Público
Público

Elecciones Madrid Dirigentes de Cs maniobran para que Ignacio Aguado no repita como candidato en Madrid

Bal y Villacís ya se han descartado como alternativa frente a Aguado, pero hay otro nombre que destaca, el de Malena Contestí, exdiputada en el Congreso por Vox. Fuentes de la formación aseguran que ella estaría "encantada" de presentarse.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas (i), junto a Ignacio Aguado durante la campaña electoral catalana.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas (i), junto a Ignacio Aguado durante la campaña electoral catalana. Quique García / EFE

En Ciudadanos preocupa la candidatura de Ignacio Aguado a la presidencia de la Comunidad de Madrid. El que era vicepresidente del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso hasta la pasada semana ya ha anunciado su intención de presentarse a las primarias de su formación para volver a concurrir como número uno en la lista madrileña. Desde la dirección del partido esperan tener zanjadas las primarias a final de esta semana o, como mucho, a principios de la siguiente. Pero cada vez hay más voces que dudan de la idoneidad de Aguado.

Las fuentes consultadas por Público en la Ejecutiva buscan un candidato alternativo al exvicepresidente. Alegan que su imagen ha quedado claramente perjudicada tras sus frecuentes disputas con Ayuso y que no cuenta, siquiera, con el apoyo de los afilados por Madrid. Esas voces destacan que, con Aguado al frente, es "prácticamente imposible" llegar el 5% de los votos, necesario para lograr representación en la Asamblea de Madrid. Creen que la "marca está denostada", pero que Aguado está incluso "por debajo de ella" y ponen de manifiesto que necesitan "un revulsivo", aunque ello suponga presentar a alguien con un perfil más desconocido.

Dirigentes de Cs aseguran que Aguado "está por debajo" de la marca del partido, ya de por sí muy dañada

Al menos tres personas del Comité Permanente confirman a este diario que la candidatura de Aguado despierta recelos en el partido. Una desconfianza que se manifestó "de manera clara" —según estas fuentes— en la Ejecutiva celebrada el lunes con el objetivo de analizar los hechos que propiciaron la moción de censura frustrada en Murcia y el adelanto electoral en Madrid. "En esa reunión Cantó no fue el único en mostrar sus diferencias ante la candidatura de Aguado", aseguran, aunque sí el más "explícito". Aguado también estuvo presente en esa reunión e intervino para para dejar claro que él afrontaba con "optimismo y motivación" el reto.

Entre los nombres que se barajan como alternativa a Aguado hay uno que destaca: el de Malena Contestí, exdiputada en el Congreso por Vox, que abandonó a los de Santiago Abascal por su manifiesto "racismo, homofobia y proselitismo totalitario". La mallorquina se afilió a la formación naranja hace tres meses, precisan fuentes de la formación, por lo que para ser ratificada necesitaría que el Consejo General de Cs, integrado por 125 personas, avalara su candidatura por mayoría simple. Según las fuentes consultadas por Público, ella estaría "encantada" de presentarse.

Malena Contestí. Vox Baleares.

La que no termina de ver la candidatura de Contestí es la presidenta de la formación, Inés Arrimadas, que teme que se vincule al partido con Vox, por los orígenes en política de la mallorquina. La operación puesta en marcha por algunos dirigentes de Cs para orillar a Aguado no cuenta con la aprobación de la líder del partido, que esgrime que hay "voces a favor y en contra" del exvicepresidente y que no todo el feedback que le llega sobre él es negativo.

Bal, Garrido, Contestí… "cualquiera menos Ignacio"

La mayoría de cargos de Cs no son tan optimistas como Arrimadas, a la que acusan de ser demasiado "conservadora" al no querer arriesgar con un nuevo candidato para no generar malestar en el partido. Citan el ejemplo de Pablo Iglesias, que renunciará a la vicepresidencia segunda del Gobierno para competir en las elecciones del próximo 4 de mayo contra Ayuso. "Eso es ser un líder", destacan. En Cs consideran que Iglesias ha sabido leer la situación política y ha dado un paso adelante para evitar que el partido desaparezca. En Ciudadanos destacan que la situación de Unidas Podemos es "bastante mejor" que la suya y que deberían "tomar nota" de los movimientos de sus adversarios. Tampoco descartan que la izquierda sume tras los comicios. "Si entramos nosotros, seremos llave", vaticinan.

El claro favorito para la contienda madrileña es el del portavoz nacional, Edmundo Bal, hombre fuerte de Arrimadas en el Congreso. Sin embargo, este miércoles ha cerrado la puerta por completo a presentarse, incluso en el supuesto de que Aguado se apartara porque la presidenta se lo pidiera. Según señalan fuentes cercanas al portavoz, ayer Aguado llamó a Bal por la noche para preguntarle si quería postularse frente a él en las primarias. El portavoz de Cs le aseguró que no y le prometió que haría campaña junto a él en Madrid.

Otra de las grandes favoritas es la vicealcaldesa, Begoña Villacís, una de las caras más visibles de la formación, y que, a diferencia de Aguado, ha mantenido una buena sintonía con el alcalde José Luis Martínez-Almeida, del PP. Sin embargo, en su entorno aseguran que no se presentará aunque reconocen que se lo han pedido insistentemente. Sí estudiarían esta candidatura en los próximos comicios regionales, que deberán convocarse en 2023.

Por último, también se destaca el nombre del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que dejó el PP para unirse a las filas de Ciudadanos en el año 2019. Fue uno de los fichajes estrella de Ignacio Aguado y esta legislatura ha ejercido como consejero de transportes. Le une un estrecho vínculo al exvicepresidente, pero en Cs están convencidos de que daría el paso si Arrimadas se lo pidiera. En la dirección naranja todos parecen tenerlo claro, a excepción de la presidenta: "Bal, Garrido, Contestí… cualquiera menos Ignacio", señalan.

"Que den un paso al frente y se presenten"

En el entorno Aguado tienen claro que él se va a presentar pase lo que pase. "No sé qué dirigentes dicen eso, pero si es así que den un paso al frente y se presenten", dicen en respuesta a las preguntas de este periódico. Las citadas fuentes aseguran que no van a dedicar "ni un segundo a la intoxicación o chascarrillo". De momento, el único candidato que seguro competirá contra Aguado por ocupar la primera posición en la lista de Madrid es Juan Carlos Bermejo, un empresario madrileño que ya le disputó las primarias en 2019.

Las citadas fuentes también niegan que Arrimadas haya pedido a Aguado que dé un paso al lado con la promesa de que será senador por designación autonómica y futuro portavoz de la Cámara Alta. Al equipo del exvicepresidente no le consta que la líder del partido haya manifestado esa posibilidad y tampoco que ella le haya pedido a Aguado que se aparte.

En la dirección del partido no descartan situar a un 'número dos' potente como tándem con Aguado si finalmente él es el candidato. Desde la dirección del grupo aseguran que "no se puede solucionar un problema causando otro", y creen que eso es lo que ocurriría si se promoviera una candidatura alternativa a Aguado. La persona designada se conocerá en los próximos días. 

Más noticias de Política y Sociedad