Público
Público

Exclusiva de Público

cloacas de interior

Cospedal recibió a Villarejo mes y medio antes de ser detenido y se comprometió a interceder con De Guindos y la Fiscalía

A escasas horas de que el comisario jubilado se siente en el banquillo, una grabación inédita le sitúa un mes y medio antes de ser detenido, en noviembre de 2017, en el despacho de la entonces ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, presionándola para que el Servicio de Prevención de Blanqueo dejara en paz sus cuentas bancarias. La ministra prometió ayudarle.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal / EUROPA PRESS
 María Dolores de Cospedal,en una imagen de archivo.- EUROPA PRESS.

Es 12 de septiembre de 2017 y el comisario José Manuel Villarejo anda muy nervioso. Ha pasado de la euforia de sentirse impune a que ciertos amigos y sobre todo cómplices pongan pies en polvorosa. Le han llegado campanas de que se le investiga por blanqueo; un delito que no prescribe fácilmente y que se castiga con altas penas de prisión por cada trasvase dinerario. 

El temor es cada vez más intenso y la certeza llega cuando jefes de seguridad de bancos le revelan, violando presuntamente la orden de mantener el secreto, que por vía oficial se les está solicitando información sobre sus cuentas por sospechas de blanqueo. Tras ello, el comisario Villarejo gestiona una reunión con su amiga María Dolores de Cospedal, entonces secretaria general del Partido Popular (2008-2018) y ministra de Defensa (2016-2018). El encuentro se gestiona a través del jefe de gabinete de la ministra, José Luis Ortiz, quien le convoca el 12 de septiembre de 2017 a las 17.20 horas en el propio ministerio. A las puertas de que Villarejo se siente en el banquillo por tres de las piezas de la causa Tándem (Pintor, Land y Iron)Público ha tenido acceso a un audio grabado por el comisario de una hora de duración que recoge la reunión en su integridad. 

El comisario iba acertado en sus temores: tan solo mes y medio después, el 3 de noviembre de 2017, sería detenido en razón de una querella de la Fiscalía Anticorrupción por una trama relacionada con "un grupo de individuos nacionales de Guinea Ecuatorial" que "comenzó a invertir en España fondos que tenían su origen último en negocios ilícitos del sector del petróleo, (....) desviando los fondos ilícitamente obtenidos a empresas radicadas en paraísos fiscales (...) utilizando otras empresas pantalla y testaferros ...". Villarejo prestaba apoyo a los ciudadanos guineanos de la trama. Se trata del "Proyecto King", el primer encargo investigado por la Fiscalía y el que abre un macrocaso, el caso Villarejo, que ya va por una treintena de piezas judicializadas de los casi dos centenares de encargos de Villarejos que Público tiene bajo sospecha o confirmados. Dicho proyecto se ejecuta en el año 2012 e implica importantes trasvases monetarios desde sociedades pantallas creadas por los implicados en la trama guineana hasta las cuentas panameñas de Villarejo.  

En la reunión con su "tronca Cospe", el comisario alterna súplicas con amenazas veladas y no tan veladas, del tipo si caigo, yo caes tú, refrescando la memoria de la ministra acerca de todo lo que tiene sobre ella. Lo hace utilizando una cadencia similar, pero más agresiva, a la que había empleado en febrero de 2017 con ella y con su marido, el empresario Ignacio López del Hierro. Entonces el objetivo era que nombrasen Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional a su amigo y socio el comisario José Luis Olivera tras los avances de Hacienda con la investigación sobre el saqueo y el blanqueo en Guinea y después de que Público desvelase su cuantioso patrimonio y parte de su estructura off shore. Pero, en esta ocasión, el disparo es a puerta y a los penaltis. Villarejo está en situación límite. 

El policía comienza por exponerle a Cospedal su comprometida situación y, entre súplicas y amenazas, la conmina a que le quite de encima a los que considera que le investigan y a que convenza a sus colegas de Gobierno de que dichas transferencias desde y hacia sus cuentas panameñas en 2012 tenían que ver con trabajos por España, que es lo que se desprende de su mención a Javier de la Rosa y con relación a dicho año (le contrató para jugar el papel de confidente/denunciante en los tejemanejes judiciales contra políticos catalanes independentistas tras las elecciones autonómicas catalanas de 2012, en las que Artur Mas se alza con el triunfo). 

El siguiente extracto de la conversación entre María Dolores de Cospedal y el comisario Villarejo fija el inicio de su conversación aquel 12 de septiembre de 2017. El policía ya jubilado comenzó mencionando al exjuez Baltasar Garzón.

-Villarejo: ¿Qué me dice este Balta [Baltasar Garzón, pareja de Dolores Delgado, entonces fiscal en la Audiencia Nacional]? "La Fiscalía Anticorrupción está investigando el tema a tope. Lo ha encargado al Sepblac y tal que te mire...".
-Dolores de Cospedal: Pero que te mire el qué.

-V.: El tema... ¿te acuerdas?... De una cuenta de una sociedad en Panamá, ¿te acuerdas?
-D.C.: Sí.
-V.: De un movimiento en 2012 cuando yo tuve necesidad del amigo Javier de la Rosa de darle... yo hice ese movimiento...
-D.C.: Sí.
-V.: Que es cuando en julio tú me dijiste: "He hablado ya con el jefe de este chico [del fiscal José Grinda], con mi tocayo José Manuel [Jose Manuel Maza, fiscal general] y él [Maza] tranquilo, y tal, ¿no? Pero por las razones que sean, o no le informan, o no le han dicho y el tema ha seguido. Pero lo que me sorprende es que tanto Balta como este comisario [lo identifica como un comisario de izquierdas] sepan de la historia de la Fiscalía Anticorrupción, que hay una investigación del Sepblac contra mí.

Amenaza con la mordida de los 'Papeles de Bárcenas'

Tras las súplicas vienen las amenazas y son a puerta. Villarejo da donde asusta y escuece. Era septiembre de 2017 y Cospedal tenía abierto un procedimiento instruido entre 2013 y 2015 en la Audiencia Nacional, que fue luego derivado a un juzgado de Toledo. Se trataba, nada más y nada menos, que de la pieza separada de los Papeles de Bárcenas del caso Gürtel, que en 2015 se archivó para todos menos para ella. El extesorero del PP Luis Bárcenas solo la traicionó a ella y fue ella la única contra la que aportó pruebas. Se trataba de un dinero que la empresa Sacyr (presidida entonces por Luis del Rivero) entregó presuntamente en 2007 a la campaña de Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha a cambio de una contrata de limpiezas en Toledo para SUFI, S.A., filial de Sacyr. Una donación finalista (dinero a cambio de obra concreta), el único tipo con recorrido penal.  

Como ya explicó Publico, Cospedal se salvó de la imputación y procesamiento en la Audiencia Nacional y en Toledo porque del millón de euros pagado por Sacyr, Bárcenas solo aportó un recibo original, uno de 200.000 euros pero que no estaba firmado por la mano de Cospedal, sino por otra persona vinculada a su campaña. El día que Bárcenas había prometido entregar más información en el juzgado, no lo hizo. En paralelo, Villarejo apuntaba en sus agendas y notas la existencia de más recibos: "5 recibos de Cospe" presumiblemente firmados por su mano y justificativos de los dos pagos que completaban el millón de la mordida (uno de 200.000 euros y otro de 600.000 euros). 

En marzo de 2015, la Audiencia Nacional envió su caso a los juzgados de Toledo para que siguiera investigando una vez archivada la pieza de los Papeles. En junio de 2017 se dictó sentencia archivando el asunto, pero en septiembre de 2017, cuando Villarejo visita a Cospedal, se tramita un recurso contra dicho archivo que no se resolvería (a su favor) hasta 2019. Por tanto, Cospedal estaba en aquel momento en zona de peligro y Villarejo se emplea a fondo en su visita al Ministerio de Defensa aquel septiembre de 2017  para refrescarle la memoria y hacerle ver que tiene copia de aquellos recibos no entregados o que sabe bien qué ocurrió con ellos.

Villarejo vuelve a recordar que había más recibos (de 200.000 y de 600.000 euros) hasta completar un millón.  

 ​-Villarejo: Una de las cosas que el otro día el capullo este del comisario me enseñó, y creo que a ti también, es una nota que yo... ¿Te acuerdas aquellas notas del 2013 o 2014 que el mierda del Bárcenas le había dado a Adrián de la Joya, te acuerdas de aquello?
-Dolores de Cospedal: Sí...Sí.
-V.: Una nota que él presentó, creo que es letra del Bárcenas, pues esa nota yo creo recordar que en su día cuando nos hicimos con aquello, yo hice una nota [es una nota de Villarejo que está en el sumario y que relata todo lo acontecido con las mordida y datos de fechas y cuantías de recibos], no sé si llegue a hacer una nota interna, bueno, que es una gilipollez, pero te quiero decir, eso estaba en la DAO [Dirección Adjunta Operativa de la Policía].
-D. C.: En la DAO.
-V.: Qué coño hace esa nota, que yo creo recordar que prácticamente, de verdad, no hice ni copia...
-D. C.: Qué dice la letra, a ver.
-V.: La letra, bueno la letra habla de... No me he traído las gafas y no veo un huevo. [Ella le deja sus gafas de lectura y el comisario se pone a leer]. Dice: "Interlocutor de Sacyr, Manuel Manrique...".
-D. C.: ¡Ah, esas notas que hacías!
-V.: Sí, las notas aquellas y tal, 200.000, aquello que hizo el recibo por lo que imputaron a tal...
-D. C.: No, que está desimputado y que yo tengo una demanda ganada... contra este tío.
-V.: [Villarejo sigue leyendo] Año tal, Cospedal 600.000.
-D. C.: 600.000...
-V.: 600.000 pone aquí y no sé qué y, luego pone, según datos de la Agencia Tributaria, Trillo facturó no se qué también...

Y a continuación, Villarejo le da todo tipo de detalles para que tenga claro que tiene copia de los recibos o que sabe bien qué paso con ellos y por qué no llegaron al juzgado, gracias a lo cual Cospedal salió indemne.

​-Villarejo: Te acuerdas, aquello, te acordarás, es que un día, a mí me lo dijo Adrián [el empresario Adrián de la Joya], este idiota de... que coincidió con él esquiando... Bárcenas.
-Dolores de Cospedal: Bárcenas.
-V.: Le dio unos papeles y le dijo: "Si me pasa algo toma estos papeles o ve al juzgado y declaras que yo te los di". ¿Te acuerdas de aquello?
-D. C.: Sí, sí.
-V.: Y Adrián me llamó, me dijo: "Toma, que yo no quiero saber nada".
-D. C.: [Risas]¿Y esto ahora lo tiene este tío...?

Tras ello Villarejo amenaza veladamente con llevarlo a la prensa. Algo que podía hacerle mucho daño a la ministra, quien por entonces tenía aspiraciones a lo más alto. Como cualquier lector puede verificar, durante los años que se instruyó el caso de la donación de SUFI S.A. a su campaña, la mayoría de los medios que cubrieron el caso publicaron que la cuantía pagada por Sacyr - SUFI a la campaña de Cospedal fue de 200.000 euros en total, aportando como prueba una imagen del recibo que Bárcenas entregó al juzgado y que estaba firmado por otra persona. Son dos detalles clave que salvaron a Cospedal de la imputación en la Audiencia Nacional y en Toledo, posiblemente gracias a que entonces contó con la ayuda de Villarejo: varios de los firmantes de las exclusivas periodísticas de la cuantía de 200.000 euros como total de la mordida eran del círculo de amistades de Villarejo. 

Pero ahora es diferente y Villarejo amenaza con desvelar la existencia de más cuantía pagada y, por tanto, de más recibos y a lo mejor firmados de su mano en un momento en que el archivo de su caso no era firme.  

-Villarejo: Si este papel estaba en la DAO [Dirección Adjunta Operativa de la Policía Nacional]; qué coño hace el idiota de Tino Villabona [comisario Florentino Villabona, que sustituyó a Eugenio Pino en la DAO] dándole...
-Dolores de Cospedal: Pero aparte que esto, que habrá ido a un juez, está juzgado, eh?
[No era del todo cierto, quedaba el recurso].
-V.: Si esto es para uso folclórico, entiendes, todo esto es el popurrí que pretenden, y luego a nivel de prensa... 
-D. C.: Pero a nivel de prensa ya no cuela, algo parecido sacaron... [Cospedal, rápida, sabiendo que Villarejo graba, intenta zanjar con el recibo de 200.000 firmado por otro y vendido como cuantía total].

Y un poco más adelante llega la sorpresa. Cospedal, quizás por la tensión interna, viene a admitir indirectamente al comisario que hubo mordida de Sacyr (mordida en 2007 a cambio de la contrata de basuras de Toledo) pero, eso sí, atribuyendo toda la iniciativa y ejecución del trueque a Sacyr y a Luis Bárcenas. 

Villarejo: Yo esto, obviamente, creo que era este papel, yo no me acuerdo, de verdad, eran cuatro o cinco notas, y yo cogí al DAO de entonces y se las di. Pino, que tampoco tiene muchas luces...
Dolores de Cospedal: Este le pasó una cosa
[por Luis Bárcenas]. Le debió dar dinero Sacyr; le debió, no, le dio dinero Sacyr. Y entonces hizo un apunte de no sé cuánta pasta en el libro ese que hacíais. Un apunte. Y cuando empezó el lío y cuando me echó a mí la culpa de todo, dijo "no, es que ese apunte de Sacyr que estaba"..., pongamos, en diciembre de 2007, pues dijo que ese dinero no se había ingresado en diciembre de 2007, se había ingresado en mayo o en junio del año 2007, en dos partes, y que ese dinero había ido a mí y que había pagado yo la hipoteca de mi casa. 

Cospedal: "Voy a hablar con Guindos y con la Fiscalía"

La reunión entre María Dolores de Cospedal y el comisario José Manuel Villarejo aquel día de septiembre de 2017 en el Ministerio de Defensa arrancó con la queja del viejo policía a su amiga sobre el presunto conocimiento por parte del ministro de Economía, Luis de Guindos, sobre la investigación que el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac), englobado en la cartera de Economía, estaba llevando a cabo en las cuentas de Villarejo, según el relato que él mismo ofreció a Cospedal. El comisario contó que a través del entonces comisario general de Policía Judicial, Eloy Quirós, se enteró de que el Sepblac había recibido instrucciones de la Fiscalía Anticorrupción para investigarle y que "lo sabe el director general del Sepblac y lo sabe el ministro", consta en la grabación a la que ha tenido acceso Público

Villarejo se lamentó: "No me puedo creer que Guindos lo sepa". Y expone que le han cerrado ya dos o tres cuentas, una de ellas con dos millones de euros, y le han paralizado transferencias "porque los del Sepblac están yendo cliente por cliente, banco por banco, para ver mis contratos, a ver qué encuentran".

La ministra aseguró que tampoco podía creer que De Guindos conociera esa investigación: "No, no me lo creo, pero, claro, yo voy a hablarlo", se comprometió. En otro momento de la grabación se oye a Cospedal insistir en su promesa de tratar el tema con Luis de Guindos y con la Fiscalía.
Ante la incredulidad que manifestaba Cospedal sobre la supuesta implicación del ministro de Economía, Villarejo contraatacó: "Pero María Dolores, De Guindos ha traído al director general del Sepblac [Juan Manuel Vega], es un hombre de su confianza, hasta tal extremo que le puso escolta y coche oficial, cosa que no tenía. Los policías le informan a este, que depende de Guindos".

Por último, el comisario le pidió a Cospedal: "Me gustaría que si es cierto que la Fiscalía Anticorrupción, que no lo puede hacer, le ha ordenado al Sepblac el tema, quiero tener un escrito para ver de qué se me acusa para poder poder defenderme", dice el propio Villarejo en la conversación grabada un mes y medio antes de que fuera detenido.

Las agendas de Villarejo corroboran que este fue avisado de que le investigaban sus cuentas y por blanqueo. Por tanto, el riesgo de su detención era muy alto ya cuando se reunió con Cospedal. Sobre la identidad de los filtradores, el comisario deja constancia en otro apunte, en este caso de 11 de octubre de 2017, de. que uno de ellos es Julio Corrochano, jefe de seguridad entonces del BBVA y también investigado en la causa Tándem o caso Villarejo.

Villarejo avisado antes de su detención
En sus agendas, Villarejo deja constancia que sabía que le investigaban oficialmente por blanqueo semanas antes de ser detenido y registrado. Elaboración propia con agendas de Villarejo

Más noticias