Público
Público

CONVENCIÓN NACIONAL Aznar se suma a las críticas al Papa Francisco: "Yo no voy a pedir perdón, lo diga quien lo diga"

El expresidente del Gobierno protagoniza junto a Pablo Casado la jornada de la Convención Nacional del PP y hace una defensa férrea de la "unidad" española y de sus recetas económicas 

El 'indigenismo', la nueva obsesión anticomunista del PP
Aznar repite las palabras de Díaz Ayuso en su gira por Estados Unidos y relaciona el indigenismo con el comunismo y la debilidad de España en las Relaciones Internacionales.

El plato fuerte de la jornada de hoy en Sevilla, cuarto día de la Convención Nacional del PP lo ha protagonizado, como era de esperar, el expresidente del Gobierno José María Aznar. Junto al líder popular, Pablo Casado, antaño su protegido, ha dejado más de un titular. De este modo, ha defendido su idea de "unidad de España", sus recetas económicas reivindicando su etapa en el Ejecutivo, la necesidad de mejorar el papel de Europa, críticas hacia el "indigenismo" e incluso una crítica velada al Papa Francisco a cuenta de su petición de perdón a México por las actuaciones en el Descubrimiento de América. 

"En esta época en la que se pide perdón por todo, no voy a engrosar las filas de los que piden perdón. Lo diga quien lo diga. Por defender la nación española y su importancia histórica, por defender la historia de España, con sus claros y oscuros, estoy dispuesto a sentirme orgulloso pero no pedir perdón", ha dicho en un momento de su intervención en la que hablaba del legado español. Se suma así a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que se mostró "sorprendida", desde EEEU, por las declaraciones del Papa. 

En este sentido, también ha destacado la crítica hacia el "indigenismo" que a su juicio está surgiendo en América Latina. Unas palabras que ya pronunció hace unos días en el cierre del Campus de FAES y que poco después repitió Ayuso. "El nuevo comunismo de allí se llama indigenismo. Es decir, volver a las sociedades precolombinas. Hay que ver quién lo propone y quién lo dice. El indigenismo solo puede ir contra España, no contra los EEUU, solo contra España. Lo tienen que saber muy españoles si queremos hacer algo al respecto", ha afirmado. 

El expresidente ha ironizado también con los apellidos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. "Si no hubiesen pasado algunas cosas, usted no estaría aquí", ha dicho. 

Apoyo a Pablo Casado: "Vas a ser presidente"

Aznar ha comenzado apoyando sin matices a Casado y recordando que cuando trabajaba junto a él ya pensaba que iba a ser presidente del Gobierno. "Vas a ser presidente y lo vas a hacer bien", le ha dicho. "Solventada esa duda", ha señalado con sorna el expresidente, ha pasado a hablar de economía. "¿Cómo hiciste el milagro económico?", le había preguntado su pupilo. 

El expresidente ha defendido aquí la necesidad de hacer una "ambiciosa agenda reformista" y que se deje claro a la gente que "España necesitará hacer esfuerzos". Al igual que hizo Mariano Rajoy el pasado lunes, se ha referido al sistema de pensiones: "No es sostenible. Y eso hay que saberlo. La reforma que hizo Fátima Báñez fue una buena reforma. Funcionaba y sostenía el sistema de pensiones. El mejor sistema de pensiones es el que se puede pagar", ha afirmado. 

Uno de los puntos álgidos ha llegado al referirse al asunto catalán. Y Aznar se ha mostrado duro, señalando que es el asunto "mas grave" que tiene ahora España. "Si un país duda de su propia existencia, tenemos un problema. España es una nación. No 7, ni 4, ni 3, ni 17, ni 21. Una nación plural, pero una. Ni es un Estado plurinacional, ni un Estado multinivel ni la madre que los parió", ha destacado. 

Sobre el uso de la lengua, ha defendido con firmeza que en las instituciones de Madrid se debe hablar en castellano, "que es el idioma en el que todo el mundo entiende". Y ha cuestionado que los socios del Gobierno actual sean "los que han dado un Golpe de Estado". 

Sobre la reforma energética llevada a cabo por el Gobierno ha dicho que "más tonterías es imposible hacer". Y le ha dicho a Casado que "habrá que poner orden". "Este es un país desordenado, hay que restablecer el orden", ha dicho. 

Más noticias