Público
Público

El Gobierno andaluz descalifica las propuestas del PSOE para los presupuestos

Los socialistas exigen a Moreno que desautorice a su vicepresidente, Juan Marín, después de que este dijera que Espadas había presentado "una carta a los reyes magos sin cifras ni partidas presupuestarias".

Juan Marín, vicepresidente de la Junta, este jueves en el Parlamento.
Juan Marín, vicepresidente de la Junta, en el Parlamento. Una foto de archivo  Laura León

La negociación entre PSOE y PP sobre presupuestos que arrancó con un entendimiento, una sintonía, entre Juan Espadas y Juanma Moreno ha llegado a un punto de abierto conflicto. Todos dicen seguir negociando, pero la realidad, en este momento, es que nadie negocia, y que los puentes están rotos.

Espadas reclamó esta mañana en una rueda de prensa una respuesta a un documento de 24 páginas con propuestas que los socialistas entregaron al consejero de Hacienda, Juan Bravo, en una reunión de cuatro horas la semana pasada y esta llegó horas después.

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Ciudadanos), manifestó, tras el Consejo de Gobierno: "He negociado ocho presupuestos y nunca antes había visto un documento como el que nos ha traído el señor Espadas. No hay ninguna propuesta. Hay una carta a los Reyes Magos de 19 puntos. Un brindis al sol sin cifras ni partidas presupuestarias. Es alucinante". "No hay nada presupuestado ni valorado económicamente [en ese texto]", aseguran en el Gobierno.

El PSOE replicó poco después apelando al presidente: "El PSOE de Andalucía exige a Moreno que desautorice o confirme la falta de respeto de Juan Marín a los miles de andaluces y andaluzas a los que representamos los socialistas. La salida de tono, el exabrupto de Juan Marín contra el PSOE no es la respuesta que esperan los andaluces al ofrecimiento que Juan Espadas hizo para negociar el presupuesto del próximo año. Moreno Bonilla debe poner orden en las filas de su gobierno o entenderemos que los nervios lo han convertido en un gobierno radical que falta al respeto a los oponentes".

El documento al que se refiere Marín, que el PSOE distribuyó a los medios de comunicación, tiene 24 páginas y es el segundo que los socialistas hicieron llegar al Gobierno. Espadas le dio uno a Moreno, que no contenía propuestas concretas, sino líneas generales a seguir, como el blindaje de la sanidad y la educación públicas, y después –entre cierto ruido interno– los socialistas presentaron otro, la semana pasada, de 24 páginas y que es más exigente que el primero. Entre ellas, se lee en el documento, están "la necesaria contratación de médicos que faltan (entre 1.800 y 2.000 en Atención Primaria)", y la equiparación de "las ratios de profesionales sanitarios por categoría y por 100.000 habitantes con la media nacional".

En la propuesta, el PSOE, además, pretendía ir más allá del presupuesto del año que viene. "Para financiar [la equiparación] hay que comprometerse a ir más allá del presupuesto de 2022 para incrementar el gasto sanitario público por habitante hasta alcanzar la media de las comunidades autónomas". Ahora, hay, según los datos del Ministerio de Sanidad, una diferencia de 224 euros por habitante lo "que supone –afirma el PSOE– una necesidad de convergencia del sistema de 1.896 millones de euros de euros". 

La sanidad y el despido de 8.000 sanitarios –por la vía de la no renovación de contratos firmados durante la crisis covid– es, en el fondo, el tema clave, el que ha llevado esta situación de profundo desencuentro entre PP y PSOE, después de una reunión entre Espadas y Moreno que había puesto los mimbres para un acuerdo.

Fondos del Gobierno

A este respecto, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, manifestó que no había más remedio que despedir a los 8.000 y que se había tenido que hacer porque el Gobierno de España no ponía los medios para los contratos. Sobre el presupuesto, Bendodo dijo, que a Espadas le "temblaban las piernas" y añadió que le están forzando internamente tanto en Andalucía como desde Madrid "a cuestiones que no quería". "Lo que se necesita es una sola voz y no una bicefalia, y cuando se aclaren, el consejero de Hacienda estará encantando de atenderles", manifestó Bendodo.

Y el portavoz del PP Popular en el Parlamento, José Antonio Nieto, manifestó que "no es creíble que un responsable socialista andaluz reclame recursos para la sanidad después de haberla dejado al borde de la quiebra en los últimos ocho años de gobierno socialista en la Junta". Nieto, al igual que Bendodo instó al PSOE reclamar al Gobierno de España "una financiación justa para Andalucía" y fondos extraordinarios para salud. "Si no –remachó Nieto–, que nos diga de dónde quitar el dinero que haría falta poner en sanidad, según él".

Para Ciudadanos, Espadas está "loco por justificar levantarse de la mesa de negociación" del Presupuesto de 2022 y "dejar tirados a los andaluces", dijo Teresa Pardo, portavoz parlamentaria.

Sobre las consecuencias que podría tener para el Gobierno andaluz no contar con un presupuesto para el año 2022, Bendodo dijo: "La aprobación o no del presupuesto no condiciona la continuidad de la legislatura. El Gobierno tiene vocación de culminarla. Esa es la vocación clara, porque damos un mensaje de estabilidad y de un Gobierno estable".

Más noticias