Público
Público

Comisión de reconstrucción El Gobierno incluye propuestas de la oposición a su documento de Sanidad y busca cerrar un gran pacto con el PP  

"Nos abstenemos en el dictamen del grupo de trabajo de Sanidad y Salud publica porque entendemos que hay aspectos clave que aún no han sido introducidos", explican fuentes populares.

Vista general del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica/Foto: Congreso de los Diputado
Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica. Fuente: Congreso.

marta monforte

La búsqueda de un gran consenso por la Sanidad. Ese es el principal objetivo del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública, uno de los cuatro grandes bloques que conforman la comisión por la Reconstrucción Política y Social que se reunido durante estas semanas en el Congreso. El Ejecutivo ha sumado a sus propuestas algunas de las presentadas por la oposición, pero su texto solo ha sido apoyado por Cs con 165 votos a favor, 27 en contra y 89 abstenciones.

El Ejecutivo todavía no se ha garantizado el apoyo más cotizado, el del PP, que se ha abstenido del dictamen final. "Nos abstenemos porque entendemos que hay aspectos clave que aún no han sido introducidos", explican fuentes populares. El PP demanda la creación de la agencia de salud pública y de calidad existencial y todo lo relativo a la financiación de las medidas para garantizar la mejora del sistema para dar el visto bueno al documento del Gobierno. De momento, los populares seguirán negociando con el Gobierno y el PSOE hasta la votación del próximo viernes e incluso hasta el pleno de la semana del 20.

Cada una de las 326 enmiendas presentadas se está votando de manera individual a petición del PP (que ha presentado 176, la mayoría de las cuales se ha rechazado), y no en bloque de partido como se coordinó en un primer momento, lo que permite a los grupos votar las propuestas de otras formaciones (apoyando, rechazando o absteniéndose) que más interesan.

"Hay que hacer una reforma de calado", ha defendido este miércoles la exministra y vicepresidenta segunda del Congreso Ana Pastor, representante del PP en este grupo de Trabajo. Durante su intervención ha insistido en la necesidad de planificar recursos con protocolos reforzados, impulsar la hospitalización a domicilio, crear una red de laboratorios de microbiología y realizar cambios cualitativos y cuantitativos en la formación especializada MIR. "Los sanitarios merecen el más alto reconocimiento", ha dicho.

El líder del PP, Pablo Casado, ha revelado durante un acto de campaña en Vitoria que "la línea de trabajo más avanzada" dentro de las negociaciones que mantiene su grupo con el Ejecutivo es la de Sanidad. Durante estas semanas los populares se han reunido con los equipos del PSOE y Gobierno para acercar posturas en este ámbito. La Comisión para la Reconstrucción deberá presentar sus conclusiones antes del próximo viernes y se prevé que haya acuerdo, salvo sorpresa, al menos en Sanidad y en el grupo de Trabajo de Unión Europea.

Por lo que respecta a Ciudadanos, ya ha trascendido que los diez diputados de Inés Arrimadas apoyarán el texto del Gobierno, después de obtener el compromiso del Ejecutivo para crear un centro español de salud pública, donde el Ministerio de Sanidad asuma el liderazgo y se mejore la coordinación sanitaria entre las comunidades autónomas, y la aprobación de una nueva Estrategia Nacional de Salud Mental, junto con un Plan Estratégico de Prevención del Suicidio.

"Cuánto nos hubiese gustado hablar de reformas en Sanidad en otro contexto"

Para defender la tesis del Ejecutivo, ha intervenido la diputada socialista Ana Prieto, que ha lamentado que la comisión se haya tenido que reunir con tanta celeridad por la pandemia. "Cuánto nos hubiese gustado poder hablar de las reformas y los impulsos de la sanidad en otro contexto". Prieto ha asegurado que la sanidad pública "es la base de una sociedad cohesionada" y que "la ciudadanía espera de nosotros nuestro reconocimiento y compromiso".

Por su parte, la diputada de Unidas Podemos, Rosa María Medel, también ha pedido un refuerzo del sistema público de salud con una financiación suficiente, así como el fortalecimiento del Ministerio de Sanidad como mecanismo de cohesión del sistema sin olvidar el reforzamiento de la Atención Primaria y "una apuesta por la sanidad pública con gestión pública".

Teruel Existe, Coalición Canaria, Esquerra Republicana, BNG, JxCat, PNV, Bildu y Más País también han presentado enmiendas al documento del Gobierno. "La apuesta por la Sanidad Pública ha de ser con el carácter de pacto de Estado y la apuesta por la publica ha de ser decidida", ha señalado el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, que solo ha presentado cinco enmiendas (de 326) al texto del Gobierno. "La Sanidad no tiene color político", ha apostillado la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas.

"Pensar en un único sistema de salud sería no atender a las necesidades de nuestra sociedad", ha defendido el diputado de ERC Francesc Xavier Eritjà, que se ha comprometido a apoyar "propuestas que no vayan en el debilitamiento de las autonomías y autogobierno". Un discurso similar al de EH Bildu y PNV. "La descentralización de competencias en materia sanitaria una de las fortalezas del sistema sanitario, no una debilidad que se haya tenido que corregir", ha dicho Josune Gorospe, representante del PNV, que ha votado en contra del documento final pese a que se han aceptado 3 de las 6 enmiendas presentadas.

Más noticias de Política y Sociedad