Público
Público

Manuela Carmena: "No comulgo con las reglas actuales de la política, hay que cambiarlas"

La exmagistrada, candidata a representar al "partido instrumental" de Podemos y Ganemos en las municipales madrileñas, pretende poner patas arriba la política actual alejándose de las discusiones estériles y acabando con el "circo" de las políticas de inauguraciones.

Publicidad
Media: 4.05
Votos: 20
La exjuez Manuela Carmena en la presentación de su lista y proyecto con los que aspira a obtener en primarias la candidatura por Ahora Madrid al Ayuntamiento. EFE/Emilio Naranjo
La exjuez Manuela Carmena en la presentación de su lista y proyecto con los que aspira a obtener en primarias la candidatura por Ahora Madrid al Ayuntamiento. EFE/Emilio Naranjo
La portavoz de Equo en Madrid, Inés Sabanés, durante la rueda de prensa en la que la exjuez Manuela Carmena, junto a la politóloga Rita Mestre, y el ex presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Nacho Murgui, ha presentado su proyecto con el que aspira a obtener en primarias la candidatura por Ahora Madrid al Ayuntamiento. EFE/Emilio Naranjo
La exjuez Manuela Carmena ha presentado su proyecto con el que aspira a obtener en primarias la candidatura por Ahora Madrid al Ayuntamiento. EFE/Emilio Naranjo

MADRID. -Si el desembarco de Manuela Carmena en la política despertó expectación, su determinación por cambiar la forma de hacer política tampoco ha dejado indiferente a nadie. "No comulgo con las reglas actuales de la política, hay que cambiarlas", ha defendido este martes la exmagistrada.

A sus 71 años, Carmena parte como la clara favorita a ser la candidata del "partido instrumental" de Podemos, Ganemos IU y Equo, Ahora Madrid, en las elecciones municipales del mes de mayo, aunque primero deberá pasar por un proceso de primarias que se saldará el día 31 de marzo de este mes. Si lo consigue, promete quedarse al menos tres años en la política, para demostrar que hay otra forma de ejercerla alejada de las discusiones estériles, más centrada en "lo que nos une" que en lo que les separa de sus adversarios. O "compañeros", como ella prefiere llamarles.

En la lista de la exmagistrada Carmena —Más Madrid— figuran también Nacho Murgui , o Rita Maestre, del Consejo Ciudadano estatal del partido —números dos y tres del equipo—, Jorge García Castaño (IU) e Inés Sabanés, de Equo (números seis y siete).

En total, 30 personas con y sin experiencia en la actividad política, miembros de círculos de Podemos de los distintos barrios madrileños, activistas curtidos en luchas sociales y varios expertos. Todos ellos dicen tener en común su compromiso por devolver la ciudad de Madrid a sus ciudadanos, y la inmensa mayoría han puesto sobre la mesa el enorme peso de Carmena por su prestigio y experiencia, además de por su capacidad de dejar a un lado las palabras gruesas y las promesas fáciles para abordar un debate "serio".

No quiere emplear el término "pacto", jura y perjura que no caerán en el "circo" de la "política de las inauguraciones" y asegura que ha decidido saltar a la arena política para reivindicar la capacidad de la mujer como líder y para "servir de puente" a las generaciones futuras, por las que dice sentir admiración. "Esto no es un partido, es una cosa extraordinariamente fresca", ha sostenido, insistiendo en la importancia de luchar por cambiar el modelo de ciudad para garantizar la felicidad de sus ciudadanos y acabar con el sentimiento de soledad, frecuente en las grandes urbes.

Reunión con Botella

La exmagistrada ha propuesto este lunes impulsar un cambio en la ley electoral para permitir que los equipos gobernantes salientes puedan reunirse públicamente con los candidatos para tratar la verdadera situación de los ayuntamientos, compartir ideas y propuestas. 

Carmena no quiere presentar aún las propuestas concretas que estudian y recopilan con la colaboración de más de 1.000 personas que se han inscrito para ello, pero sí esgrime su currículum para avalar que su prioridad será la defensa de los derechos humanos, y que entre sus primeras medidas estará acabar con los desahucios.

Insiste en apartarse de las descalificaciones y del "y tú más" por "no degradar la imagen de lo que debe ser la política". Responde a las preguntas sobre Esperanza Aguirre con elegancia, sin dejar de acusarla de haber sido "cómplice de la corrupción" pero sin entrar en el chascarrillo.

Así actúa también cuando le preguntan por presos etarras o por la decisión de Podemos de no apoyar la resolución del Europarlamento que condena las privaciones de libertad y la violencia en Venezuela para establecer una base sobre la que dictar sanciones. "No voy a hablar de lo que haya dicho Podemos porque no soy de Podemos", responde. "Toda mi vida he estado propiciando la necesidad de la defensa de las víctimas, que en una sociedad haya sentimiento de justicia, y que los ciudadanos se indignen con las agresiones a las víctimas". "No se puede pensar que la violencia es el instrumento que satisfaga a las víctimas", zanja.

Eje programático

El ya expresidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) desde el año 2007, Nacho Murgui, ha presentado su dimisión este mismo lunes para formar parte de la lista de Carmena. 

Como ha explicado este mismo martes, de salir elegida su lista en las primarias de Ahora Madrid, su programa se centrará en la construcción de un gobierno de transparencia, participación y descentralización, el impulso de un nuevo modelo de ciudad, la defensa de los derechos sociales o el empleo.

Son varios los nombres conocidos y con reconocido prestigio incluidos en la lista, pero ha sido Carmena la que ha cargado con todo el protagonismo del acto. Cuando Rajoy decidió designar dactilarmente a Esperanza Aguirre como candidata a la Alcaldía pareció que la suerte estaba echada, pero la exjueza llega pisando fuerte: los ataques contra Podemos no le hacen mella porque no es parte del partido, y su capacidad de diálogo podría desmontar casi a cualquiera. Ahora sí, arranca la campaña Madrileña.

Más noticias en Política y Sociedad