Público
Público
Únete a nosotros

FISCALIDAD PP y Ciudadanos aprueban una reforma fiscal en Andalucía que beneficia a quien más tiene y más ingresa a las puertas de las generales

Quienes ingresen más de 120.000 euros, tributarán por IRPF un 3% menos. Las rebajas para rentas medias se queda en 1,5 puntos y la bajada para rentas bajas en 0,5 puntos a lo largo de la legislatura. Quienes hereden más de un millón de euros serán bonificados al 99%. Familias numerosas y empresas y autónomos pagarán menos tasas por la compra de inmuebles

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 20

Elías Bendodo y Juan Bravo, esta mañana, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno

El Gobierno andaluz, formado por una coalición de PP y Ciudadanos, lanzó este martes, a las puertas de las elecciones generales, lo que el consejero de la presidencia, Elías Bendodo, llamó una “revolución fiscal”, que consiste, en resumen, en una rebaja fiscal que beneficia sobre todo a quienes más tienen y que merma la progresividad del sistema al pasar de ocho a cinco tramos en el impuesto sobre la renta. Familias numerosas y empresarios y autónomos también pagarán menos tasas cuando adquieran inmuebles.

El Ejecutivo que dirige Juanma Moreno sigue así los pasos de Esperanza Aguirre, con la diferencia de que el dinamismo económico en Andalucía es menor que el de Madrid, por razones históricas profundas, además del efecto capital y otras causas, lo que genera incertidumbre en numerosos sectores sociales sobre el mantenimiento de servicios públicos de calidad, ya  deteriorados en Andalucía,  tras diez  años de crisis y de severas políticas de ajuste.

Se modifican varios impuestos:  Sucesiones y donaciones, IRPF y  transmisiones patrimoniales y actos jurídicos 

Las rebajas fiscales consisten en la modificación de tres impuestos, el de sucesiones y donaciones. (ISD), el de la renta (IRPF), y el de actos jurídicos documentados y transmisiones patrimoniales (ITP) y actos jurídicos documentados (AJD). Así, por un lado, se aprobó por decreto, la bonificación al 99% en el impuesto de sucesiones y donaciones para quien herede -de padres a hijos y entre cónyuges- más de un millón de euros.

Por otro, conservadores y liberales tocarán, no de manera inmediata, sino a lo largo de la legislatura, todos los tramos autonómicos del IRPF, pero lo harán de manera que beneficia más a los más ricos: quienes ingresen más de 120.000 euros, tributarán un 3% menos. Para rentas medias altas -de 35.200 hasta 60.000-  la rebaja será de medio punto, y para las superiores a 60.000 y hasta los 120.000, de un punto.

Las rebajas para rentas medias -entre 20.200 y 35.200- se queda en 1,5 puntos solo para quien gane más de 28.000 euros -quien cobre entre 20.200 euros y 28.000 se quedará como estaba- y para rentas bajas -menos de 20.200- en 0,5 puntos en los próximos cuatro años.

Esto significa que mientras un mileurista dejará de pagar aproximadamente unos 60 euros, quien tenga ingresos por encima de 60.000 euros, dispondría de 600 euros, como mínimo, más para gastar. Y si cobra por encima de 120.000 euros, tendrá, al menos, 3.600 euros más.

La reforma del IRPF  que persiguen PP y  Ciudadanos beneficia más a los más ricos

Según informó el Gobierno andaluz, las cosas quedarán de este modo: el primer tramo de renta pasará de tributar del 10% al 9,5%, después se unifican los tramos entre 20.200 y 28.000 € (que tributa al 15%) y entre 28.000 y 35.000 € (que tributa al 16,5%), en uno solo. Así, entre 20.200 y 35.200 € se tributará al 15%. Los tramos comprendidos entre 35.200 y 60.000 € se integran, pasando de tributar del 19% al 18,5%. El tramo a partir de 60.000 € pasará del 23,5% al 22,5%. Es el último tramo (se elimina el tramo para rentas a partir de 120.000 €). El tipo impositivo máximo, por tanto, pasará del 25,5% al 22,5%.

Esta reforma colocará a Andalucía, según los datos de Hacienda, entre las comunidades autónomas con el IRPF más bajo, "sólo por detrás de Madrid y Castilla y León, y sólo en algunos tramos de renta".

Por último, el Gobierno andaluz ha decidido establecer un tipo reducido para los impuestos de ITP y AJD para las familias numerosas en la compra de su vivienda habitual, siempre que ésta no supere el valor de 180.000 €. El tipo aplicable en las ITP pasa del 8% al 3,5%. Y el tipo aplicable en los AJD (escritura) pasa del 1,5% al 0,1%. Ambos impuestos son incompatibles: se paga ITP si la vivienda es de segunda mano o AJD+IVA si se trata de una vivienda nueva, según informó Hacienda.

También empresas y autónomos se beneficiarán de rebajas en ITP y AJD. Pueden optar a la hora de tributar la compra de inmuebles por hacerlo a través del IVA o bien, acogiéndose a la exención del IVA prevista por la ley, a través del Impuesto del ITP. El Gobierno del PSOE estableció en 2003 un tipo del 2% para las empresas y autónomos que decidieran tributar a través del IVA la adquisición de los inmuebles, lo que, en opinión del PP y de Ciudadanos, “castigaba a las empresas que optaran por esta opción”. El Ejecutivo de Moreno reduce ahora al 1,5% el tipo aplicado.

O más sociedad o más CCAA

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, hizo un ejercicio de ideología profundo a la hora de vender, tras el consejo de Gobierno, la rebaja: “Hay dos políticas, dejar dinero en el bolsillo de los ciudadanos, para que ellos decidan o dejar dinero en la CCAA, para que decidamos nosotros. O más sociedad o más CCAA. Nosotros apostamos por más sociedad”.

El Gobierno de Andalucía manifestó que la finalidad de la reforma "es reducir la presión fiscal que sufren los andaluces". "El objetivo de esta bajada de impuestos es doble: por una parte, acabar con la discriminación que sufren los andaluces al tener que hacer frente a una mayor presión y esfuerzo fiscal que los residentes en otras comunidades autónomas de España. Y, por otro lado, dinamizar la economía, dotando a las familias y los emprendedores de una mayor liquidez, lo que se traducirá en un mayor consumo y una mayor inversión y, en consecuencia, creación de empleo", afirma el Gobierno en un comunicado.

Sobre el impacto que las rebajas causarán a las arcas públicas el Gobierno andaluz no se aclara. Si en enero el presidente Juanma Moreno dijo que por Sucesiones dejarían de recaudarse 40 millones, el consejero Bravo, que no quiso decir a cuántas personas -los socialistas hablan de 300- afectará la bajada, lo dejó en 17 millones. La del IRPF, a lo largo de la legislatura, será de 149 millones, según los cálculos que ofreció hoy el consejero, y de tres millones la rebaja en ITP y  AJD.

Más noticias en Política y Sociedad