Público
Público

Cumbre Europea Sánchez busca colocar a Timmermans al frente de la Comisión Europea

El presidente del Gobierno busca crear una alianza con los liberales, liderados por Macron, para apoyar al holandés Frans Timmermans, cabeza de lista de los socialistas europeos. Las negociaciones con el resto de líderes europeos ya han empezado en la Cumbre Europea que se está celebrando en Bruselas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de España, Pedro Sánchez, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, conversan al inicio de la cumbre de la Unión Europea (UE) en Bruselas (Bélgica). EFE/ Olivier Hoslet

El holandés Frans Timmermans es uno de los favoritos para llegar a la presidencia de la Comisión Europea. Y esta noche podría estar más cerca de conseguirlo. Los jefes de Gobierno de los Veintiocho acaban de comenzar una reunión en Bruselas en la que buscan un acuerdo para proponer un nombre para liderar el Ejecutivo europeo, y también el Consejo Europeo, el BCE y la diplomacia comunitaria. Si hay acuerdo, el Parlamento Europeo tendrá que confirmar al candidato a la Comisión el próximo 2 de julio.

Timmermans es el favorito del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que busca conseguir el apoyo de los líderes europeos de las familias socialista y liberal, segundo y tercer partido en la Eurocámara salida de las elecciones del mes pasado. El presidente ha subrayado la “sintonía entre socialistas y liberales” en un comunicado tras su reunión con el resto del grupo de negociación informal formado por los líderes de Letonia, Croacia, Portugal, Holanda y Bélgica.

Sánchez y el portugués Costa, los dos socialistas del grupo de negociación, se han encontrado después con el presidente francés, Emmanuel Macron, para buscar reafirmar el apoyo de los liberales, que parece estar a punto. “Queremos una coalición de ambición y progreso, y a alguien que pueda llevarla a cabo”, ha destacado el francés a su llegada al Consejo Europeo esta tarde, para reunirse con el resto de los líderes de los países de la Unión.

Pero Timmermans no es el único candidato. Los populares europeos, que fueron el grupo más votado, no desisten en la carrera. Con Weber, cabeza de lista del Partido Popular Europeo, casi descartado por su falta de experiencia en puestos ejecutivos, los nombres alternativos comienzan a sonar.

La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar Kitarovic, podría ser una opción que entra en muchos de los equilibrios imposibles que los populares buscan: representante del Partido Popular, mujer y de un país del este, según fuentes del canal Bloomberg. Otros nombres de los populares que suenan como alternativa a Weber son el de la búlgara Kristalina Georgieva, y el del negociador de la UE para el brexit, Michel Barnier.

El presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro portugués, Antonio Costa, reunidos antes de la cumbre de la UE en Bruselas. REUTERS/ Kenzo Tribouillard/Pool

Por su parte, algunos presidentes liberales como el primer ministro holandés, Mark Rutte, han reiterado a su llegada al Consejo que apoyarán a la danesa Margrethe Vestager, actual comisaria de Competencia de la UE, conocida por sus multas millonarias a los gigantes Apple y Google. Aunque Vestager ayudaría a cumplir el criterio de paridad en los cuatro puestos claves y es una personalidad reconocida en la Unión, el acuerdo que se intuye entre liberales y socialistas inclinaría la balanza a favor de Timmermans.

El sistema del ‘Spitzenkandidat’

A sabiendas que el cabeza de lista popular, el alemán Manfred Weber, lo tiene complicado, el presidente Sánchez ha subrayado su apoyo al sistema del spitzenkandidaten a la llegada al Consejo: “La persona que tiene que ser elegida es la que cuente con mayor apoyo en el Consejo y en el Parlamento Europeo”. Y ha recalcado que “el spitzenkandidat no es aquel que gana las elecciones”, en referencia a Timmermans, cabeza de lista de los socialistas, segunda fuerza en la nueva Eurocámara.

Macron y la canciller alemana, Angela Merkel, también han reiterado su apoyo al sistema de cabezas de lista: “Para mí sería inaceptable que el Consejo hiciera una recomendación que la Eurocámara al final no apoye”, ha dicho Merkel a su llegada a la reunión.

Macron ha seguido en la misma línea: “Debemos trabajar junto al parlamento, que tiene sus propias competencias, que permita llegar a una decisión conjunta”, ha declarado antes de la reunión. Esto a pesar de que el francés se ha mostrado contrario al proceso del spitzenkandidat desde el principio, y lo ha repetido hoy: “Son una ficción europea, nadie los conoce”, ha dicho.

¿Habrá ‘fumata blanca’ esta noche?

Las Veintiocho quieren que haya acuerdo esta misma noche, aunque no las tienen todas consigo. “Espero que lo consigamos el jueves”, escribía el actual presidente del Consejo, Donald Tusk, en una carta dirigida a los líderes este miércoles. En cualquier caso se espera que la reunión se alargue hasta altas horas de la noche.

Vista de la reunión de los líderes de los 28 países de la UE, en Bruselas. REUTERS/Johanna Geron/Pool

Si no hay acuerdo, varios jefes de Gobierno han admitido a su llegada que se celebrará una nueva cumbre la semana que viene, antes de la primera sesión de la nueva Eurocámara del 2 de julio, o antes de la segunda sesión del Parlamento, que será el 15 de julio. Los eurodiputados tendrán que confirmar por mayoría si aceptan la propuesta de los Veintiocho, una vez que estos lleguen a un acuerdo.

Si hay decisión, no se espera que sea solo para el presidente de la Comisión, el puesto más importante en liza, sino por un “paquete”, explican fuentes diplomáticas, al menos para los otros tres puestos en discusión: presidente del Consejo Europeo, presidente del Banco Central Europeo y Alto Representante de la Unión, es decir, el jefe de la diplomacia comunitaria.

Tras las pocas horas que se espera que los Veintiocho duerman esta noche, las reuniones se retomarán mañana para buscar una declaración conjunta que confirme 2050 como el año en el que la Unión llegará a la neutralidad de emisiones de carbono. Después, se celebrará la Cumbre del Euro, en la no que no espera mucho más que la confirmación de la firma del nuevo fondo de rescate europeo, y del presupuesto incipiente para la zona euro, cuyas reglas tendrán que definirse antes de finales de año, pero no hoy. También habrá tiempo para una discusión sobre la situación del brexit. Con un menú tan cargado para una agenda que terminará sobre el mediodía de mañana, no se espera ninguna decisión de relieve en ninguno de los temas, ni habrá tiempo para abrir ningún tema que provoque controversias.

Más noticias en Política y Sociedad