Público
Público

Ejecutiva Federal del PSOE Sánchez usó en la Ejecutiva del PSOE un tono despectivo contra Iglesias y destacó que Errejón tiene un "perfil diferente"

El líder socialista habló durante más de una hora en la Ejecutiva Federal donde llegó a decir que el líder de Unidas Podemos difunde que, por “motivos personales”, terminará cediendo en septiembre porque le gusta vivir en La Moncloa. La impresión de varios dirigentes del PSOE es que Sánchez irá a elecciones generales de no alcanzar la investidura la próxima semana.

Publicidad
Media: 3
Votos: 15

El presidente del gobierno Pedro Sánchez (i) y el líder de Podemos Pablo Iglesias, durante una nueva ronda de consultas para la investidura. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, habló durante más de una hora ante su Ejecutiva, como si estuviera ensayando lo que a continuación iba a decir en la entrevista de La Sexta. Y, según varios miembros de la Ejecutiva, fueron los mismo argumentos que expuso en público, aunque en todo momento utilizó un tono más coloquial y, para algunos, mucho más despectivo contra el líder de Unidas Podemos, Pablo iglesias.

Sánchez relató en la reunión, con todo detalle, que a Iglesias sólo le interesa ser vicepresidente del Consejo de Ministros y los ministerios que le ha pedido en los contactos que ambos han mantenido en las últimas semanas. No ocultó su malestar por las manifestaciones y las actitud de Iglesias, y hasta llegó a decir que el líder de Unidas Podemos difunde en determinados foros que, “por motivos personales”, el PSOE terminará cediendo a sus pretensiones en septiembre porque él [Pedro Sánchez] quiere seguir en La Moncloa y su familia vive muy bien allí.

Otro dato que llamó la atención de algunos dirigentes socialistas es que Sánchez mencionó en varias ocasiones al líder de Más Madrid, Iñigo Errejón, primero para señalar la posibilidad de que concurra a las elecciones de no triunfar la investidura, después para asegurar que es una preocupación para Iglesias y, finalmente, hasta destacó que “tiene un perfil diferente” al del líder del partido morado.

"¡Si no controla ni a una diputada!", exclamó Sánchez en la reunión tras conocer lo ocurrido en La Rioja

También, Sánchez hizo especial hincapié en que Iglesias no tiene ahora las riendas de su partido, destacó la división interna que existe y dijo que, en estas circunstancias, no puede garantizar la más mínima estabilidad a su Gobierno. En este sentido, Sánchez comentó lo que ocurrió en el Parlamento de La Rioja y llegó a exclamar: “¡Si no controla ni a una diputada!”.

Dispuesto a ir a elecciones

También llamó la atención de varios miembros de la Ejecutiva consultados por Público la determinación de Sánchez de que o es presidente el próximo jueves o no habrá segunda investidura. Es más, algunos dirigentes socialistas indicaron que dio la sensación de que de no resultar elegido, está más que dispuesto a ir a elecciones en noviembre sin abrir más negociaciones.

Esta sensación fue muy generalizada, dado que gran parte de los argumentos que expuso Sánchez en la reunión fue para culpar al líder de Unidas Podemos de la posible repetición de elecciones el próximo 10 de noviembre, insistiendo en que si esto ocurre, sólo será culpa del líder de Unidas Podemos.

Y, en contra de lo previsto, los miembros de la Ejecutiva salieron con los ánimos muy bajos. La mayoría de ellos cree que no hay la más mínima posibilidad de que la investidura salga adelante la próxima semana, de lo que culpan fundamentalmente a Pablo Iglesias, en la misma línea que su secretario general.

Además, también hubo plena coincidencia en que Sánchez está muy ofendido por la actitud del líder de Podemos, y que las diferencias ya alcanzan al plano personal, por lo que le acuerdo político se ve imposible.

Más noticias en Política y Sociedad