Público
Público

Exhumación de Franco El Gobierno trabaja para trasladar los restos de Franco "a un sitio de respeto pero no público"

"Inhumación con respeto y privacidad", ha indicado la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE/Javier Lizón

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha confirmado este martes que el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez trabaja para exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos e inhumarlo de nuevo "en un sitio de respeto pero no público".

Así se ha expresado la número dos del Ejecutivo en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Senado, donde esta tarde se ha celebrado la habitual sesión de control al Gobierno. "Inhumación con respeto y privacidad", ha incidido Calvo.

Después de que en un primer momento el Ejecutivo asumiese que no podía hacer nada frente al deseo expresado por la familia de Franco de inhumar los restos del dictador en la cripta de La Almudena, lugar incluido en el circuito turístico madrileño y situado en pleno centro de la capital, los socialistas han decidido reformar la Ley de Memoria Histórica para impedir que Franco termine en La Almudena. Para ello, presentarán próximamente una serie de enmiendas a la reforma de la Ley de Memoria que se tramita en la actualidad en el Congreso de los Diputados.

Como ha explicado este martes el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas, el objetivo de los socialistas es que los restos de Franco acaben en un cementerio y no en la cripta de la Almudena, introduciendo en la ley la prohibición de que se pueda enaltecer al dictador en un "espacio emblemático, central, público y abierto de una gran ciudad".

El PSOE está afinando la redacción de las enmiendas que esperan poder presentar la próxima semana en el Congreso. De momento, lo que ya tiene claro es que quiere que esa norma recoja el impedimento expreso de que "el dictador y la dictadura sean enaltecidos en cualquier espacio público de nuestro país".

Además, tienen previsto introducir un régimen de sanciones para quien incumpla la norma, si bien aún están estudiando esos castigos, según ha precisado el secretario general del Grupo Socialista.

Los socialistas asumen que será muy difícil impedir, en el caso de que los restos de Franco sean inhumados en un cementerio, que algunos grupos de personas puedan ir a rendirle homenaje allí. En este contexto, Simancas ha recalcado que "es evidente que el enaltecimiento es más intenso, más provocador y negativo en un espacio público sito en el centro de una ciudad" que en un cementerio como podría ser el de Mingorrubio en el distrito madrileño de El Pardo.

Más noticias en Política y Sociedad