Público
Público

Debate de Investidura Sánchez dice que el gran escollo para el pacto es que Iglesias quiere estar en el Gobierno

El candidato cierra la puerta a la entrada del líder de Unidas Podemos en el Consejo de MInistros. Asegura que el 99% de las conversaciones con su socio preferente  han girado exclusivamente sobre su presencia en el Gobierno. Mantiene la oferta de incorporar a miembros de este partido en el Consejo de Ministros pero dice que sólo la mantendrá hasta las votaciones

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 6

Pedro Sánchez, junto a Cristina Narbona durante la reunión con la Ejecutiva del partido este jueves en Ferraz. EFE/ Emilio Naranjo

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, volvió a dar un giro de 180 grados y, tras asegurar el lunes que la última oferta de Gobierno de cooperación decaía, aseguró este jueves que mantenía la propuesta durante esta semana hasta el momento de las votaciones.

Eso sí, Sánchez dejó claro en esta ocasión que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, no estará en este Ejecutivo porque, según dijo, "no se dan las condiciones para que sea miembro del Gobierno", afirmó.

Sánchez no ocultó que el principal escollo para el acuerdo es la figura de Iglesias, y aseguró que el 99% de las conversaciones con el líder de Unidas Podemos han girado exclusivamente sobre su presencia en el Gobierno, lo que había negado anteriormente.

El candidato socialista, en una entrevista en La Sexta, explicó que no se puede permitir un vicepresidente que la mayor lealtad que ofrece es "mira para otro lado" cuando se tengan que afrontar grandes conflictos, "yo necesito a alguien que defienda la democracia española, y no a quien cree que en España se persigue a la gente por sus ideas o habla de presos políticos"; afirmó.

Al ser preguntado por los motivos concretos del veto a Iglesias, el presidente en funciones dio más motivos: "No puede haber dos líderes en un Gobierno con profundas diferencias en temas sustanciales; no puede haber un vicepresidente que diga que su intención es vigilarme; y no me garantiza la homogeneidad en su partido"; afirmó.

​Aseguró, por ello, que si Iglesias da a un paso atrás, el acuerdo propuesto de la entrada de dirigentes de esta formación en el Gobierno sigue en pie, aunque volvió a circunscribir el perfil a personas "cualificada y de prestigio", dando a entender un claro perfil sectorial de los candidatos y no político.

El conflicto de Catalunya

Sánchez circunscribió las principales diferencias con Iglesias en torno al conflicto de Catalunya, y volvió a recordar que Unidas Podemos es un partido que defiende el derecho a la autodeterminación, que su líder cree que hay "presos políticos" en España y hasta recordó su postura en la Mesa del Congreso en cuanto a los independentistas encarcelados.

Para el candidato socialista hay profundas divergencias en este asunto que hacen imposible la presencia de Iglesias en un Gobierno que, ante esta situación, dijo que tiene que dar una respuesta firme, contundente, clara y cohesionada.

Sánchez acusó a Iglesias de estar usando de forma "torticera" su petición de abstención a PP y Ciudanos

No pararon los reproches a Iglesias ahí. También le acusó de estar utilizando de manera "torticera" la petición que hace para pedir la abstención al PP y a Ciudadanos, "porque sabe que no busco ningún acuerdo con ellos, sólo pido que faciliten que la investidura y que España tenga Gobierno, y no por mí, por España", añadió.

Sanchez acabó la entrevista reiterando la oferta de Unidas Podemos que consideró "generosa" y volvió a recordar que se está proponiendo a un partido entrar en el Gobierno,  "cuando ni siquiera me garantiza la investidura", afirmó..

Eso sí, dejó muy claro que esta oferta decaería tras las votaciones y dio a entender que no contempla volver a ofrecer un Gobierno de coalición en septiembre, insistiendo en que tiene que haber un Ejecutivo la próxima semana.

Más noticias en Política y Sociedad