Público
Público

Galicia Feijóo disimula la menor producción legislativa en 20 años con "leyes baratas"

El Gobierno de la Xunta presidido por Alberto Núñez Feijóo llega al final de su mandato con el menor ritmo legislativo en las dos últimas décadas, aunque posea mayoría absoluta en la Cámara gallega. Ahora, el Gobierno reserva varias leyes para tramitar antes de las elecciones.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, durante una entrevista para Europa Press. / EUROPA PRESS
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, durante una entrevista para Europa Press. / EUROPA PRESS

El tercer mandato del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se acerca a su fin con el menor ritmo legislativo registrado en Galicia en los últimos veinte años desde la legislatura de Manuel Fraga (1990-2005), ambos ostentando mayoría absoluta con el Partido Popular. La media actual gallega se sitúa en siete leyes aprobadas anualmente frente a las 12 o 13 corrientes. A las puertas de los comicios electorales, el Ejecutivo autonómico custodia cinco textos pendientes de tramitación antes de la disolución de la Cámara gallego en verano para celebrar elecciones en otoño. La portavoz del Grupo Común da Esquerda Luca Chao insiste en que todas estas iniciativas son "leyes vacías y baratas" para camuflar la parálisis legislativa.

"El PP de Galicia desprecia el parlamentarismo", explica Chao. "Prefieren ignorar la cámara y abusar del poder Ejecutivo". Una de las propuestas pendientes es la Ley de Impulso Demográfico de la Consellería de Política Social remitida el 10 de diciembre de 2019, que trata de reducir el "impacto de la pérdida de la población en la comunidad" según el Gobierno Autonómico, que actualmente ya se sitúa por debajo de los 2,7 millones de habitantes.

El Consello Económico Social (CES), órgano dependiente de la propia Xunta, presentó más de una treintena de consideraciones a principios de enero para mejorar el anteproyecto de esa ley. La institución explicó que en la iniciativa del Gobierno gallego "abundan meras declaraciones de intenciones y compromisos muy genéricos, desvirtuando el carácter real que tendría que tener esta ley". Los plazos para la tramitación de estos textos dependerán de la Comisión y de las enmiendas presentadas por los diputados. Las comisiones deberán concluir la tramitación de cualquier asunto en un plazo máximo de dos meses, pero puede haber circunstancias excepcionales, que pueden ampliarlo o reducirlo.

En la misma situación se encuentra la Ley de Pesca Continental que sustituye a la de 1992. Según el titular del Ejecutivo Autonómico, la misma "apostará por un modelo de pesca sostenible capaz de generar empleo y riqueza por el relevo generacional". Al igual que avanzó la puesta en marcha de las Escuelas de río, con el fin de "implicar y educar a los más pequeños en la conservación de los ecosistemas acuáticos continentales", anunció el Presidente.

Orientada también a la defensa del medio ambiente y los ecosistemas, la Ley de Residuos ratificada el 12 de diciembre, se concibe para adaptar las directrices europeas en materia de gestión de residuos que marcan para este 2020 un objetivo de reciclaje del 50%. Mientras tanto, la Sociedad Galega de Medio Ambiente (SOGAMA), empresa creada por la Xunta, se sitúa en un 3%.

Por parte de Luca Chao, Feijóo con estas leyes "quiere demostrar que son los más verdes, eso es una burla" ya que "son absolutamente negacionistas de la alarma climática que vivimos", asegura. "Insisten en modelos equívocos que son muy permisivos con las empresas privadas y muy garantistas con nuestro medio natural", cuenta. Además, así como la Ley de Pesca defiende el ecosistema fluvial, denuncian junto con la Asociación Animalista Libera, la legitimación por parte de la Xunta de los campeonatos de caza del zorro.

"El PP es una brigada de demolición para la cultura"

En cuanto a la salud del ámbito cultural durante el tercer mandato de Feijóo, El Bloque Nacionalista Gallego (BNG) califica al partido como una "brigada de demolición de la cultura", y denuncian el desmantelamiento del Centro Gallego de Artes da Imaxe (CGAI), el Centro Dramático Galego (CDG) y el Centro Coreográfico Galego (CCG) tras anunciar la supresión de la dirección del CCG. Ahora, piden la dimisión del director del órgano dependiente, la Agencia Galega das Industrias Culturais (AGADIC), y critican los recortes de dinero a estos sectores para inflar el presupuesto del Xacobeo 2021.

Luca Chao, del Grupo Común da Esquerda, cuenta que "la única política cultural es la política del espectáculo encaminada a la promoción turística". De hecho, en Galicia, no existe una Consellería de Turismo individual sino una Consellería de Cultura y Turismo. Así, Feijóo anunció que el Año santo agrandaría el presupuesto de Cultura en 2020 para "explicitar el compromiso". Además, el PP de Galicia ya exigió al Gobierno Central colaboración y atención, y expresaron desde el grupo el deseo para que el AVE esté listo de cara a esas fechas.

Mientras tanto, como legislación "pionera en el acceso a la cultura" en la Comunidad, según Feijóo, la Xunta impulsa una Ley de Museos de Galicia ratificada el pasado 12 de diciembre, con el objetivo de dotar a los museos "mayor flexibilidad" y "mayor coordinación" entre ellos. Además, el texto se completa con un bloque de Ley de Bibliotecas aprobada en 2012, de momento, Galicia es la autonomía donde más bibliotecas públicas cerraron desde el 2008, en concreto 74 entidades culturales.

Ley de Ordenación del Territorio

Esta es la ley que más tiempo lleva calentando motores. Pretende sustituir a la de 1995 y permitirá "actualizar, simplificar y agilizar la ordenación urbanística de Galicia", comentó Feijóo. El pasado 28 de enero en el Parlamento Galego, la izquierda demostró su desacuerdo. El portavoz del Grupo Común da Esquerda, Antón Sánchez, defendió una enmienda de devolución, argumentando que las motivaciones para esta reforma defendidas por el PP son "falsas".

Para el PSdeG-PSOE, es una "nueva ley pantalla que pone el interés privado por encima de lo público". Igualmente, el grupo socialista presentó una enmienda de devolución rechazada por el PP, una norma que, para la portavoz de Urbanismo, María Pierres, permite que "las operaciones de índole privada que desee implantar la administración autonómica puedan ser desenvueltas en cualquier tipo de suelo, sea cual sea su calificación". 

"Frenesí absoluto" ante un adelanto electoral

Así lo define el parlamentario del PSdeG-PSOE Luis Álvarez. Asegura que estas leyes llegan "tarde y mal" y que el Ejecutivo empieza a "centrifugar" responsabilidades hacia los ayuntamientos, dejando una legislatura sin solucionar temas "muy importantes" como la ordenación del suelo. "En los últimos meses Feijóo intentará poner en la opinión pública la convicción sobre la falsedad de que no hizo nada durante todo este tiempo" y "obedece a toda esta catarata de proyectos", cuenta a Público.

Ante un posible adelanto electoral para antes de verano, explica que la "realidad" de Catalunya ha marcado la agenda de todo el Estado y que "introduce un factor que distorsiona seguramente cualquier decisión", explica Álvarez. "Hasta este momento era previsible que convocara elecciones de forma coordinada con País Vasco, pero el Presidente debe de estar haciendo cuentas y cada vez le salen peor. No descarto el adelanto", apostilla.

Más noticias de Política y Sociedad