Público
Público

Fin del estado de alarma España se convierte en un macrobotellón una hora después de terminar el estado de alarma

Los centros de las grandes ciudades vivieron aglomeraciones en la primera noche sin toque de queda.

Imagen de la Plaza Mayor de Salamanca tras el fin del estado de alarma.
Imagen de la Plaza Mayor de Salamanca tras el fin del estado de alarma. EFE/J.M.GARCIA.

Madrid, Barcelona, San Sebastián, Sevilla, Salamanca, Bilbao... El final del estado de alarma no ha tardado ni una hora en ver cómo las arterias principales de las grandes ciudades de España se inundaban de gente en busca de fiesta, lo que ha provocado aglomeraciones no vistas en meses.

Medio millar de personas, muchas de ellas sin mascarilla y sin respetar las distancias de seguridad, se han reunido en la madrugada de este domingo en el paseo Lluis Companys de Barcelona, bajo el Arco de Triunfo, tras finalizar a las 00.00 horas el estado de alarma.

Esta ha sido una de las principales aglomeraciones que se han registrado en la capital catalana una vez que ha decaído el estado de alarma y con él el toque de queda que en Catalunya estaba fijado a partir de las 22.00 horas.

Imagen del Passeig Lluis Companys de Barcelona donde cientos de personas se concentran tras el fin del estado de alarma. — EFE/QUIQUE GARCIA.

Otros puntos en los que se han juntado decenas de personas han sido la plaza de los Ángeles, el paseo del Born, plazas como la de Gracia y la de la Revolución o diversas playas de la ciudad.

El centro de Madrid, de fiesta

La primera noche sin estado de alarma ni toque de queda en Madrid ha sido una multitudinaria celebración de miles de jóvenes bebiendo y bailando en las calles y plazas más céntricas de la capital, que parecían festejar de modo anticipado San Isidro, el día 15, patrón de los madrileños.

Plazas como las de Chueca y Malasaña o la Puerta del Sol han sido tomadas por miles de jóvenes, que no han guardado la distancia interpersonal ni han acatado el toque de queda que regía este sábado hasta las 23.00 horas, por lo que podían ser multados, y que han seguido de fiesta hasta mucho después del estado de alarma, que ha vencido a las doce de la noche.

En la calle de Velarde, en el popular barrio de Malasaña, han volado latas y botellas contra dos vehículos patrulla de la Policía Local, que ha dispersado una aglomeración de jóvenes y les ha obligado a huir hacia la cercana Plaza Dos de Mayo, ya atestada de gente consumiendo alcohol en grupos de más de seis personas.

En la Puerta del Sol, la Policía Local ha desalojado el "kilómetro cero" en torno a las 23.30 horas ante la concentración de la gente, que se ha quedado en las calles aledañas esperando a que el icónico reloj marcara las doce de la noche y decayese el estado de alarma.

Acordonada por los agentes, los jóvenes no han cesado de gritar las palabras "libertad", "alcohol" y el estribillo de la canción Seven Nation Army y, segundos antes de las doce, han empezado a corear una cuenta atrás que ha acabado con una carrera hacia el centro de Sol.

Ambiente en la Puerta del Sol de Madrid tras el fin del estado de alarma. — EFE/LUCA PIERGIOVANNI.

Fiesta en Bilbao, Salamanca y Sevilla

Como si de una Nochevieja se tratara, al dar las doce y ya sin toque de queda ni restricciones de movilidad, miles de vascos han salido a la calle con mucha ilusión, muchas con bolsas con bebidas y con música a tope en plazas y parques, y se han lanzado cohetes y petardos.

En municipios de los tres territorios se han juntado jóvenes que se saludaban y festejaban en grupos en los que se veían pocas mascarillas. Así, centenares de personas se han dado cita en el Parque de Doña Casilda y la Plaza de Unamuno del Casco Viejo en Bilbao, así como en la Parte Vieja de San Sebastián, en la Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria, y también en las playas de la costa vasca, como la de Arrigunaga en Getxo.

Ese fue el ánimo general también en Sevilla, donde a ritmo de Bella Ciao, cientos de jóvenes se reunieron en La Alameda de Hércules, según recoge el Diario de Sevilla. Salamanca, la capital universitaria de España, enloqueció una vez quedó desactivado el estado de alarma, y vio cómo el centro de la ciudad se inundaba de jóvenes con ganas de fiesta, tal y como recogen imágenes de la agencia EFE y diarios locales como La Gaceta de Salamanca

Por ejemplo, en Navarra se identificó este sábado a 50 personas que se encontraban celebrando un cumpleaños en un piso ubicado en el Paseo de Santa Lucía, en el barrio pamplonés de Buztintxuri. La Policía Foral ha informado de la interposición este fin de semana de 140 denuncias por incumplimientos a la normativa por covid-19, la mayoría por botellones y fiestas multitudinarias.

Más noticias