Público
Público

Extremistas en el Ejército ERC pregunta al Gobierno por el coronel del Estado Mayor que persigue a los denunciantes de los militares ultras

El parlamentario Joan Josep Nuet, de Esquerra Republicana, presenta por escrito en el Congreso de los Diputados cinco preguntas al Ejecutivo sobre la presencia de núcleos de extrema derecha en el Ejército, centradas en las acciones del coronel Luis-García Mauriño contra los integrantes del grupo de alertadores Ciudadanos de Uniforme reveladas por Público.

Página de 'gofundme' abierta en nombre de 'Tercios Viejos españoles' por el coronel jefe de Inteligencia del Mando Operativo de Defensa, Luis García-Mauriño, contra el grupo Ciudadanos de Uniforme, que ya ha sido eliminada.
Página de 'gofundme' abierta en nombre de 'Tercios Viejos españoles' por el coronel jefe de Inteligencia del Mando Operativo de Defensa, Luis García-Mauriño, contra el grupo Ciudadanos de Uniforme, que ya ha sido eliminada. Público

La persecución desde la cúpula del Ejército de los militares que denunciaron, a través del grupo Ciudadanos de Uniforme, la presencia de oficiales y suboficiales en activo de ideología neonazi y rituales hitlerianos, tal como reveló Público en sendas exclusivas, ha alcanzado al Gobierno desde el Congreso de los Diputados, donde el Grupo Republicano de ERC ha registrado una batería de preguntas sobre ese tema.

Este miércoles, el diputado Joan Josep Nuet Pujals, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha presentado en el Registro General de las Cortes un escrito de "control e información" solicitando al Ejecutivo que responda por escrito a las siguientes cuestiones:

En las últimas semanas gracias al trabajo incansable del Grupo "Ciudadanos de Uniforme", hemos podido descubrir que existen pruebas fehacientes de la filiación a grupos neonazis por parte de militares en activo, como es el caso del capitán del Aire Antonio Meroño Jiménez, lo que desmiente el argumento repetido una y otra vez públicamente desde el Ministerio de Defensa y en boca de la ministra Robles sobre la inexistencia de tales grupúsculos o de su influencia real en la cúpula militar. Además, el pasado febrero, y a pregunta escrita del Grupo Republicano, el Gobierno respondió: "las manifestaciones (...) corresponden a opiniones particulares de ciudadanos que adquirieron tiempo atrás la condición de militares retirados y no están, por ello, al deber de neutralidad política ni a responsabilidad disciplinaria, son exclusivamente suyas, y no son de ningún modo representativas del colectivo del personal militar".

"Parecen más preocupados en perseguir a estos denunciantes que a los militares adeptos a una ideología antidemocrática"

Pese a estas pruebas, algunos miembros del Estado Mayor de la Defensa, como el coronel del Aire Luis García-Mauriño, que es jefe de Inteligencia del Mando de Operaciones del Ministerio de Defensa y presidente de la asociación profesional militar "Tercios Viejos españoles" parecen más preocupados por perseguir a estos denunciantes anónimos, contraviniendo la directiva europea sobre alertadores de obligado cumplimiento para los socios de la Unión Europea, antes que perseguir a estos militares que hacen gala de su falta de neutralidad política y, más allá, son adeptos a una ideología antidemocrática basada en el discurso del odio.

De hecho, la asociación Tercios Viejos Españoles vulnera constantemente la obligación de neutralidad política que, como mencionábamos anteriormente, es de obligado cumplimiento para los militares en activo. Este incumplimiento se da a través de la difusión de tuits que apoyan e incluso retuitean las posturas de extrema derecha de partidos como VOX, PP y sus líderes con mensajes claramente racistas o de claro apoyo electoral, entre otros.

"Tildan de 'caza de brujas para acabar con la LIBERTAD' denunciar a militares en activo que militan en la ultraderecha"

Es especialmente preocupante por el hecho que el presidente de dicha asociación, Luis García-Mauriño es el coronel Jefe de Inteligencia del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa en la Base de Retamares (en Pozuelo de Alarcón), popularmente conocida como el "Pentágono español" por estar ahí situado el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), Ciberdefensa y el Mando Conjunto de Operaciones Especiales. Tildar de "caza de brujas para acabar con la LIBERTAD" el hecho de denunciar la existencia de militares en activo con militancia en grupos de ultraderecha es una actitud que, como mínimo, debería poner en alerta a cualquiera que se autodenomine demócrata.

Un miembro del Estado Mayor de la Defensa, así como el Ministerio de Defensa en general, tendría que estar preocupado por perseguir y acabar con estas faltas de neutralidad y antidemocráticas en lugar de atacar a un grupo que, al fin y al cabo, vela por el cumplimiento de la normativa y lucha contra la corrupción.

A continuación, el diputado Nuet plantea una serie de preguntas a las que el Gobierno debería responder por escrito:

Preguntas de ERC al Gobierno sobre el coronel García-Mauriño y los militares ultras. Público

1. ¿Ha obtenido el Gobierno respuesta de la Fiscalía sobre las palabras de los
militares que llamaban a fusilar a 26 millones de españoles
?
2. ¿Qué opinión le merece al Gobierno que el jefe de Inteligencia del Estado Mayor esté persiguiendo a los militares que denuncian a los ultras en el Ejército y atacando a los periodistas que informan sobre ello?
3. ¿Va a tener consecuencias para el coronel Luis García-Mauriño el hecho de hacer un llamamiento contra el cumplimiento de la directiva europea de alertadores? ¿Le parece normal al Gobierno esta actitud?
4. ¿Ha impulsado el Gobierno alguna acción de investigación a raíz del informe presentado por el grupo Ciudadanos de Uniforme sobre la presencia de la extrema derecha en miembros en activo en las Fuerzas Armadas?

5. ¿Qué opinión le merece al Gobierno que una asociación profesional de militares como "Tercios Viejos españoles" se signifique políticamente en las redes sociales dando difusión a todo tipo de mensajes, especialmente en el caso de la difusión de mensajes racistas? ¿Va a tener algún tipo de consecuencia? ¿Recibe algún tipo de subvención pública?

Tercios Viejos acusa a 'Público' de formar una "trama"

Tras la publicación de la exclusiva de Público sobre la campaña del coronel Luis García-Mauriño contra los denunciantes de militares en activo de ideología neonazi, la asociación Tercios Viejos españoles publicó una página web titulada:

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE COBARDES DE UNIFORME?
Descubierta la trama.

En ella, se acusa a Público de estar detrás de ese grupo de militares en la red social Telegram, se acusa al periodista autor de las informaciones de tener "inquina y odio" contra alguien a quien no conoce, y se subraya la detención que padecieron sus padres durante el franquismo "por su posible relación con ETA con motivo del atentado de la calle del Correo", sin mencionar que pasaron diez meses en prisión (en 1974-75) sin que se formulase imputación judicial ninguna contra ellos, hasta que fueron liberados sin cargos.

La página asegura que este diario informa "sin pruebas, sin investigación seria, sin documentarse" y argumenta que la asociación Tercios Viejos "pertenece a sus asociados, los cuales toman sus decisiones en las Asambleas Generales. Entre una y otra, es la Junta Directiva la que gobierna la Asociación. El Presidente es sólo uno más", para aducir que el coronel García-Mauriño no es el autor de la campaña de persecución de los denunciantes.

No obstante, en la página original de la plataforma de crowdfunding GoFundMe sobre esa campaña –que ha sido eliminada, supuestamente por ser "saboteada" según Tercios Viejos– aparecía claramente que "Luis García [y no la asociación] es la persona que organiza esta recaudación de fondos", tal como se puede comprobar en la captura de pantalla reproducida al inicio de este artículo.

Más noticias de Política y Sociedad