Público
Público

Elecciones Andalucía 2018 Rivera pide concentrar todo el voto útil en Ciudadanos para desalojar al PSOE de la Junta de Andalucía

Rivera y Arrimadas arropan al candidato a la Junta de Andalucía, Juan Marín, quien anuncia que liquidará todas las fundaciones públicas de la administración autonómica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Juan Marín, en el centro, junto a Inés Arrimadas, a su derecha, y Albert Rivera, a su izquierda, y otros dirigentes y simpatizantes de Ciudadanos, esta mañana en Sevilla.

Además de naranja, había rojo y gualda, y blanco y verde y azul y estrellas amarillas. Había en todas las sillas banderas de España, de Andalucía y de la UE. Circulaban también las habituales pegatinas en forma de corazón con la bandera de España y de Europa, pero en esta ocasión no los completaba la bandera de Catalunya, sino la de Andalucía.

Al filo de las 12 de la mañana apareció Juan Marín, el candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, con los líderes, los rostros más conocidos y populares de Ciudadanos: Albert Rivera, Inés Arrimadas, y el exseleccionador nacional de baloncesto Javier Imbroda, número uno por Málaga.

En ese momento, unas 400 personas comenzaron a ondear las banderas de plástico que la organización había distribuido equitativamente en las sillas. El movimiento de las manos, de los brazos, mezclaban las tres banderas. Andalucía, España, Europa.

Así, con toda esa carga simbólica, comenzó el mitin que Ciudadanos dio esta mañana en Sevilla, en el muelle de las Delicias, un lugar que ha utilizado el PSOE de Susana Díaz en varias ocasiones, en campañas anteriores, con mucho mayor éxito de convocatoria. Hablaron los cuatro jinetes a los que Ciudadanos ha fiado esta campaña electoral, por este orden: Imbroda, Arrimadas, Marín y Rivera. Todos los discursos se complementaron, de la misma forma que lo hacían en cada cambio de turno las tres banderas en manos de los asistentes.

Así, Imbroda destacó el trabajo en equipo como garantía de éxito y tiró de su experiencia como entrenador de élite para levantar la moral de la tropa; Arrimadas, con el aura de ganadora que le da su victoria electoral en Catalunya, lanzó a la parroquia una invitación a creer en una victoria que los sondeos dan por imposible; Marín, el candidato, abrochó un discurso centrado y con, incluso, ciertos tintes socialdemócratas, en el que se centró en la regeneración democrática y en la importancia de una sanidad y una educación de calidad financiadas con fondos públicos. Luego, le llegó el turno a Rivera, que cerró el acto, repartió a derecha, al PP y a izquierda, al PSOE, a Podemos y remató pidiendo el voto a todo el mundo. Desde luego, no pareció el mitin de un partido que se ha pasado los tres años y medio pasado dando su apoyo a los socialistas.

A por el voto útil

“Concentremos el voto útil en Ciudadanos”, dijo Rivera. “Van a pactar con Podemos. Nos jugamos que no lleguen los populistas a la Junta de Andalucía. Eso es lo que le faltaba ya”, afirmó. “El PSOE quiere dormir el partido, que la gente no vaya a votar. Tenemos que hacer que esta campaña movilice a los andaluces. Falta muy poco para tener una mayoría alternativa a la de los socialistas y Podemos. Que nadie se quede en casa. Hay gente del PSOE que nos va a votar a nosotros, porque 40 años de lo mismo no es sano. ¿Alguien tiene dudas de que si Ciudadanos gana, no va a llegar a acuerdos? Estamos en el centro y podemos ponernos de acuerdo. No hagáis caso a los cenizos”.

Rivera pidió el voto a todos los socialistas que no aceptan chantajes y a todos los liberales del PP

Rivera hizo un llamamiento a “todos los socialistas que no aceptan chantajes de los independentistas" y a "todos los liberales que alguna vez votaron al PP”. “Esta es la casa común del constitucionalismo del siglo XXI”, añadió. “No se puede construir un proyecto de España desde los extremos. No somos sectarios. Lo único le pedimos a quien quiera venir a Ciudadanos es creer en la libertad, en la igualdad y ser honrados. Todo eso junto es una autentica revolución”, remató.

Rivera ubicó Andalucía y sus elecciones, el resultado que obtenga aquí, como fundamental, casi como una necesidad para su proyecto para toda España. “Sé que no se puede presidir el Gobierno de España sin Andalucía. Quien quiera gobernar España dándole la espalda a Andalucía, no lo va a conseguir. Si Andalucía no progresa, si Andalucía sigue lastrada por la corrupción, el enchufismo, el conformismo, no habrá cambio en España. El PP se ha resignado. Colecciona derrotas”.

“Andalucía -prosiguió el líder de Ciudadanos- no es un experimento. Es un lugar para hablar bien, no para hablar mal. Esta es una gran tierra. No me vais a ver dedicándome a insultar a los demás. Ciudadanos es regeneración, y esta tierra la necesita. Ciudadanos es reformas socioeconómicas, y esta tierra las necesita, y Ciudadanos es unión e igualdad entre españoles y esta tierra la reivindica. Tiene que venir una ética pública distinta. Si roban igual. No tenemos que resignarnos a gente que nos roba. Así que yo le pido a los andaluces que no se conformen, que aspiren a un proyecto ambicioso”.

Definió el 'sanchismo' como "una corriente vacía de ideas, que solo quiere el poder"

El presidente de Ciudadanos dedicó buena parte de su tiempo a vapulear al presidente Pedro Sánchez, a quien reclamó urnas de nuevo, con gruesos adjetivos. Esbozó una definición de sanchismo como “esa corriente vacía de ideas, que solo quiere el poder”, y la tachó de “plaga bíblica”. “[El presidente] cambia indultos por escaños. Sánchez no tiene otro proyecto. Al sanchismo nos lo podremos quitar de encima cuando nos dejen votar”, dijo.

Rivera acusó a Sánchez de cambiar indultos por escaños. “Es inmoral que un político indulte a otro y es doblemente inmoral que lo haga con alguien que ha querido cargarse nuestra democracia y nuestra convivencia. El señor Sánchez me recuerda al protagonista de Aterriza como puedas. Saque a Torra y a Rufián del pilotaje de la nave. Le pido a Sánchez que aterrice el avión, que no nos maree más. Queremos elecciones ya”.

Críticas al pasteleo político

El presidente de Ciudadanos también utilizó parte de su intervención para criticar el acuerdo para elegir al nuevo Consejo General del Poder Judicial y se erigió en el único defensor de la independencia de los jueces y de la regeneración democrática. “Ciudadanos es el único proyecto que queda en pie de regeneración. Hemos renunciado a ese pasteleo y hemos visto que Iglesias, que se manifestaba en el Tribunal Supremo, luego resulta que. nos enteramos de que estaba poniendo jueces. Se han aburguesado, se han acomodado en el chalé”, manifestó Rivera.

Rivera: "Iglesias, que se manifestaba en el  Supremo, estaba poniendo jueces. Se han acomodado en el chalé"

Rivera abundó sobre este tema: “Necesitamos un proyecto que esté pendiente de gobernar en lugar de los juzgados. Porque esto parece una peli de delincuentes. Nosotros podemos ofrecer una cosa, que estaremos pendientes de los juzgados para que tengan dinero para trabajar. Esa es la diferencia entre nosotros y el bipartidismo. Ellos están pendientes de las citaciones judiciales y nosotros de que la justicia sea independiente”. El presidente de Ciudadanos recuperó su idea de que los “jueces escojan a los jueces y nunca más se escojan en las sedes de los partidos”. “Que el Fiscal General sea del Estado y no del Gobierno. Que lo escoja el parlamento, no el gobierno”, remachó.

Sobre Andalucía, le lanzó un mensaje a Pablo Casado y a Juanma Moreno, sin nombrarlos. “Espero que otros te apoyen. Espero que otros estén a la altura y asuman la realidad. Si realmente, al PP no le gusta el PSOE, lo tienen muy fácil: apoyarnos a nosotros y cambiar el gobierno de la Junta”. Y luego, reivindicó lo hecho los tres años y medio en que Ciudadanos sostuvo al Gobierno de Susana Díaz. “Como gobierne el PSOE con Podemos echaros la mano a la cartera, que os van a poner el IRPF y Sucesiones otra vez. Es pura matemática, con nosotros bajan los impuestos, con ellos suben”.

Marín y Arrimadas

Juan Marín reivindicó el talento de los andaluces. “La resignación para nosotros no es una opción. El 2 de diciembre no estamos dispuestos a que nadie nos robe la esperanza. Tenemos listas de espera eternas. 57 días para esperar a que un médico te llamen. Están dando citas cada minuto. Todo eso para tapar lo que nos quema. Nos achicharra, nos hierve la sangre cuando tu padre espera la ley de dependencia y la ayuda no llega. No es culpa de los profesionales, sino de quien gestiona. Es culpa de Susana Díaz. El PSOE ha estado mirando hacia otro lado. A Díaz solo le importa el sillón de San Telmo. Le quedan 15 diítas de estar allí”, arranca el candidato.

"Queremos saber qué han hecho con el dinero que han robado. Y lo vamos a hacer público

Marín aseguró que sus primeras medidas, si llega a la presidencia de la Junta, serán una auditoría y la eliminación de todas las fundaciones públicas. “Queremos saber qué han hecho con el dinero que han robado. Y lo vamos a hacer público. Anuncio: En los primeros 100 días, vamos a eliminar todas las fundaciones fantasma que el PSOE ha creado durante 40 años. Y ese dinero vamos a destinarlo a la sanidad, la educación y las políticas sociales de esta CCAA. Ha llegado la hora de poner los servicios públicos en manos de los profesionales y no nombrar a dedo a 2.300 cargos públicos porque tenían el carné del PSOE. Que no nos metan el miedo en el cuerpo. El miedo lo tienen que tener ellos”.

Luego, Marín tiró de retranca: “¿Se imaginan 4 años más con Susana Díaz de presidenta?”. “Una pesadilla”, le respondieron desde el público. “No creo que haya nadie que no tenga pesadillas esa noche”.

Inés Arrimadas, en su intervención, lanzó un mensaje de esperanza a los suyos, “demostramos en las urnas en Catalunya que no era imposible ganarles a los nacionalistas”, y recurrió a sus orígenes para sentenciar al PSOE: “Es un placer estar en casa. Viví 5 años aquí, en Sevilla. Estudié en la Universidad Pablo de Olavide. Nunca he perdido la esperanza en esta tierra. Jamás he dejado de creer. Pero sí hay que cambiar algunas cosas. El PSOE es una losa para Andalucía. Ya está. 40 años. Es suficiente. ¿Necesitamos otros 40 años para saber que no está a la altura de los andaluces? Yo no he visto otra cosa. Siempre la misma manera de gestionar, de crear chiringuitos para sus amiguetes. Todo lo que podía dar el PSOE a Andalucía, ya lo ha dado”.

Más noticias en Política y Sociedad