Público
Público

Derecho a la información Las denuncias de periodistas que el Gobierno desconoce de las cargas durante el mitin de Vox en Vallecas

En una respuesta por escrito del Gobierno al diputado de EH Bildu Jon Iñárritu, el Ejecutivo, además de negar que Abascal rompió el cordón policial, apunta que "desconoce si ha habido denuncias por parte de periodistas".

Cargas policiales Vallecas
La Policía Nacional carga contra los manifestantes congregados en Vallecas para protestar por el acto de precampaña de Vox. Rodrigo Jiménez / EFE

Los disturbios en el madrileño barrio de Vallecas por la celebración de un acto de precampaña de Vox, que comenzaron cuando el líder del partido de extrema derecha, Santiago Abascal, se saltó el fuerte cordón policial para encararse con los manifestantes, se saldaron con 16 detenidos, 170 personas identificadas en aplicación de la ley mordaza y 35 heridos, siendo al menos cinco de ellos periodistas y fotógrafos.

En una respuesta por escrito del Gobierno al diputado de EH Bildu, Jon Iñárritu, el Ejecutivo, además de negar que Abascal rompió el cordón policial, apunta que "desconoce si ha habido denuncias por parte de periodistas", después de que el parlamentario preguntara, entre otras cosas, "si se están investigando las denuncias de agresiones y abusos" por parte de los agentes hacia los profesionales de la comunicación. En la respuesta remitida el pasado martes (a la que ha tenido acceso este medio), el Gobierno añade que "no obstante, la Policía Nacional da a todas las denuncias el tratamiento legalmente establecido".

Debido a la alta cobertura del evento, ya que era la crónica de un altercado anunciado, varias de esas actuaciones policiales contra los manifestantes y periodistas fueron recogidas en formato audiovisual. Incluso algunos de los agredidos publicaron en sus propias cuentas de Twitter las imágenes que mostraban el momento en el que fueron agredidos por los agentes y cómo se desarrollaron los acontecimientos.

Dos denuncias de periodistas

Asimismo, tal como ha podido saber Público, al menos dos de estos profesionales (que prefieren no ser identificados) presentaron a los pocos días sendas denuncias ante los juzgados de guardia de Madrid y de un municipio de la región. Si bien, tal como añaden los denunciantes, los escritos aún no se han admitido a trámite, un proceso que puede demorar varios meses, por lo que aún no se les ha notificado a las partes.

Uno de los agredidos sostiene que, cuando se dispuso a grabar las cargas policiales durante la cobertura del acto para un medio de comunicación, se topó con siete agentes de la UIP. Tras señalar que era periodista, el joven se dispuso a buscar la acreditación en su billetera. No le dio tiempo. "Es ahí cuando, a tenor de las imágenes facilitadas, el agente identificado como [...] se abalanza sobre mí, me golpea con la porra y me tira al suelo", relata en la denuncia.

Según este testimonio, grabado por otros dos compañeros que avisaron a las autoridades de su condición de periodista, el mismo policía "me cogió del brazo y me levantó del suelo". "Terminé de identificarme como periodista, y me dejaron marchar, tal como atestiguó" otra compañera, esgrime. Según el parte de lesiones, el agredido presentó un "hematoma en el polo superior del glúteo derecho de 10 cm x 2,5 cm con dolor en dicha zona", en las caderas y en los lumbares.

El otro denunciante señala en su escrito que recibió dos agresiones por parte de los agentes de la UIP. En la primera, el periodista fue golpeado por un policía con la porra. "Tras grabar una de las cargas, en torno a las 19.53 horas, y sin que hubiese ningún manifestante a mi alrededor, y mientras me encontraba grabando con mi teléfono móvil, el agente identificado como [...] se abalanza sobre mí por la espalda y me golpea con la porra sin previo aviso", sostiene.

Más tarde, cuando procedió a grabar con su móvil y una cámara en el casco una detención de dos personas, "pese a guardar una distancia prudencial de seguridad y retroceder cuando los agentes que participaron en la detención me lo piden, un agente me empuja desde el lateral contra la pared" de un edificio. Después, el mismo policía le gritó que se fuera y el periodista retrocedió. Antes de irse, solicitó que se identificara con su número de placa, en virtud del Real Decreto 1484/1987, de 4 de diciembre, sobre normas generales relativas a escalas, categorías, personal facultativo y técnico, uniformes, distintivos y armamento del Cuerpo Nacional de Policía. Sin embargo, el agente no lo hizo. Días después, el agredido amplió la denuncia aportando como documento un DVD con los vídeos que acreditan los hechos.

Más noticias