Público
Público

Cosidó chat Cosidó dice que su WhatsApp sobre el CGPJ se ha "malinterpretado" y no dimitirá "mientras mantenga la confianza del grupo"

El portavoz del Partido Popular en el Senado ha pedido disculpas "por el lenguaje expresado" en el chat con otros senadores pero sostiene que "en ningún momento se habla de ningún intento de control del poder judicial". 

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 4

El ex director general de la Policía Ignacio Cosidó comparece en la comisión del Congreso de los Diputados que investiga el supuesto uso político de los medios del Ministerio del Interior en la etapa en la que estaba al frente Jorge Fernández Díaz. EFE/Javier Lizon

Ignacio Cosidó, portavoz del Grupo Popular en el Senado, en un encuentro informal celebrado con periodistas esta mañana ha pedido disculpas "por el lenguaje coloquial de los mensajes" que ha publicado el diario El Español, en los que Cosidó tacha de "jugada estupenda" el reparto que PP y PSOE pactaron en la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

"Es un mensaje que se envía a un chat interno, pido disculpas porque el lenguaje no es el mismo que yo puedo emplear ante ustedes" —ha justificado el conservador—. Y ha proseguido: "Me gustaría aclarar, porque entiendo que se pueda llevar a cabo una interpretación errónea, que en ningún momento se habla de ningún intento de control del poder judicial, lo que se quiere decir es que la elección del presidente ayudará a que las decisiones sean lo más unánimes posibles".

El portavoz del PP ha querido dejar claro que "no quería decir que permite el control porque entre otras cosas no es cierto" y ha admitido que hay que tener cuidado, incluso en un chat privado, "para no dar pie a malas interpretaciones".

Según Cosido, el mensaje pone en valor que el presidente del CGPJ es una persona con "autoridad moral". Se trataría del juez Manuel Marchena, quien, casualmente, fue uno de los cinco integrantes de la Sala de Admisión del Alto Tribunal que debía decidir si investigar o no las irregularidades en el máster por la Universidad Rey Juan Carlos de Pablo Casado, presidente del PP, y que decidió por unanimidad a finales de septiembre archivar el caso, pese a apreciar indicios de "trato de favor". Para el portavoz del PP en el Senado, Marchena "ayudará a garantizar la independencia de ese tribunal".

Cosidó ha indicado que no ha recibido ninguna presión para dimitir de su cargo por el momento ni ve motivos para ello: "Mientras mantenga la confianza del grupo y del presidente, no veo ninguna causa", ha afirmado tajante.

La 'Operación Kitchen' y su relación con Villarejo

Cosidó se ha reafirmado en que "no es el acuerdo ideal, pero es el acuerdo posible y necesario" y ha explicado que no envió el mensaje al grupo para convencer a los suyos ni ha recibido malestar del grupo popular sobre el acuerdo con el Gobierno. "Será el acuerdo el menos malo de los acuerdos posibles" ha dicho parafraseando a Churchill. 

El dirigente del PP se ha desmarcado, a su vez, de la 'Operación Kitchen', puesta en marcha el Ministerio del Interior cuando él todavía era director general de la Policía.  Según ha informado este lunes el diario El Mundo, que ha tenido acceso a parte de esos documentos hasta ahora inéditos, entre la documentación requisada se encontraron desde una carta manuscrita del ex secretario de Organización del PP gallego, Pablo Crespo, en la que se remitía información que demostraba la contabilidad oculta del partido en la comunidad autónoma; a los papeles intervenidos en los que había tratado de borrar su nombre para no dejar constancia de su conocimiento sobre dichas operaciones.

Cosidó, al ser preguntado por su responsabilidad como director general, ha dicho que no tiene "en la cabeza todos los papeles publicados" pero que no participó en esta investigación, "de ninguna de las maneras". "Ni coordiné, ni dirigí ni supe de ninguna operación de la Policía judicial", ha señalado a la prensa.

El conservador también ha tenido unas palabras hacia el excomisario Villarejo, actualmente en prisión, y ha sostenido que hay "una una cierta campaña sobre la base de utilizar informaciones que no son ciertas para tratar de implicarme en determinados asuntos sobre Villarejo".  Y ha finalizado su alegato con: "La relación más íntima que he tenido con Villarejo es la querella que me interpuso".

Reacciones a la noticia desde la política

Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, ha cargado contra la fiabilidad de nuestro poder judicial: "Luego nos extrañamos de que el poder judicial sea reaccionario y parcial"

Gabriel Rufián, diputado por Esquerra Republicana, ha comentado vía Twitter: "Y cuando luego les dices que en la toga solo les falta el logo del partido y del banco que les patrocina te llaman rojazo antipatriota". 

Ione Belarra, portavoz adjunta en el Congreso por Podemos, ha escrito: "A pesar de todo lo que ya sabemos del PP, tiene pinta de que aún tienen mucho más debajo de la alfombra".

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, alude a la pinza PP-PSOE: "Presumiendo con descaro de su mangoneo y de la pinza Sánchez-Casado contra una Justicia independiente".


Más noticias en Política y Sociedad