Público
Público

Coronavirus Malestar en sectores del PP por la dura oposición de Casado al Gobierno: "Estaría mejor callado"

El líder popular está marcando una dura oposición a Pedro Sánchez, una estrategia que contrasta con la de sus presidentes autonómicos Alberto Nuñez Feijóo y Alfonso Fernández Mañueco, y con la de sus más afines, como José Luis Martínez-Almeida

Los barones 'populares' Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) y Juanma Moreno (Andalucía), junto a Teodoro García Egea en la sede del PP. EFE
Los barones 'populares' Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) y Juanma Moreno (Andalucía), junto a Teodoro García Egea en la sede del PP. EFE

marta monforte

Pablo Casado está marcando una dura oposición a Pedro Sánchez con la crisis del coronavirus. Una estrategia que contrasta con la de sus presidentes autonómicos encuadrados en el sector más 'centrista', Alberto Nuñez Feijóo, Juanma Moreno Bonilla y Alfonso Fernández Mañueco, que cierran filas con el presidente del Gobierno y dejan los reproches a un lado, pero también con la la de sus más afines, como el alcalde madrileño José Luis Martínez-Almeida, que, a diferencia de Casado, no ha cuestionado las decisiones del Ejecutivo central y ha apelado a "trabajar unidos, codo con codo".

El líder del PP endureció su tono el pasado lunes, exigiendo la puesta en marcha de un plan de choque que incluía las mismas medidas que los conservadores presentaban en campaña: "Cuando el Gobierno no propone nada a veces tiene que ser la oposición quién lo haga", señalaba. Unas críticas que mantuvo durante toda la semana, llegando a acusar a Sánchez de cometer "graves negligencias" y de actuar "tarde" para impedir la expansión del virus.

Los dirigentes territoriales y diputados consultados por este medio advierten de que la estrategia de su líder no genera, precisamente, consensos entre las filas populares. "No dejan de llegarme whatsApps diciendo que es una vergüenza su intervención, que mejor callado", advierten fuentes del grupo 'popular'. Se critica especialmente que el líder del PP saliera a comparecer apenas cinco minutos después de terminar la intervención en la que Sánchez declaraba el estado de alarma. "Eso no se entendió -asegura un dirigente de larga trayectoria a Público- y menos que viniera con reproches en un momento tan difícil".

Voces del PP, críticas con Casado: "No es el momento de contribuir al y tú más"

"Los que tienen que decir algo son los que gobiernan. En momentos así, la gente reduce el consumo de información a lo que verdaderamente importa", reconoce otra voz del PP. "Y ahora hay muchísimas dudas en el aire, personas que hace una semana estaban tranquilísimas y hoy lo pueden perder todo. No es el momento de contribuir al ‘y tú más".

Incluso desde la dirección nacional se señala a este diario que es "vital" que la ciudadanía les vea unidos, alejados de los encontronazos habituales: "Ahora es cuando debemos demostrar qué clase de partido somos. Tenemos que ser leales e impecables", reconocen. Sin embargo, las citadas fuentes no creen que Casado estuviera desacertado: "Transmitió su apoyo pero también sus dudas en cuanto a la gestión, es compatible".

Ayuso y Álvarez de Toledo apoyan la tesis de Casado

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso -que este lunes ha informado de su positivo por coronavirus- mantiene la misma estrategia que su líder y no se ahorra los reproches al Gobierno. "Resulta insólito que hace tan solo cinco días no se comunicó a nadie que nos encontrábamos ante una alarma y ahora esto", dijo el viernes en una comparecencia conjunta con Almeida. La líder madrileña también cuestionó  la reacción del Gobierno y la "tardanza" en la aplicación de medidas drásticas. Aun así, tras la conferencia de presidentes, Ayuso anunció su apoyo al Gobierno, como el resto de líderes territoriales.

Aun así, la presidenta madrileña ha seguido actuando por libre. En contra del criterio del Gobierno, dijo que las peluquerías se cerrarían en la Comunidad de Madrid. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, le recordó que el Ejecutivo central era "la única autoridad para adoptar decisiones respecto a la eventual suspensión de actividades comerciales" y que por lo tanto la Comunidad no tenía"ninguna competencia legal" para ordenar el cierre de estos establecimientos. Finalmente, tras comentar el caso con el resto de líderes autonómicos, Moncloa zanjó la polémica y decidió que estos establecimientos permanezcan cerrados.

Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del PP en el Congreso, e Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Foto: Europapress

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, criticó que Sánchez no compareciera en la Cámara Baja y sugirió que no lo hacía para no someterse a la sesión de control por parte de los partidos de la oposición: "La democracia no se pone nunca en cuarentena. Es impensable, inasumible e inaceptable. No lo podemos tolerar, no ocurre ni en tiempos de guerra", aseveró el pasado martes.

"En un momento excepcional los diputados debemos ejercer con más motivo nuestra labor de oposición y de control al Gobierno, de impulsar iniciativas, debatir, de exigir la presencia de los máximos responsables políticos aquí, y que quienes gestionan esta crisis den la cara y comparezcan", defendió.

Más noticias de Política y Sociedad