Público
Público

En la Frontera Ángela Rodríguez: "A la ultraderecha le molesta el mural de Madrid porque esas mujeres se comportaron de forma libre"

La asesora del Ministerio de Igualdad y secretaria de derechos LGBTI en Podemos observa que hay partidos como "Vox, pero también PP y Cs, que se pueden permitir una estrategia casi fascista en su señalamiento de las mujeres".

Ángela Rodríguez 'Pam', durante su entrevista con Juan Carlos Monedero en el programa En La Frontera, este lunes.
Ángela Rodríguez 'Pam', durante su entrevista con Juan Carlos Monedero en el programa En La Frontera, este lunes.

PÚBLICO

Ángela Rodríguez, conocida como Pam, es asesora del Ministerio de Igualdad y secretaria de derechos LGBTI en Podemos y este lunes por la noche ha pasado por 'En la Frontera', el programa de Juan Carlos Monedero en Público TV, para hacer un repaso a los retos que todavía tiene pendientes el feminismo, la lucha contra la ultraderecha, el mural feminista que los partidos de la derecha en Madrid quieren borrar o la polémica en torno a la ley trans.

Con respecto a la decisión que ha tomado la ultraderecha en el Ayuntamiento de Madrid de borrar los rostros de quince mujeres que protagonizan un mural feminista en el barrio de Ciudad Lineal, Pam considera que a PP, Cs y Vox "les molesta tanto el mural, no por el hecho de que figuren mujeres, si no porque hay mujeres que se comportaron de manera libre. La libertad no es una cosa que podamos desempeñar las mujeres en su visión machista del mundo".

Precisamente, Rodríguez observa que una de las batallas más duras que tiene que dar el feminismo hoy en día es contra el concepto machista del mundo que tiene la ultraderecha. "El avance del feminismo en los últimos años ha provocado una reacción del machismo muy dura y esto tiene que ver en cómo partidos como Vox, pero también PP y Cs, se refuerzan en sus posiciones y se pueden permitir una estrategia casi fascista en su señalamiento de las mujeres".

Por eso, ha señalado que "uno de los temas de los que se tiene que encargar el feminismo es responder a qué les pasa a los hombres cuando pierden privilegios". Y ahonda en la idea de que "hay una construcción política de una identidad como es la extrema derecha que vive de señalar los comportamientos que tenemos las mujeres y que por el hecho de ser mujeres no podríamos tener".

Un debate que está dividiendo al mundo del feminismo en los últimos tiempos es el que tiene que ver con el sexo y el género. Para Pam, "el género es una manera liberadora de entender el sexo, si hablamos de una manera más académica". Pero en el fondo, ha proseguido, la diferencia es que "el sexo es el tamaño de tus genitales, las hormonas que tú tienes y las expresiones de tu cuerpo en torno a ello. Y cómo tú vives eso y qué roles decides aceptar, eso es el género. El género es una herramienta política con la que luchar contra la idea de que si naces mujer te a ir peor en la vida".

Polémica en torno a la ley trans

Para polémica entre las diferentes corrientes feministas es la que se ha generado en torno a la futura ley trans, algo que "no tiene que ver con que las personas LGBTI luchen por sus derechos, si no con que las feministas de Podemos no éramos capaces de hacer política feminista, se nos han ido poniendo bastantes trabas por el camino y lo que está pasando con la ley trans tiene que ver mucho con eso", ha considerado Rodríguez.

Y ha insistido en la idea de que se trata de "un problema de correlación de fuerzas y de poder y que hemos ocupado un espacio que no era el que se esperaba que ocupásemos y hay gente a la que le molesta".

No es una cuestión, considera Pam, de debatir si el feminismo debe tener distintas posiciones, si no que hay que evitar "que se criminalice el hecho de que haya distintas posiciones". En resumidas cuentas, "lo que está en juego aquí son privilegios".

Rodríguez ha recordado que "en el año 2019 se aprobó en la comisión de Justicia se aprobó un texto para reformar la ley de 2007 para permitir que las personas puedan cambiar su sexo en el DNI con acuerdo de todos los partidos políticos" y que lo que plantea ahora el Ministerio de Igualdad "no supone ninguna novedad con respecto a esa iniciativa". "Lo más importante de esa iniciativa y que ahora estamos volviendo a insistir es en que dejemos de tratar a las personas trans como personas enfermas", ha querido zanjar.

Por último, no ha querido polemizar en torno a lo que piensan acerca del tema trans y de otros muchos temas feministas de otras generaciones: "A cada generación, su feminismo. Hay una generación que tuvo que pelear por el divorcio, por el aborto o por la ley contra la violencia de género y hay una generación que está peleando por otras cosas que se han quedado en el camino como son la violencia sexual, las políticas de igualdad entendidas como una economía de país y los derechos de quienes están más en las esquinas".

Más noticias de Política y Sociedad