Público
Público

El bloque de investidura mantiene sus opciones para sostener un gobierno de izquierda pese al desgaste de PSOE y UP

La última proyección elaborada por el gabinete de Key Data para 'Público' señala que los partidos que propiciaron la investidura de Pedro Sánchez volverían a superar al bloque de la derecha si las elecciones se celebrara ahora.

Proyección diciembre Key Data
Última proyección de escaños elaborada por Key Data en diciembre. KEY DATA

Si mañana hubiese elecciones generales, volverían a existir probabilidades de que España continúe con un gobierno de izquierda. Esas opciones se repetirían incluso tras un año demoledor, en el que la crisis provocada por la pandemia ha generado un evidente desgaste en el Ejecutivo de coalición. Aún así, la derecha sigue anclada en el papel de oposición, sin números aparentes que le permitan dar el salto a La Moncloa.

De acuerdo a los datos sobre intención de voto ofrecidos por el observatorio continuo de Key Data –que analiza datos de las últimas grandes encuestas públicas y privadas del país– para Público, los partidos que se sitúan en el denominado bloque de investidura siguen a día de hoy imponiéndose al conjunto de la derecha: la suma de PSOE, Unidas Podemos, Más País, PNV, ERC y EH Bildu daría un total de 170 escaños –a seis de la mayoría absoluta–, mientras que PP, Vox y Ciudadanos sumarían 163. Al bloque de investidura se añadiría también los posibles escaños que obtendrían BNG, Teruel Existe y Coalición Canaria. 

El partido liderado por Pedro Sánchez continúa en primer lugar con un proyección de 116 escaños, cuatro menos de los obtenidos en las elecciones generales de noviembre de 2019. En términos porcentuales, la formación socialista recogería el 27% de los votos válidos, un punto por debajo de lo registrado entonces. "El PSOE se está manteniendo muy bien", subraya la directora técnica de Key Data, Paz Álvarez, quien advierte sobre las dificultades que supone "aguantar una situación tan crítica" como la que atraviesa España desde marzo pasado. 

En ese contexto, Unidas Podemos acusa un desgaste mayor: de los 35 escaños obtenidos en noviembre de 2019 (12,8% de votos válidos) pasaría ahora a 27 asientos en el Congreso con un 11,1% de papeletas. Key Data destaca al respecto que esa tendencia a la baja de la coalición liderada por Pablo Iglesias se observa desde hace meses. 

Proyección de escaños frente a resultados del 10-N
Proyección de escaños frente a resultados electorales del 10-N. KEY DATA

"Teniendo en cuenta el desgaste de la gestión de una crisis sanitaria como la que hemos sufrido, puede decirse que el Gobierno ha capeado bien la situación", subraya la última entrega de este estudio demoscópico.

Casado sigue sin sumar

Mientras tanto, la disputa en el bloque de la derecha sigue sin resolverse. El PP obtendría 97 escaños, ocho más que en las elecciones generales de 2019, aunque no logra sacar réditos electorales importantes de la inestable situación actual: su subida sería de dos puntos porcentuales. La formación de Pablo Casado se mantiene en cualquier caso como la principal fuerza de la oposición y logra mantener distancia con Vox, que pasaría de 52 a 55 escaños.

Tras el retroceso experimentado en las encuestas durante la pasada primavera, la formación de ultraderecha recuperó a partir de septiembre la tendencia al alza. "Vox crece lenta pero constantemente, de manera que está ya por encima de los resultados de las últimas elecciones generales", señala el estudio de Key Data.

Ciudadanos también ha logrado frenar la caída. De producirse unas nuevas elecciones, el partido de Inés Arrimadas pasaría de 10 a 11 escaños y crecería algo menos de un punto. No obstante, falta determinar cómo le afectará lo que ocurra en las urnas catalanas el próximo 14 de febrero. Las previsiones para la formación naranja en ese territorio son nefastas.

La fortaleza de ERC

En la otra punta de la balanza está ERC. El partido favorito para los comicios catalanes volvería a conquistar 13 escaños en unas elecciones generales, manteniendo así su fortaleza en el Congreso. Por su parte, Junts X Catalunya podría ganar otro escaño en Madrid y pasar así de ocho a nueve asientos.

En el escenario vasco, PNV y EH Bildu –formaciones que hoy mantienen una disputa abierta en torno a su papel como partidos "útiles" en Madrid– repetirían los resultados obtenidos en noviembre de 2019: seis escaños para la formación de Iñigo Urkullu y cinco para la coalición soberanista de izquierdas. 

 

Más noticias