Público
Público

Las cloacas de Interior El juez imputa a Cospedal y a su marido en la causa por la trama 'Kitchen'

Se les investiga por delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias. Tendrán que declarar el próximo 29 y 30 de junio ante el magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón.

María Dolores de Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro. EFE
María Dolores de Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro, en una imagen de archivo. EFE.

El juez que investiga el caso Kitchen, sobre el supuesto espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas, ha citado como imputados a la exministra y ex secretaria general del partido María Dolores de Cospedal y a su marido, Ignacio López del Hierro. El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón investiga a ambos presuntos delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias.

En concreto, están citados a declarar ante la Justicia el próximo 29 de junio a la exministra y el 30 a su marido. El juez cita por los mismos delitos al ex jefe de Gabinete de Cospedal, José Luis Ortiz, que comparecerá también el día 30. El magistrado también llama de nuevo a declarar el 1 de julio a otros dos imputados: el ex número dos de Interior Francisco Martínez y el comisario jubilado José Villarejo.

El juez ha tomado esta decisión tras recibir un informe policial de Asuntos Internos que "da cuenta de parte del contenido de las agendas personales" que le fueron intervenidas a Villarejo en octubre de 2020, tres años después de su detención en la operación Tándem en 2017.

Estos días se celebra en el Congreso de los Diputados la Comisión de Investigación de caso Kitchen, a la que precisamente este miércoles están llamados a declarar tanto Cospedal como López del Hierro. El marido de la ex secretaria general del PP se ha cerrado en banda a las preguntas de los diputados y tras leer un escrito, se ha negado a colaborar con la Cámara Baja. Esta misma tarde está citada Cospedal y todo indica que la actitud de la exministra de Defensa será la de obstaculizar las tareas de la comisión de investigación.

Una imputación tras conocerse aspectos clave de la trama

En relación con la citación como investigados de Cospedal y López del Hierro ante el juez, solicitada por la Fiscalía en septiembre de 2020, el magistrado explica que procede acordarla en este momento, una vez que se han realizado las declaraciones necesarias (una veintena de investigados y testigos) y estudiado la documentación, fundamentalmente las citadas agendas.

Relata que la investigación abierta ha permitido conocer aspectos clave de la trama, como la captación de Sergio Ríos, el que fuera chófer de la familia Bárcenas, los pagos efectuados a este a cambio de colaboración, el círculo de policías implicados, así como la implicación del ex secretario de Estado de Seguridad y del exministro del Interior en esas fechas, Jorge Fernández Díaz.

El auto añade que los policías involucrados habrían tenido pleno conocimiento de la Operación 'Kitchen'

Los agentes involucrados, según el magistrado, desarrollaron labores operativas para obtener del chófer "información que les permitiera sustraer de algún lugar cerrado (en algún momento se refieren a este espacio como "zulo") documentación comprometedora para el PP y para altos cargos del mismo en posesión" de Bárcenas y de su esposa.

El auto añade que los policías habrían tenido pleno conocimiento de la puesta en marcha de la llamada Operación Kitchen y de su carácter ilícito "al tener como objetivo la sustracción de pruebas de un procedimiento judicial, y el empleo durante su desarrollo de fondos reservados del Ministerio del Interior, que serían de ese modo desviados de los estrictos fines legalmente previstos para su autorización y uso".

Las grabaciones de Villarejo

La resolución recoge las grabaciones del excomisario José Villarejo relacionadas con esa operación, un oficio policial que analiza las agendas incautadas al excomisario, así como determinados pasajes de la declaración prestada por Bárcenas como perjudicado. El juez explica que las agendas de Villarejo permiten ubicar temporalmente el nacimiento de Kitchen en el 11 de julio de 2013 con una anotación junto a las siglas CHISO, en la que se lee: "Charla 45 minutos. Plan contra LB. Interv.Comunicaciones, registros y citación de mujer e hijo".

Es en este momento cuando, indica el auto, "se detecta una cadena de anotaciones que permiten inferir la participación de la Sra. Cospedal y el sr. López Hierro en la captación de Sergio Ríos". El magistrado concluye que "resultaría conveniente" escuchar a Cospedal y a su marido declarar "sobre su participación en la captación de Sergio Ríos (...) pues su intervención, a través de Andrés Gómez Gordo, un policía imputado en la causa y que fue asesor de la exministra en Castilla-La Mancha, al parecer pudo ser decisiva para que éste se decidiera a participar".

En el contexto de los hechos investigados, continúa el juez, también resulta llamativa la aparición del ex jefe de Gabinete de Cospedal en las agendas de Villarejo. "Esta dación de cuenta del comisario investigado al que fuera Jefe de Gabinete de la presidenta de una Comunidad Autónoma carece de toda lógica y sería conveniente que se recabara declaración al Sr. Ortiz sobre su participación en la trama".

El instructor también considera necesario volver a interrogar al exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez para corroborar los pasajes de las agendas de Villarejo en los que llama la atención, según el juez, la fluida relación que ambos mantenían, aun antes de que Martínez fuera nombrado secretario de Estado. De la lectura de los mensajes analizados, el juez señala la importancia que el asunto tuvo para Martínez, "quien asume de forma directa la obtención de información de forma diaria, resultando especialmente sorprendente que el secretario de Estado se involucre hasta ese nivel en un asunto de esta naturaleza".

Otras comparecencias en la comisión del Congreso

Por su parte, el comisario jubilado José Manuel Villarejo no guardó silencio y en su comparecencia del pasado jueves involucró al expresidente del Gobierno Mariajo Rajoy en la operación Kitchen, pero evitó implicar a Cospedal y a su marido. Negó que la exministra de Defensa le contratara para el borrado de los discos duros de Bárcenas ni para algún otro encargo. Por otro lado, no reconoció que López Hierro fue la persona que le presentó al comisario Gómez Gordo, quien, a su vez, le presentó al chófer Sergio Ríos.

Anteriormente, este martes le tocó el turno al ex director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, que dejó en tela de juicio la declaración de otros comparecientes, como el comisario Enrique García Castaño, que confesó haber grabado al ministro Jorge Fernández Díaz en su despacho. Cosidó fue tajante: "No tuve conocimiento de que se grabara al ministro en su despacho", señaló, de la misma manera que el exministro, que tampoco la tenía según declaró en la comisión celebrada en 2017.

Por otro lado, el que fuera secretario de Estado de Seguridad entre enero de 2013 y noviembre de 2016, Francisco Martínez, también imputado en la causa sobre el espionaje ilegal al extesorero del PP, negó su participación en dicha operación y confirmó su "decepción" con Fernández Díaz.

Más noticias