Público
Público

Brecha salarial El Gobierno aprueba regular la igualdad salarial entre hombres y mujeres y los planes de igualdad en la empresa

Son dos decretos que han tenido el aval del Consejo de Estado. Las empresas de más de 50 trabajadores estarán obligadas a tener planes de igualdad y una auditoría retributiva. La patronal no apoyó estas medidas en el marco del diálogo social.

MADRID, 13/10/2020.- La ministra de Trabajo Yolanda Díaz, hoy martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Minsitros celebrada en el palacio de La Moncloa.- EFE/JUAN CARLOS HIDALGO
La ministra de Trabajo Yolanda Díaz, hoy martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Minsitros celebrada en el palacio de La Moncloa.- EFE/JUAN CARLOS HIDALGO

manuel sánchez / alejandro lopez de miguel

El Consejo de Ministros de este martes ha empezado a tomar medidas para combatir la brecha salarial y, para ello, ha aprobado un plan de igualdad salarial entre hombres y mujeres; y además, desarrolla los planes de igualdad en los centro de trabajo, que deberán entrar en vigor en un plazo de seis meses.

El plan de igualdad salarial entre hombres y mujeres fue impulsado por el Ministerio de Trabajo y, en el marco del diálogo social, se alcanzó un acuerdo con UGT y CCOO, pero en esta ocasión la patronal se descolgó diciendo que era una imposición y alegando, entre otros motivos, dudas sobre la legalidad o constitucionalidad de algunos puntos del plan.

Sin embargo, según ha podido saber Público, dicho plan ha contado con el visto bueno del Consejo de Estado que, en un reciente informe, ha avalado el contenido íntegro del plan y sus artículos más discutibles.

El decreto del plan de igualdad salarial contempla, entre otras cosas, que "las empresas y los convenios colectivos deberán integrar y aplicar el principio de transparencia retributiva", con el objetivo "de garantizar la aplicación efectiva del principio de igualdad de trato y no discriminación en materia retributiva entre mujeres y hombres", dice el borrador del decreto.

Por ello, todas las empresas estarán obligadas a tener un "registro retribuitivo" que, según el decreto, "deberá incluir los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de la plantilla desagregados por sexo y distribuidos conforme a la clasificación profesional aplicable en la empresa".

Además, se hace obligatorio ya para las empresas de más de 50 trabajadores la elaboración de un plan de Igualdad que también deberá incluir una Auditoría retributiva con perspectiva de género. Para ello, el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades elaborará una Guía Técnica con indicaciones para su realización.

Y, por último, también la auditoría retributiva deberá ser objeto de una auditoría externa que valore la integración y el grado de aplicación efectiva en la empresa del principio de igualdad de retribución.

El trabajador tendrá derecho a ser informado sobre la configuración de las percepciones de su empresa"

Además, el plan apuesta por la transparencia, de tal forma que cualquier trabajador "tiene derecho a ser informado sobre la configuración de las percepciones de su empresa a través del acceso al registro retributivo cuando así lo soliciten".

El plan da una serie de plazos a las empresas para poner en marcha estas medidas, en su mayoría de seis meses, aunque una vez que entre en vigor estas legislación también contempla multas por incumplimiento de estas normas que pueden ascender hasta casi 190.000 euros.

Más noticias de Política y Sociedad