Público
Público
CONGRESO DEL PSOE

Felipe González ofrece su lealtad a Pedro Sánchez, pero le advierte: "Digo lo que pienso y pienso lo que digo"

José Luis Rodríguez Zapatero también ha participado en la jornada de hoy: "Que este sea el Congreso que, de manera definitiva, abra la puerta a la abolición de la prostitución".

Pedro Sánchez con José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González en el Congreso Federal del PSOE que se celebra en València. Biel Aliño / EFE

Uno de los momentos más esperados del 40º Congreso Federal del PSOE, que se celebra en València este fin de semana, era la participación de los presidentes del Gobierno socialistas que antecedieron a Pedro Sánchez. Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero ponían esta mañana al millar de congresistas y muchos más invitados de pie con su entrada al recinto junto a Joaquín Almunia, el otro exsecretario general del PSOE vivo de la etapa democrática. In Memoriam y con una fotografía al fondo del escenario, Alfredo Pérez Rubalcaba

Tras los líderes sindicales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, el atril era para Zapatero, que ha ensalzado en su discurso el republicanismo y el feminismo. Después, le tocaba a González, que ha usado el turno de palabra para reivindicar su legado y defender "el llamado Régimen del 78". Incluso ha propuesto un premio a la imbecilidad para quien inventara la expresión "Régimen del 78", una alusión a Podemos.

Dos estilos muy diferenciados, los de González y Zapatero, dos figuras históricas que han acompañado a Sánchez para su mayor gloria: el único candidato a secretario general en este Congreso y actual presidente del Gobierno lograba la foto de la unidad junto a los dos expresidentes socialistas. 

El sevillano se ha ofrecido a Sánchez, se ha puesto a disposición del presidente del Gobierno y líder del PSOE. "El secretario general y presidente sabe que estoy disponible, que digo lo que pienso y pienso lo que digo, pero no interfiero, ni siquiera pretendo que se tenga en cuenta lo que opino, simplemente de buena fe, opino", recitaba González desde el escenario con la mirada fija en Sánchez, en primera fila.

"Si no me preguntan, no interfiero. Esa es mi disponibilidad", reiteraba, a pesar de que es costumbre conocer las opiniones del expresidente en múltiples formatos y animando a Sánchez a "estimular (en el PSOE) la libertad de expresarse críticamente, para opinar lo se que piense y de pensar lo que se dice, así se construye un gran partido que represente a la sociedad". "Mi lealtad es con un proyecto político que encabecé y que ahora encabezas tú, Pedro Sánchez", concluía.

Este Congreso Federal es la fiesta de la socialdemocracia y a ella se ha querido apuntar González: "No es un momento, es un momentum socialdemócrata a nivel internacional". Y ha añadido: "El neoliberalismo ha sido una deformación que ha generado mucha desigualdad". Y precisamente de la socialdemocracia aspira a conseguir un nuevo pacto social: "Necesitamos un nuevo pacto social del siglo XXI, pero mirando al futuro y no al pasado". 

Zapatero, republicano

Por su parte, Zapatero ha aprovechado para felicitar a Ximo Puig, quien preside la mesa del Congreso Federal, por su acción de gobierno en el País Valencià y ha recordado que València "dio el último aliento al Gobierno de la II República". Así, se ha apoyado durante su discurso en citas de pensadoras y escritoras republicanas, como María Zambrano o Clara Campoamor para expresar sus ideas y ha reivindicado a los exiliados republicanos: "No puede haber un Congreso del PSOE que no homenajee al exilio español." 

La otra clave del discurso del leonés ha sido la feminista y, sobre ello, ha expresado un anhelo: "Que este sea el Congreso que, de manera definitiva, abra la puerta a la abolición de la prostitución". En este sentido, ha felicitado a Sánchez por presidir "el Gobierno con más mujeres". Y ha alertado de que en momentos de avances, "siempre surgen discursos antifeministas, en contra de la igualdad".  

Zapatero también ha tenido un recuerdo sobre que la próxima semana se cumplirán 10 años del fin de la violencia de ETA. De aquello ha querido traer al presente dos cuestiones. La primera, la lección de que "la fortaleza moral de la democracia, siempre se impone, es también generosidad". La segunda, un "recuerdo emocional a Alfredo Pérez Rubalcaba". 

Para terminar, también se ha abonado Zapatero a la fiesta de la socialdemocracia. "En las Casas del Pueblo hemos aprendido, junto a los compañeros, que ser socialista es tener muy poco y estar dispuesto a dar mucho". Y ha felicitado a Sánchez por presidir "un Gobierno socialdemócrata, para un país socialdemócrata que quiere derechos. "De este Congreso saldremos preparados para ganar los próximos ciclos electorales, porque es el Congreso de la unidad", finalizaba, ya con el público en pie aplaudiendo.

Más noticias