 años- fue puesto en libertad en julio de 2001 por motivos de salud. Solo había cumplido 14 meses de cárcel. Adur Martínez de Alda, Jokin Unamuno y Oihan Arnanz llevan ya 33 meses encerrados.

Más noticias en Política y Sociedad