Público
Público

Un barrio de Madrid unido para reclamar que el mural feminista "no se toca"

Un barrio que participó en la ejecución y concepción de este mural y que, como le ocurre a muchos vecinos, están acostumbrado a verlo casi a diario.

Imagen del mural titulado 'La unión hace la fuerza'. - Twitter
Imagen del mural titulado 'La unión hace la fuerza'. Twitter

efe

Al grito de "el mural no se toca", varios centenares de vecinos y vecinas del madrileño barrio de la Concepción se han concentrado este domingo para mostrar su repulsa a una propuesta de Vox por la que un mural con rostros de mujeres como Frida Khalo va a ser sustituido por otro con deportistas paraolímpicos.

A lo largo de algo más de cincuenta metros, en una de las paredes del polideportivo Concepción, con el morado predominando y mezclado con tonos cálidos, se suceden los rostros de quince mujeres históricas: Comanda Ramona, Rosa Parks, Gata Cattana, Nina Simone, Liudmila Pavlichenko, Emma Stone (en el papel de la exjugadora de tenis Billie Jean King), Kanno Sugako, Chimamanda Ngozi Adichie, Valentina Tereshkova, Angela Davis, Rosa Arauzo, Lucía Sánchez Sorni y Rigoberta Menchú.

Un plantel heterogéneo de mujeres que el grupo de Vox pidió "cambiar" en el pleno de la Junta de Ciudad Lineal para en su lugar ejecutar otro mural dedicado a deportistas y el deporte que "no contenga ningún mensaje político, únicamente deportivo".

Vox presentó una enmienda a la proposición -que salió adelante con los votos de PP y Ciudadanos- para especificar que la pintura, en esa pared desde 2018, debería estar dedicada a deportistas paraolímpicos, ante la que el partido naranja presentó otra enmienda transaccional para añadir que debe representarse a cinco hombres y cinco mujeres deportistas.

Cuatro días después de esa votación, políticos de PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid, vecinos, asociaciones vecinales, AMPAS, personas de todas las edades han tomado la calle José del Hierro al grito de "el mural no se toca", mientras que en Change.org casi 40.000 personas han firmado para que no se permita "la destrucción de las mujeres y su historia".

"Si lo quieren quitar lo van a quitar, porque tienen todos los medios, incluso a la policía, pero desde luego nos van a tener enfrente y lo vamos a defender con uñas y dientes. Lo que es del barrio en el barrio se queda", dice Aida, de la asociación de vecinos de Quintana.

Un barrio que participó en la ejecución y concepción de este mural y que, como le ocurre a Julia, que ha acudido con sus hijos, Julia y Hugo, está acostumbrado a verlo casi a diario.

Una vista a la que están acostumbrados

Casi todos los días pasan frente a esta pintura porque van mucho al parque cercano. "Julia no dice mucho, pero Hugo le llama el mural de las mujeres poderosas", comenta.

Añade que "gastarse dinero, quitar arte, cuando hay miles de muros, y cuando se está reivindicando algo que es parte de la historia " es algo que para ella "no tiene mucho sentido".

"Lo que a mí me toca la moral es que quieran quitar éste, y creo que hay un punto muy ideológico"

Como todas las personas consultadas por Efe, y como se ha reivindicado en el manifiesto, Julia ve "maravilloso" que se haga un mural sobre deportistas paraolímpicos.

"Pero lo que a mí me toca la moral es que quieran quitar éste, y creo que hay un punto muy ideológico (...). Me parece un poco estúpido romper arte para construir arte, estamos para aunar y no para quitar".

"Ha sido muy bien recibido en el barrio este mural. Hasta ahora, que Vox ha hecho esta propuesta, ha sido un símbolo feminista de la unión del barrio. Nunca ha habido una protesta, un problema, con el mural. A todo el mundo le ha gustado, gente que conozco, vecinas, se habían hecho una foto para el perfil de WhatsApp con alguna figura del mural. La gente lo recibió muy bien", comenta Maite, que forma parte de una asociación cultural del barrio.

La idea inicial de La unión hace la fuerza parte de la Mesa de Igualdad del Foro Local de Ciudad Lineal, explica a Efe Jorge Nuño, del colectivo Unlogic Crew que ideó y ejecutó el mural, "participativo tanto en su concepción como en su ejecución".

"Nosotros realizamos dos bocetos que se subieron a la web de Decide Madrid y la ciudadanía votó el que quería. La idea que desde un primer momento nos transmitió el distrito cuando tuvimos las reuniones vecinales es que querían un muro que representara la igualdad, querían dar visibilidad al papel de la mujer en la historia", abunda Nuño.

Tampoco están "conformes" con algunas de las argumentaciones que han escuchado estos días justificativas de que se elimine el mural. "Los criterios por los cuales estas mujeres están en esta pared no son en ningún caso políticos. Ni siquiera sabemos, en muchos casos, cuáles eran sus ideas políticas, y no nos importan. Estas mujeres están aquí porque cada uno de sus ámbitos lucharon por una igualdad real, y lo que queremos es visibilizar su lucha y su trabajo", pone en valor.

Nuño recalca que "siempre es mucho más fácil borrar que crear", pero señala que "con el apoyo que estamos recibiendo esperamos que borrar no sea tan fácil". El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado este domingo que "tan democrático" fue decidir ponerlo como ahora quitarlo.

Más noticias de Política y Sociedad