Público
Público

Ruiz Palacios El ex responsable de Emergencias en Murcia considera su cese "desproporcionado" y solicita su baja como afiliado de Cs

"No vine a la política del 'postureo', vine a trabajar". Con estas palabras se ha despedido de Ciudadanos Pablo Ruiz Palacios, ex director general de Seguridad Ciudadana y Emergencias, cesado por su partido tras acudir al teatro en plena gota fría.

Pablo Ruiz Palacios, en la rueda de prensa, horas después de comunicarse su cese.- EUROPA PRESS

EUROPA PRESS

El director general de Emergencias cesado, Pablo Ruiz Palacios, ha asegurado este miércoles que su decisión de acudir al teatro en plena gota fría en la Región de Murcia "ha sido un error de novato", a pesar de ello lamenta que "haya pesado más una foto hecha en dos horas de descanso después de tres días sin pasar por casa".

Ruiz Palacios no comparte la decisión de su partido, "tomada desde Madrid", y considera que "este repentino y sorprendente" cese "es una decisión completa y absolutamente desproporcionada" porque "no se tiene en cuenta el trabajo realizado desde el minuto uno" y por eso mismo, ha señalado, "no dimití porque moralmente no tengo ningún motivo; tengo la conciencia tranquila".

"Me he llevado un gran desengaño del mundo de la política", así ha anunciado que esta misma mañana ha solicitado su baja como afiliado de Ciudadanos, porque ha pesado más una fotografía en tu tiempo libre "que todo el trabajo, dedicación y resultados del mundo".

"No puedo seguir en un partido con el que no comparto esta decisión", ha manifestado, a pesar de todo ello, da las gracias "a los compañeros que me han apoyado desde el primer momento y hasta el final y han creído en mi". Se ha referido a Miguel López Bachero –que dejó de militar también en Cs–, Miguel Garaulet o Ana Martínez Vidal, "que en estos días tan difíciles, se han dirigido a mi a través del teléfono".

En rueda de prensa, tras conocerse anoche su cese, ha pedido perdón por esa imagen, nuevamente, por considerarlo "un error de imagen" pero "en ningún momento, desde que tomé posesión del cargo, desatendí mis obligaciones como director general y me he entregado en cuerpo y alma al servicio de la Consejería y de los murcianos". "No vine a la política del 'postureo', vine a trabajar".

Más noticias