Público
Público

Emisora M21 El Ayuntamiento de Madrid corta las emisiones de la radio escuela M21

El alcalde Martínez-Almeida ha dado el primer paso para clausurar la radio que reabrió Manuela Carmena. Este lunes cesarán las emisiones. Trabajadores y estudiantes que se formaron allí defienden la continuidad del proyecto por su valor social, cultural y educacional.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 10

Estudio de la emisora M21. Foto Ayuntamiento de Madrid.

En el dial 88.6 de la FM, en el que emite actualmente la Emisora Escuela M21 de Madrid, se emitieron únicamente cuñas y programación musical desde 2005 hasta 2016. Ahora esa frecuencia podría volver a tener esa suerte, ya que la radio escuela municipal de Madrid dejará de emitir este lunes. Así, se materializa una de las promesas electorales del alcalde José Luis Martínez-Almeida: "Las emisiones de Radio Carmena se acaban el 30 de septiembre. El capricho se acaba", espetó en el pleno del pasado martes. Personas afines al proyecto denuncia la "desconexión cultural del Gobierno Municipal" y ha iniciado una recogida de firmas pidiendo "la continuidad de la emisión en antena y la defensa del proyecto".

En concreto, lo que sucede este 30 de septiembre es que expira el plazo para comunicar a la Secretaría de Estado de Agenda Digital si el Ayuntamiento quiere continuar con esas emisiones. "Diremos que no", adelantó la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, tras el anuncio del alcalde. Para los impulsores de la recogida de firmas, esto no es más que el inicio de la agonía: "¿Dejarán también morir o desconectarán el proyecto radio escuela y el proyecto artístico diverso y creativo actual?", cuestionan.

Por otro lado, los empleados de la emisora defienden que la radio funciona verdaderamente como un proyecto social y educativo y no como un instrumento de "propaganda de Manuela Carmena" como la definió el primer edil el pasado mes de febrero. Los datos así lo avalan: durante los tres años de vida de M21 han pasado por los estudios de la radio más de 160 alumnos universitarios gracias a los convenios de prácticas con las universidades de la Comunidad que ya existen, aunque el Ayuntamiento ha dicho ahora que están trabajando en ellos.

También han participado en las emisiones 221 alumnos-trabajadores enviados por la Agencia para el Empleo, de la que tres personas trabajan en la emisora. Forman parte de un plan de reinserción laboral y se encuentran en situación de desempleo. En los talleres también han participado víctimas de violencia machista y personas mayores en riesgo de exclusión social.

El proyecto tampoco se ha olvidado de los más pequeños. Un 20% de los centros educativos públicos, privados y concertados de la Comunidad de Madrid han participado en el programa Alumnos RadioActivos, lo que se ha traducido en 175 podcast y más de 3.000 participantes. Al RadioBus, otra de las iniciativas de las emisoras, se han subido casi 2.000 alumnos de institutos de Madrid. Cada 15 días, los adolescentes se convertían en críticos de cine tras asistir a una proyección educativa en Cineteca.

Los trabajadores, en desacuerdo

Además, los empleados denuncian que las cuotas de audiencia que se están publicando son falsas. Los datos de emisión no están registrados y sólo se pueden contabilizar las escuchas que se realicen por internet. Fuentes municipales han filtrado que en 2017 hubo 167.000 oyentes por streaming, lo que se traduce a 457 personas al día. Así, tildaron la emisora de "ruinosa" y aprovecharon para decir que "nadie la escucha" según publicó El Mundo.

Los trabajadores defienden que sólo durante el mes de septiembre, 14.000 personas escucharon la programación online y hubo 13.600 descargas de podcast. Hacen hincapié en que estos datos que reflejan únicamente la audiencia en línea hacen referencia, aproximadamente, a un 10% de la audiencia total.

Fuentes de la redacción explican que las informaciones que se están difundiendo desde el Ayuntamiento son falsas están embarrando el trabajo que se ha venido haciendo durante estos años. Y denuncian que los nueve empleados de Madrid Destino que actualmente trabajan en M21 no han recibido ninguna comunicación oficial sobre su situación tras el cese de las emisiones. Además, lo único que adelantó Sanz, es que seguirá en vigor el papel de formación que ha tenido la emisora hasta el momento mediante la elaboración de podcast, pero que será la Comisión de Seguimiento quién determine su futuro. 

Por el momento, tienen orden de continuar "trabajando como si no pasará nada".  Los empleados defienden haber seguido siempre una línea en la que la premisa principal era partir de que Radio M21 era "la radio de todos, de los que pensaran como nosotros o de manera diferente".

En defensa de su papel como lugar de aprendizaje

Los becarios que han pasado por allí también defienden la continuidad de las emisiones. Para la periodista Arancha Ríos, que estuvo varios meses de prácticas en el programa La Corrala, esta decisión del equipo de Almeida demuestra que el Gobierno no escucha la radio: "Si sabes lo que significa la radio para la ciudadanía no la cierras, porque democratiza y da voz a la sociedad".

Además, Ríos recalca lo provechoso que fue el periodo de formación ya que tuvo la oportunidad de tocar diferentes aspectos de la radio, en lo que fueron sus primeros pasos en el mundo del periodismo, desde la producción hasta la locución y la elaboración de entrevistas: "Tienes acceso a mucha gente interesante y aprendes así, no haciéndole entrevistas a tus compañeros de clase", explica.

"La radio democratiza y da voz a la sociedad"

Del mismo modo recuerda la periodista Andrea Pardo su paso por M21: "Es el perfecto primer trabajo",  asegura. Reconoce que la noticia del cese de las emisiones le rompió el corazón. "Me parece un error, se hace una oferta cultural maravillosa, además de dar información de servicio público", opina. Y no se olvida de remarcar el papel de la emisora y de su equipo en su proceso de aprendizaje: "Mucha gente que ha pasado por M21 ha terminado trabajando en grandes medios porque salían de ahí muy bien formados", sentencia.

En la misma línea se expresa la también periodista Lorena Navas, que expone que no cree que este tipo decisiones le hacen un flaco favor al medio: "Si vamos cerrando emisiones, la radio irá en decadencia", reflexiona.

La buena gestión no sólo la avalan los estudiantes que allí se han formado, también se ha visto reflejada en el éxito de ciertos programas de la emisora. Por ejemplo, el programa sobre la NBA El reverso y conducido por Gonzalo Vázquez y Andrés Monje, dejó de emitir en M21 en enero de 2019 y semanas después el formato fue adquirido por el Fan Club Oficial de la NBA en España. 

Más noticias en Política y Sociedad