Público
Público

Cospedal regresa a la comisión 'Kitchen' sin que la Audiencia Nacional se haya pronunciado sobre su imputación

Sigue pendiente de respuesta el recurso de la Fiscalía Anticorrupción contra el auto del juez García-Castellón que cerró la instrucción de la causa 'Kitchen' sin procesar a la exministra de Defensa.

María Dolores de Cospedal, en un acto en Toledo, el pasado 3 de noviembre.
María Dolores de Cospedal, en un acto en Toledo, el pasado 3 de noviembre. Isabel Infantes / Europa Press

María Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP, regresa este jueves a la comisión de investigación sobre la operación 'Kitchen' después de que su anterior comparecencia, el 2 de junio, fuera suspendida al conocerse la noticia de su imputación en la causa que se investigaba entonces en el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional.

Pero la imputación de Cospedal y la de su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, duró poco. La investigación sobre la operación parapolicial de espionaje a Luis Bárcenas y a su entorno para arrebatarle documentación sensible para el PP y sus dirigentes empleando fondos públicos fue cerrada el 29 de julio de este año, quedando finalmente fuera del procesamiento la exministra de Defensa (2016-2018) y ex secretaria general del PP (2008-2018). 

María Dolores de Cospedal se libra así de rendir cuentas a la Justicia por una operación en la que ella se jugó mucho. Tal y como ha publicado este diario, el caso 'Kitchen' afectaba de lleno al futuro procesal de Cospedal, pues el exterorero Bárcenas poseía información sobre una donación finalista efectuada por Sacyr cuando Cospedal presidía el PP de Castilla-La Mancha, en 2007.

La documentación que poseía Bárcenas a mediados de 2013, cuando arrancó la operación 'Kitchen', le interesaba mucho a Cospedal de cara a evitar un futuro procesamiento por aquella donación. De hecho, el juez García-Castellón en su auto del 29 de julio se refiere a esa operación como "una misión encaminada a la obtención de documentación que pudiera estar en poder de Bárcenas con el fin de distraerla o sustraerla a la investigación judicial que se llevaba a cabo en el marco de la pieza separada de las diligencias previas 275/08 [Caso Gürtel] denominada pieza de los 'papeles de Bárcenas'".

Indicios de criminalidad

Sin embargo, el magistrado obvia la documentación que personalmente pudiera afectar a Cospedal y archiva su imputación en la causa mediante una endeble interpretación: considera el juez que la operación 'Kitchen' se redujo al "asalto no consentido a un local" para sustraer unas "cajas" de documentos que Bárcenas había llevado allí desde la sede del PP, donde las tenía antes de ser despedido del partido. Argumenta García-Castellón que "no tiene sentido" que Cospedal lo idease u ordenase porque tuvo esas cajas a su disposición desde que despidió al extesorero, el 31 de enero de 2013, hasta que ella misma le conminó a llevárselas, en marzo de ese año.

La Fiscalía Anticorrupción no está de acuerdo con esa interpretación. Presentó un recurso de apelación ante la Sala Segunda de la Audiencia Nacional el pasado 6 de septiembre, que aún no ha sido resuelto, pidiendo que Cospedal sea de nuevo imputada debido a los "suficientes indicios de criminalidad de su participación en los hechos". Lo mismo se afirma de Ignacio López del Hierro, amigo personal del comisario Villarejo. La Fiscalía exige que la causa sea reabierta para terminar la investigación. 

Los fiscales están convencidos de que Cospedal y su esposo están detrás de la captación del chófer-confidente Sergio Ríos para controlar a Bárcenas y a su familia y hacerse con la documentación que el extesorero escondía. La actuación en este sentido del comisario Andrés Gómez Gordo, hombre de confianza de Cospedal y su jefe de seguridad en el Gobierno de Castilla-La Mancha, es para Anticorrupción una pieza clave. Imputado en la causa, este comisario ha reconocido haber pagado con fondos reservados a Sergio Ríos.

Una cita delicada

Así pues, sin haberse resuelto aún el recurso de Anticorrupción, María Dolores de Cospedal comparece en el Congreso de los Diputados, ante la comisión que investiga la operación 'Kitchen', con una importante novedad respecto a su anterior y suspendida comparecencia. El audio que desveló Público y que prueba su encuentro con el comisario Villarejo mes y medio antes de que este fuera detenido.  Aquel pudo ser el último encuentro entre ambos antes que el policía fuera a parar a la cárcel.

La reunión entre María Dolores de Cospedal y el comisario José Manuel Villarejo el 12 de septiembre de 2017 en el Ministerio de Defensa tuvo para el veterano policía varios objetivos. Villarejo sabía ya que el riesgo de detención para él era muy alto. En primer lugar, pidió ayuda a su amiga, por entonces, ministra de Defensa. Quería que el ministro de Economía, Luis de Guindos, frenase la investigación que estaba realizando el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) en sus cuentas bancarias. El comisario contó a Cospedal que a través del entonces comisario general de Policía Judicial, Eloy Quirós, se enteró de que el Sepblac había recibido instrucciones de la Fiscalía Anticorrupción para investigarle y que "lo sabe el director general del Sepblac y lo sabe el ministro", consta en la grabación a la que ha tenido acceso PúblicoCospedal se comprometió a interceder ante la Fiscalía y ante De Guindos, según se escucha en la citada conversación, grabada por Villarejo.

En segundo lugar, Villarejo quería recordarle a Cospedal que poseía pruebas contra ella, en concreto sobre la presunta donación finalista de Sacyr en 2007 a cambio de una contrata de limpiezas en Toledo, siendo ella presidenta de los populares en Castilla-La Mancha. La donación, de un millón de euros, se enmarcó en la campaña electoral de aquel año. Cospedal se presentó por primera vez a la presidencia castellano manchega, que no logró. En el momento en el que hablaba con Villarejo, en septiembre de 2017, la política del PP tenía abierto un procedimiento por esa donación en la Audiencia Nacional, que fue luego derivado a un juzgado de Toledo, y no se archivó definitivamente hasta 2019.

Como ya explicó Publico, Cospedal se salvó de la imputación y procesamiento en la Audiencia Nacional y en el juzgado de Toledo porque del millón de euros pagado presuntamente por Sacyr, Bárcenas solo aportó al juez un recibo original, uno de 200.000 euros que no estaba firmado por Cospedal, sino por otra persona vinculada a su campaña. Villarejo había apuntado en sus agendas y notas la existencia de más recibos: "5 recibos de Cospe", presumiblemente firmados por su mano y justificativos de los dos pagos que completaban el millón de la mordida (uno de 200.000 euros y otro de 600.000 euros). Y se encargó de recordárselo a Cospedal, como se escucha en la grabación. 

Es probable que los portavoces parlamentarios le pregunten a María Dolores de Cospedal por ese encuentro con Villarejo, de la misma forma que le preguntaron a este cuando acudió por segunda vez a la comisión 'Kitchen', el 20 de octubre pasado. Villarejo reconoció el encuentro y, como un aviso a navegantes, se ofreció a un careo con la exsecretaria general del PP. 

El juez García-Castellón dejó fuera de la instrucción de la causa 'Kitchen' la conversación grabada en 2009 que prueba el inicio de la relación entre Cospedal y Villarejo y el encargo que este recibió para "trabajos puntuales" de la dirigente 'popular' y de su marido. La conversación difundida en 2018 provocó que Cospedal se retirara de la política. El juez considera que este audio no está relacionado con 'Kitchen' por ser anterior a la citada operación. 

Más noticias