Público
Público

CRISIS EN EL PP VASCO Borja Sémper, el dirigente vasco que se enfrentó a Álvarez de Toledo, abandona el PP

El presidente de la formación conservadora en Gipuzkoa anuncia este martes su retirada de la política. Durante los últimos meses marcó distancia de la deriva del partido hacia posiciones próximas a Vox.

Borja Sémper, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Hora de decir “agur”. Borja Sémper, uno de los dirigentes del PP vasco que mostró públicamente sus discrepancias con el giro de la formación hacia posiciones próximas a Vox, anunciará este martes que abandona definitivamente la política. Su adiós se notará especialmente en el Parlamento Vasco, donde oficiaba de portavoz, aunque también tendrá incidencia en la vida interna del PP guipuzcoano, su plaza fuerte.

“Mientras algunas caminaban sobre mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida defendiendo la Constitución”, lanzó Sémper a la portavoz de los populares en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, hace exactamente cuatro meses. Respondía así a las duras críticas formuladas por la diputada desde Madrid, cuando acusó a los dirigentes del PP vasco de tener “tibieza” ante el nacionalismo.

Antes de aquella frase habían pasado muchas cosas. Sorayista convencido, Sémper llevaba ya varios meses mostrando sus discrepancias con el giro del partido hacia posiciones más extremas tras la irrupción de Vox.

“Me preocuparía que el PP se fuera a la derecha y olvidara el centro. Para ser un partido de centroderecha hay que ser de derechas, pero también de centro”, decía en una entrevista publicada en El Diario Vasco (Vocento) a finales de julio de 2018, cuando Casado ya había asumido las riendas de la formación.

Fuera de la campaña

En la última campaña electoral prefirió mantenerse a un lado, sin aparecer en los actos de bajo impacto realizados por el candidato impuesto por Casado en Gipuzkoa, Iñigo Arcauz. La situación no dejaba de ser paradójica: Sémper, presidente del PP guipuzcoano, prefirió no hacer campaña para su partido en su propio territorio. El motivo: su absoluto distanciamiento de Arcauz, fiel a la línea más conservadora.

El agur llegará este martes a las 12.00 en la sede del PP de Gipuzkoa. La convocatoria enviada a los medios por su partido solo anuncia que el reconocido dirigente “ofrecerá una rueda de prensa”. Será el adiós.

Más noticias de Política y Sociedad