Público
Público

Comunidad de Madrid Los maquinistas de Metro desconvocan 'in extremis' una huelga que amenazaba con paralizar Madrid en plena Cumbre del Clima

Los paros del suburbano iban a coincidir con los de los autobuses urbanos de la EMT, que siguen adelante. La empresa ha aceptado desarrollar un estudio de calidad del aire con las ventanillas bajadas para mejorar la salud laboral de los trabajadores y aumentar la plantilla de conductores.

Varios viajeros esperan la llegada del tren en una estación del Metro de Madrid. / EFE

Público | europa press

A última hora y con el evidente alivio del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que ya estaba temblando ante la posibilidad de tener la ciudad de Madrid paralizada en plena celebración de la Cumbre del Clima, la ejecutiva del Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid ha acordado desconvocar los paros parciales que iba a desplegar en diciembre, que coincidían en plena Cumbre del Clima de Madrid y con la huelga que sí sigue adelante de los autobuses urbanos de la EMT

Así lo han detallado fuentes del sindciato tras llegar a un acuerdo con la compañía respecto a parte de sus demandas. La razón fundamental de la desconvocatoria es que la empresa Metro de Madrid ha aceptado acometer, mediante el departamento de Salud Laboral, un estudio de calidad del aire con las ventanillas bajadas, algo exigido por los trabajadores en convocatorias de paros anteriores.

Además, la empresa ha manifestado su voluntad de desplegar una política de contratación que aumente los maquinistas que tiene ahora en plantilla Metro de Madrid y abrir mesas de negociación sobre otras reivindicaciones.

Desde el Sindicato de Maquinistas han valorado la actitud desplegada por la consejera delegada de Metro, Silvia Roldán, que ha emprendido una negociación con el colectivo para resolver el conflicto. En consecuencia, se retira la convocatoria de huelga y mañana no se someterá a valoración de los afiliados en asamblea general.

En un comunicado posterior, han apuntado que la desconvocatoria es un "acto de buena fe y con la mayor predisposición al diálogo" tras comunicar la compañía en el Comité de Salud Laboral, la empresa ha comunicado la realización del estudio de higiene y seguridad en el puesto de trabajo con las ventanillas bajadas, tal y como se reclamaba desde el principio.

"Sin embargo, este hecho no significa que dejemos a un lado el resto de motivaciones que tenían estos paros. A partir de ahora continuaremos dialogando para que Metro de Madrid siga en esta tónica de mejoras ya que aún faltan muchas cosas tales como mayor conciliación familiar, la implicación en que haya menos aglomeraciones y hacinamiento en los trenes, más seguridad, así como más trenes y maquinistas entre otros", afirma el Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid.

"Entiendo que la actitud dialogante y negociadora que estamos mostrando en esta nueva etapa, tanto desde la Consejería de Transportes como desde la nueva dirección de Metro de Madrid, ha sido determinante para que el sindicato haya tomado esta decisión", ha subrayado con evidente alivio el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras y presidente de Metro de Madrid, Angel Garrido, que ya se temía que iba a tener a todo el transporte madrileño en pie de guerra en plena Cumbre del Clima, con el coste de imagen que eso supondría.

Sin embargo, la sección sindical de Solidaridad Obrera en Metro de Madrid sí mantiene la huelga de 24 horas en Metro de Madrid para el próximo 3 de diciembre, coincidiendo con la convocada en la EMT y en plena celebración de la Cumbre del Clima, para denunciar el "deterioro" del transporte público y exigir un incremento de plantilla. Solidaridad Obrera es el único sindicato que mantiene la convocatoria para el día 3 de diciembre. 

Solidaridad Obrera ya ha explicado los motivos de la huelga: primero, exige "la toma de medidas globales" contra el cambio climático ante el "expolio y destrucción" del medio ambiente; por otro lado, reclama a Metro medidas de prevención y salud laboral "efectivas" para los trabajadores de la compañía; finalmente Solidarida también exige el cumplimiento del convenio colectivo.

Paros por líneas de Metro

El colectivo de maquinistas había programado una serie de paros parciales de cuatro horas que arrancaban el 2 de diciembre en las líneas 1, 2 y 5 del suburbano desde las 5.30 a 10.30 horas, y que se repetían el 3 de diciembre en mismo horario pero esta vez en las líneas 7a, 7b, 9a, 9b, línea 12 (Metrosur) y ramal Ópera.

El día 4 de diciembre, había convocado un paro 5.30 a 10.30 horas, los paros para la líneas 4, 8 11 y Metro Ligero (ML1) y el 5 de diciembre iba a ser el turno para la línea 3, 6, 10a y 10b.

El 10 de diciembre los paros de cuatro horas estaban fijados a la tarde, en horario de 17 a 21.45 horas, para las líneas 1, 2 y 5 de Metro. Al día siguiente, el 11, se iban a reanudar en líneas 7a, 7b, 9a, 9b, línea 12 y Ramal.

El día 12 de diciembre se planteaban en las líneas 4, 8, 11 y Metro Ligero (ML1) mientras que el 13 de diciembre iba a ser el último turno para las líneas 3, 6 10a y 10b. Con este acuerdo, los paros quedan desconvocados.