Público
Público

Exclusiva de Público

Ultraderecha en el Ejército El capitán neonazi que instruyó a cadetes del Ejército del Aire es jefe de Inteligencia de la mejor unidad de aviones de combate

El oficial Antonio Meroño Jiménez, cuya ideología hitleriana fue desvelada por Público, fue ascendido a Jefe de Negociado de Inteligencia del Ala 14 en la base aérea de Albacete, donde maneja documentación clasificada e información personal sensible de los militares destinados allí, sobre los que tramita las habilitaciones de seguridad en operaciones de la OTAN.

El capitán Meroño (haciendo el signo de las SS) con miembros del grupo neonazi Lo Nuestro (detrás, de izq. a der.): Pedro Santiago Escobar Honrubia, 'Meneses Menesito', 'Giorgio' Sánchez, 'Toni Cartagena' y Jorge 'Poyato', en 2018.
El capitán Meroño (haciendo el signo de las SS) con miembros del grupo neonazi Lo Nuestro (detrás, de izq. a der.): Pedro Santiago Escobar Honrubia, 'M.M.', 'Giorgio' Sánchez, 'Toni Cartagena' y Jorge 'Poyato', en 2018. Público

Entre los militares de extrema derecha que están en activo en las Fuerzas Armadas destaca el capitán Antonio Meroño Jiménez porque no sólo instruyó a cientos de cadetes durante los años que pasó como jefe de escuadrilla en la Academia General del Aire, sino que tras ser condecorado y destinado a la importante base aérea de Los Llanos (Albacete), fue ascendido a jefe de Inteligencia del Ala 14, la mejor unidad de caza y ataque de la Fuerza Aérea.

Aunque los nombramientos internos en la unidad a la que un militar ha sido destinado no salen publicados, Público ha podido comprobar por diversas fuentes militares y documentales que el capitán Meroño ejerce actualmente esa Jefatura del Negociado de Inteligencia –ubicado en la zona de los pilotos–, como demuestra la correspondiente entrada del listado telefónico interno del CESTIC (Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) del Ministerio de Defensa que se reproduce en la imagen de más arriba.

Arriba, juramento de miembros de las SS. Abajo, neonazis españoles.
Arriba, juramento de miembros de las SS. Abajo, neonazis españoles. Público

En la parte superior de la imagen que encabeza este artículo, Público aporta una nueva foto –inédita hasta el momento– del capitán Meroño haciendo el signo del juramento de las SS (Schutzstaffel o Escuadras de Protección del Ejército Nazi) de obediencia y fidelidad a Hitler, rodeado por integrantes del grupo neonazi murciano Lo Nuestro con los que mantiene una estrecha relación, como reveló este diario.
Aquí reproducimos dos fotos que muestran ese signo (los tres primeros dedos de la mano derecha extendidos), empleado por los militares de las SS para pronunciar su juramento (arriba), y abajo neonazis españoles haciendo ese mismo gesto nazi, con el que se identifican entre ellos sin tener que alzar el brazo en el saludo fascista.

Un camarada del capitán fue condenado por pertenencia a la organización neonazi Hammerskin, ilegal en España 

En cuanto a la fotografía con la que arranca este artículo –una de las que estaban en cuentas de redes sociales que ellos han eliminado tras la aparición de la primera exclusiva de Público–, a la izquierda con el pulgar hacia arriba está el neonazi convicto Pedro Santiago Escobar Honrubia. Éste fue condenado en julio de 2009 por la Audiencia Provincial de Madrid a un año de prisión y 12 años de inhabilitación absoluta por pertenencia a la facción española de la organización neonazi internacional Hammerskin, una multinacional del racismo fundada en EEUU con "capítulos" en nueve países europeos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Esa sentencia fue ratificada en 2012 por el Supremo, quedando ilegalizada en España a partir de ese momento dicha formación neonazi. (*)

Los otros son camaradas neonazis habituales de las reuniones del capitán Meroño con integrantes del grupo murciano –con estructura en Cartagena– Lo Nuestro, inspirado en la organización Hammerskin Nation: 'M.M.', 'Giorgio' Sánchez, 'Toni Cartagena' y Jorge 'Poyato', según los alias que ellos siempre han empleado en las redes sociales.

El 14:88 o cómo mezclar al Ku Klux Klan con "Heil Hitler"

'Meneses Menesito' y el capitán Meroño con camiseta 14:88 en julio de 2014.
'M.M.' y el capitán Meroño con camiseta 14:88 en julio de 2014. Público

La afición del capitán Meroño por la parafernalia nazi –como la Cruz de Hierro auténtica, original de 1939, que se compró y lució en 2015– también le ha llevado a vestir la camiseta con el simbólico 14:88 de significado xenófobo y hitleriano. El 14 alude a las "14 palabras" del eslogan racista del dirigente del Ku Klux Klan, David Lane, quien sentenció: "Debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para los niños blancos".
En cuanto al 88, corresponde a la octava letra del alfabeto (la H) repetida en la abreviación "HH". Es decir, "Heil Hitler". Bajo esta simbología numérica, la camiseta que luce el capitán Meroño en la foto de él con su camarada neonazi 'M.M.' que aquí reproducimos, también reza: "Our time will come" (en inglés: "Nuestro tiempo llegará").​

El capitán Meroño recibe la Medalla al Mérito Aeronáutico, en junio de 2017.
El capitán Meroño recibe la Medalla al Mérito Aeronáutico, en junio de 2017. Público

A pesar de que esa ideología era notoria y conocida en círculos militares –puesto que Meroño participaba en homenajes a la División Azul y actos fascistas– durante su etapa de Jefe de Escuadrilla en la Academia General del Aire, como instructor de cadetes que se formaron con él para ser futuros oficiales, el capitán recibió, en junio de 2017, la Medalla al Mérito Aeronáutico, de manos de un general de división, tal como muestra la fotografía que se reproduce junto a estas líneas.
Año y medio después, su labor fue recompensada con el destino en la base aérea de Los Llanos (Albacete, su ciudad natal), donde en noviembre de 2018 fue nombrado Jefe del Negociado de Inteligencia del Ala 14, "un auténtico caramelito", como lo define para Público un veterano militar del Ejército del Aire que conoce las tareas y prerrogativas de ese cargo.

Cazas españoles patrullando el cielo frente a Krasny Bor

El jefe de Inteligencia de una base militar no dirige operaciones de espionaje, sino que debe elaborar informes sobre las características del enemigo y las condiciones sociales, sanitarias y políticas del terreno en el que se opera y se va a operar. En este caso, la unidad de caza y ataque Ala 14 –dotada con aviones Eurofighter Typhoon (C.16 en nomenclatura militar) de fabricación europea con colaboración española– participa en la misión de la OTAN de Policía Aérea del Báltico, en su destacamento en Lituania (Vilkas), en la base aérea de Siauliai.

Meroño con el sargento Conesa (arriba) y con el cabo primero Veiga (abajo).
Meroño con el sargento Conesa (arriba) y con el cabo primero Veiga (abajo). Público

Irónicamente, esos cazabombarderos españoles patrullan los cielos sobre el territorio fronterizo con Rusia frente al lugar donde se libró la batalla más famosa de la División Azul: Krasny Bor, donde la 250ª División de Voluntarios Españoles de la Wehrmacht participó en el cerco del Ejército nazi contra Leningrado. Las camisetas conmemorativas de esa batalla son vestimenta corriente de los ultras españoles y las lucen a menudo tanto el propio capitán Meroño como sus camaradas neonazis militares.
En estas dos imágenes superpuestas que reproducimos aquí se puede ver a Meroño junto al sargento Alfonso López Conesa, de la Armada (arriba), y con el cabo primero Héctor Veiga Gutiérrez, de Infantería de Marina (abajo). La camiseta que llevan Conesa y Meroño es de una supuesta "Universidad Krasny Bor - est. 1943", el año de la célebre batalla de la División Azul, a la que en realidad pretende homenajear.

Un neonazi tramitando los pases de seguridad de la OTAN

La mayor parte de la tarea que ejerce actualmente el capitán Meroño en el Ala 14 de la Fuerza Aérea se centra en el manejo y control de documentación militar clasificada y de información personal sensible de los militares que operan en la base de Los Llanos, que es también la sede del TLP (Tactical Leadership Programme), la escuela de excelencia de la OTAN para pilotos y tripulaciones considerada el Top Gun de Europa.

De hecho, como jefe del Núcleo S-2 (Información) Meroño es quien toma las decisiones sobre la seguridad del personal y de las instalaciones, y tramita las Habilitaciones Personales de Seguridad (HPS) que autorizan a militares a acceder a las instalaciones de la OTAN.

Esos informes HPS incluyen información personal reservada y muy detallada de los interesados, y en su declaración no sólo deben aportar un historial familiar exhaustivo, así como de sus "parejas estables", incluidas sus posibles "relaciones o trabajo con gobiernos extranjeros, o en organizaciones/programas internacionales o multinacionales", e incluso las meras estancias en otros países, sino también los datos completos de progenitores y convivientes. Asimismo, tienen que indicar dos personas de su entorno (diferentes de las anteriores) que puedan dar referencias​.

Finalmente, tienen que responder un "cuestionario de seguridad" –y luego remitirlo a un e-mail del Centro Nacional de Inteligencia (CNI)–​, donde se les pregunta (como se puede ver en la siguiente reproducción de su página 5) sobre:

¿Grupos radicales o contra el orden constitucional?

Página 5 de la solicitud de Habilitación Personal de Seguridad (HPS) del Ejército.
Página 5 de la solicitud de Habilitación Personal de Seguridad (HPS) del Ejército. Público

1. Existencia de algún antecedente o proceso judicial, aunque sea leve y en el pasado.
2. Relación con grupos radicales o terroristas.
3. Relación con personas de países que no sean miembros de OTAN/UE o con gobiernos/servicios de inteligencia extranjeros.
4. Pertenencia a organizaciones en contra del orden constitucional de España o que impidan las libertades y derechos de los demás.
5. Existencia de dificultades económicas o deudas con la Administración Pública.
6. Consumo de alcohol/drogas o existencia de trastornos emocionales.
7. Aspectos susceptibles de ser usados como objeto de presión.
8. Infracción de normas de seguridad o del manejo de sistemas de información y comunicación.
9. Cualquier aspecto no contemplado y que considere que pudiera afectar a la seguridad de la información clasificada.

Solicitud de Habilitación Personal de Seguridad de la Autoridad Nacional para Protección IC.
Solicitud de Habilitación Personal de Seguridad de la Autoridad Nacional para Protección IC. Público

Pues bien, el oficial al mando de ese control especial de seguridad, en el Ala 14 de la Fuerza Aérea, resulta ser un capitán con estrechos vínculos con dirigentes y grupos neonazis, que además luce emblemas y vestimenta hitleriana, proclamando que "nuestro tiempo llegará". Y es él quien vigila allí que los militares españoles con acceso a la OTAN no tengan "relación con grupos radicales" ni pertenezcan a "organizaciones en contra del orden constitucional de España o que impidan las libertades y derechos de los demás".
El capitán Meroño es, pues, "el mando o responsable de la unidad que autoriza la solicitud" de cada HSP enviada a los servicios secretos para su validación, y quien recomienda el nivel de acceso a "secreto" y "top secret" que se debe conceder a cada uno de los militares de la base, como se puede ver en esta otra reproducción del formulario SHPS-100 de la Autoridad Nacional para la Protección IC.

En resumen, si las autoridades del Ministerio de Defensa –o la futura comisión de investigación del Congreso de los Diputados sobre la existencia de núcleos de extrema derecha en el Ejército– solicitasen información sobre presencia de militares ultras en el Ala 14 de la Fuerza Aérea, el oficial que la proporcionaría sería este capitán de ideología y activismo neonazi.

De momento, el capitán Meroño influye en las decisiones sobre la concesión de destino a los militares que soliciten ser admitidos en ese Ala 14 de la Fuerza Aérea, y Público tiene conocimiento de que ya ha se ha guiado por prejuicios personales e ideológicos en ese cometido.

(*) Fe de errores

La condena de un año de prisión y 12 años de inhabilitación absoluta dictada por la Audiencia Provincial de Madrid en julio de 2009 contra Pedro Santiago Escobar Honrubia fue por pertenencia a la facción española de la organización neonazi internacional Hammerskin, pero no incluyó (a causa de un defecto de forma) la tenencia ilícita de armas, como se aseguraba en este artículo, a pesar de que figura en la sentencia como uno de los "hechos probados" y ese delito le fue imputado en el escrito de acusación de la Fiscalía.

Más noticias