Público
Público

42 aniversario de la Constitución Los escándalos de la monarquía empañan un aniversario de la Constitución marcado por la crispación

Gobierno y oposición se acusan mutuamente de "asediar" y "atacar" la Carta Magna, mientras la presidenta del Congreso pide a los partidos que no se "apropien" del texto. El último escándalo fiscal de Juan Carlos I monopoliza un acto en el que PP y Vox han defendido la figura del monarca y Sánchez ha evitado pronunciarse sobre la misma.

06/12/2020.- Vista general de la celebración del cuadragésimo segundo aniversario de la Constitución en la escalinata del Congreso de los Diputados este domingo en Madrid. EFE/Ballesteros
Vista general de la celebración del cuadragésimo segundo aniversario de la Constitución en la escalinata del Congreso de los Diputados este domingo en Madrid. Ballesteros / EFE

PILAR ARAQUE / ALEXIS ROMERO

El Día de la Constitución de este 2020 se presentaba como el más atípico de los últimos años, por la misma razón por la que han sido atípicos todos los actos institucionales desde el mes de marzo: la pandemia del coronavirus. Sin embargo, pese a que la covid-19 forzó un cambio de escenario (también en el Congreso la calle ha restado protagonismo a los interiores), la representación ha sido la misma de cada año y, una vez más, ha apuntado hacia las grietas de un sistema político marcado en la actualidad por la crispación y el enfrentamiento.

Si en otras celebraciones las eventuales reformas necesarias de la Constitución marcaban la agenda del aniversario, en esta ocasión el mensaje, prácticamente unánime, que se ha trasladado desde los partidos es que la Carta Magna está en "peligro".

Para las formaciones conservadoras, es el Gobierno el que quiere "derrocar" (esa fue la palabra que escogió la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso) el texto constitucional; para el Ejecutivo y las formaciones de izquierdas, la derecha "asedia" la Constitución cuando bloquea la renovación del Poder Judicial o dice que este es "el peor Gobierno de la historia", abarcando también el periodo de la dictadura franquista (una afirmación que Vox repitió sin tapujos una vez más). La división en torno al sistema político fue más allá de la Constitución, y las previsiones de la jornada fueron arrasadas por el último escándalo fiscal de Juan Carlos I

En el 42 aniversario del texto constitucional, la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha pronunciado un breve discurso en la escalinata de la Puerta de los Leones, acompañada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la presidenta del Senado, Pilar Llop, la Mesa y portavoces parlamentarios de ambas Cámaras, miembros del Gobierno y los presidentes del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

El Día de la Constitución ha contado con otro protagonista, el rey emérito, después de que, tal y como ha desvelado El País este domingo, el abogado de Juan Carlos I haya presentado una declaración voluntaria para regularizar su situación fiscal ante la Agencia Tributaria por las tarjetas opacas usadas por él y por los miembros de la Familia Real entre 2016 y 2018.

Un gesto que supone "una confesión", en palabras del portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. En unas declaraciones realizadas en el patio de la Cámara Baja, ha valorado tanto la petición del rey emérito como el día elegido para hacerla pública: "Menudo día ha elegido Juan Carlos I para confesar que ha defraudado a la Hacienda española, menudo día, el día de la Constitución".

El diputado de Unidas Podemos y secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, ha reivindicado el "proyecto republicano" y ha asegurado que, además de un proyecto "de futuro" es también "concreto, de hoy". "Cuando se defiende lo público, se protegen las pensiones de los mayores o se invierte en Educación, ya se está haciendo republicanismo".

No obstante, otros representantes de la derecha han alabado la figura del rey emérito por encima de las informaciones sobre su fortuna, aunque han evitado hablar de esta última polémica. En este sentido, el presidente del PP, Pablo Casado, ha destacado "el legado del rey don Juan Carlos para ser arquitecto de la Transición, pieza imprescindible en las libertades y la democracia". 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reivindicado la figura del rey emérito: "Solo puedo recordar el papel tan importante y todo lo que le debemos los españoles. Hizo que nos fundiéramos en un abrazo y en un texto, la Constitución. Si hay un buen día para reivindicar su legado y su figura, es este", ha defendido la presidenta madrileña.

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, ha subrayado el papel de la monarquía, pues da "estabilidad" a España y "ha estado a la altura": "Ha sido un símbolo de unidad y de respeto a la diversidad y a la pluralidad de las comunidades autónomas y a las nacionalidades de nuestro país", ha añadido.

Dos argumentos para "dignificar" aún más la Constitución

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una breve intervención sin preguntas en el Congreso, ha valorado que "sobran las razones" para para celebrar la vigencia de la Carta Magna. Con todo, considera que este año hay dos argumentos más para "dignificar la fortaleza de la Constitución".

El primero, ha señalado, el "instrumento constitucional" del Estado de alarma: "Gracias a ello estamos dando una respuesta eficaz a la mayor pandemia de los últimos años". En segundo lugar, Pedro Sánchez ha destacado que el Pleno de la Cámara Baja haya aprobado por amplia mayoría el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado, cuyo texto ha sido remitido al Senado para que continúe con su tramitación parlamentaria. 

"Pido a todos los actores políticos, a todos, que celebremos el día de la Constitución, que cumplamos todos los días del año, del primero al último, todos los artículos de una Constitución que salva vidas gracias al estado de alarma y que gracias a los presupuestos elevan al máximo nivel su alma social", ha zanjado el presidente del Ejecutivo.

Las palabras de Sánchez estuvieron precedidas por las declaraciones de los portavoces de PP, Vox y Unidas Podemos, que coincidieron en alertar sobre el "peligro" que corre el texto constitucional y se acusaron mutuamente de protagonizar una ofensiva contra la Carta Magna. El líder del PP, Pablo Casado, ha hecho referencia a las intervenciones de los dirigentes de Unidas Podemos este sábado, durante el Consejo Confederal que reunió a las direcciones de los partidos que conforman UP, en referencia al "horizonte republicano" y a la defensa de los valores republicanos.

"El ministro de Consumo apeló ayer a la república, y los dirigentes de Unidas Podemos también hablaron de república", ha asegurado, advirtiendo de que estas declaraciones van en contra de los "candados" constitucionales que blindan a la monarquía.

"La Constitución española está bajo asedio por dos quintos de esta Cámara. 52 diputados de Vox, que dicen que los gobiernos de la dictadura eran mejores que los gobiernos de la democracia; y 88 del PP, que llevan dos años incumpliendo el artículo 122.3, que dice que el CGPJ debe renovarse cada cinco años, con el objetivo de evitar que se juzgue a sus altos cargos que tienen problemas con la corrupción", aseguró el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique.

Batet pide no "apropiarse" de la Carta Magna

En este contexto, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha apelado a una "lectura integradora" de la Carta Magna: "Una Constitución inclusiva demanda una lectura honesta y abierta; una lectura también integradora, que no pretenda apropiarse del texto constitucional convirtiéndolo en bandera y patrimonio partidista. Nadie tampoco debe pretender ignorar los contenidos que le resulten molestos o incorporar al mismo nuevas exigencias excluyentes o reductoras", ha señalado durante un discurso pronunciado en la escalinata de la Puerta de los Leones, ya que el acto ha tenido que celebrase en los exteriores del Congreso por la situación de pandemia.

Batet ha celebrado la voluntad de pacto recogida en la Constitución, y ha añadido que esta capacidad política "debe ser un acicate para buscar acuerdos igualmente difíciles y satisfactorios entre nuestras fuerzas parlamentarias y entre las distintas entidades territoriales de nuestro país", en alusión a los pactos alcanzados entre el Gobierno de coalición y las distintas fuerzas independentistas, nacionalistas y autonómicas del amplio arco parlamentario de cara a la aprobación de los Presupuestos. Por todo ello, ha defendido que la tarea de la política debe ser "opuesta al enfrentamiento generalizado entre opciones irreconciliables, a la descalificación del oponente, a la permanente negativa a hallar puntos de coincidencia".

La presidenta de la Cámara Baja ha agradecido a los distintos profesionales sanitarios, así como a los trabajadores de servicio público, como maestros, trabajadores sociales, fuerzas de seguridad, fuerzas armadas, personal de protección civil y "tantas otras personas" por sostener la lucha contra la covid-19.

Por todo ello, y ante los retos futuros para superar esta emergencia sanitaria y económica, Batet ha pedido "soluciones difíciles": "Toda respuesta acertada surge de un diálogo lleno de incertidumbres, discrepancias, condicionantes, enfoques divergentes e ignorancias en todos sus participantes". 

Más noticias