Público
Público

Caso bankia El Banco de España sugirió a Rato que integrara a Bankia con Santander, BBVA o Caixabank

Pedro González ha defendido la independencia de los inspectores del Banco de España: "Jamás yo he perturbado el trabajo de un inspector ni un jefe me lo ha dicho".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El inspector del Banco de España José Antonio Casaus, que cuestionó en una serie de correos electrónicos la viabilidad de Bankia, en una imagen de archivo. EFE/Emilio Naranjo

Los correos que testigos e investigados están aportando en el juicio por el caso Bankia, en el que se indaga sobre su salida a Bolsa en 2011, están cobrando gran protagonismo

Ahora, el exdirector del departamento de inspección IV del Banco de España Pedro González, que declara como testigo, sostiene que el exinspector José Antonio Casaus nunca le trasladó que le hubiese forzado a añadir a posteriori un párrafo en el informe de seguimiento del grupo BFA para su salida a Bolsa. Además, ha asegurado que jamás ha perturbado el trabajo de un inspector o de un jefe del organismo supervisor.

El exinspector Casaus relató este mismo mes en el juicio que se añadió un párrafo a posteriori en el informe con datos a 31 de marzo de 2011, que aseguraba que la entidad contaba con provisiones suficientes para los próximos dos años, en contra de lo que realmente pensaba, y que lo hizo "por falta de coraje", aunque luego matizó que fue por "dejadez" y que siempre se situó "independiente". 

 González : "Jamás yo he perturbado el trabajo de un inspector"

Este párrafo se añadió después de que González pidiera a Casaus y a su equipo que especificaran si los saneamientos registrados en la integración de las cajas eran suficientes y que desglosaran los ajustes de la integración. Según ha relatado ahora Pedro González, tras leer el borrador de dicho informe percibió que faltaba una conclusión sobre ello y por eso requirió al jefe de equipo de Casaus, Pedro Comín, que se pronunciase al respecto. 

La fiscal Carmen Launa ha preguntado al testigo si debatió con Comín sobre por qué en el borrador faltaba esta conclusión. González lo ha negado y ha defendido la independencia de los inspectores del Banco de España. "Jamás yo he perturbado el trabajo de un inspector ni un jefe me lo ha dicho", ha afirmado.

En cuanto a su opinión sobre la imposibilidad de BFA para generar resultados recurrentes, ha recordado que por eso se hizo el Sistema Institucional de Protección (SIP) en el que se integraron las siete cajas que dieron lugar al grupo y que en un informe posterior se mencionaron "palancas" que se estaban implantando.

En este sentido, ha reconocido que el Banco de España trata de actuar con la máxima prudencia, ya que una decisión suya "puede ser irreversible". "Tomamos medidas duras y probablemente nos llevemos por delante a la entidad y eso destruye valor y puestos de trabajo. A veces igual nos pasamos de prudentes", ha indicado.

Más noticias en Política y Sociedad