Público
Público

El Gobierno tiene listo un monolito para homenajear a los republicanos en campos nazis

El Ejecutivo prepara su inauguración para la próxima semana, que arranca con el Día Internacional para la Conmemoración de las Víctimas del Holocausto. El secretario de Estado para la Memoria Democrática trasladó a varias asociaciones memorialistas su deseo de reformar la Ley de Memoria Histórica y emprender un ambicioso plan de exhumaciones. 

Prisioneros españoles tirando de un vagón de tierra en Wiener Graben, la cantera de piedra de Mauthausen (1942). Equipo Nizkor
Liberación del campo de concentración de Mauthausen en 1945. DONALD R. ORNITZ

ALEJANDRO TORRÚS

El Gobierno tiene preparado un monolito para rendir homenaje a los más de 9.000 republicanos españoles que sufrieron el horror de los campos de concentración y exterminio nazis y donde fallecieron 5.519 presos españoles

Así se lo transmitió el Secretario de Estado para la Memoria Democrática, Fernando Martínez, a la Plataforma Ciudadana por el Centro de Memoria Cárcel de Carabanchel durante una reunión mantenida el jueves. 

La inauguración del monumento tendría lugar, según fuentes presentes en el encuentro, la semana próxima. El lunes, de hecho, se celebra el Día Internacional para la Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, aunque este periódico no ha podido confirmar el día de su inauguración. 

El lugar elegido, según ha indicado la propia Plataforma, es el jardín de Nuevos Ministerios (Madrid), justo enfrente del actual Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (antiguo Ministerio de Fomento). Este periódico ha podido comprobar que en el citado emplazamiento está instalado un monolito aunque no ha recibido confirmación oficial de que se trate del mismo.

Monolito completamente tapado que se encuentra frente al Ministerio de Fomento.- JAIRO VARGAS
Por los campos nazis pasaron más de 9.000 presos republicanos españoles y fallecieron alrededor de 5.500

Desde la vicepresidencia primera del Gobierno, con Carmen Calvo a la cabeza y donde se integra la secretaría de Estado para la Memoria Democrática, han señalado a Público que todavía se están "cerrando los detalles"

El monolito tiene la intención de rendir homenaje a los más de 9.300 españoles estuvieron presos en campos de concentración nazis. Casi todos lo estuvieron en Mauthausen, aunque también hubo españoles en Gusen, Dachau, Buchenwald, Ravensbrück y hasta Auschwitz. De esos 9.328, fallecieron 5.519 presos.

Fueron españoles que lucharon por la libertad de España y de Europa y que sufrieron en primera persona la barbarie nazi. Sin embargo, aquellos republicanos fueron los únicos prisioneros de los campos de concentración para los que la libertad no fue completa. No tenían un país al que volver ya que la dictadura de Franco los consideraba apátridas. 

"Los soviéticos se iban a Rusia, los franceses a Francia y los españoles nos quedamos allí, solos. Nadie nos quería, así que nos quedamos un mes en Mauthausen", relató a Público Jose Alcubierre, que falleció en 2017.

En 2019, el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó instaurar el 5 de mayo como Día de Homenaje a los españoles deportados y fallecidos en campos de concentración y a todas las víctimas españolas del nazismo. La fecha elegida coincidía con la conmemoración de la liberación en 1945 del campo de Mathausen, lugar en el que estuvieron la mayoría de presos españoles.

Cercanía a la última estatua de Franco

El lugar elegido para la colocación del monolito está bastante cerca de otro espacio muy emblemático: la plaza San Juan de la Cruz, justo en un lateral de Nuevos Ministerios, emplazamiento donde estuvo durante 49 años la estatua del general Francisco Franco a caballo.

Reforma Ley de Memoria y plan de exhumaciones

Asimismo, durante el encuentro el nuevo secretario de Estado para la Memoria Democrática informó a la Plataforma de los planes del Ejecutivo para reformar la Ley de Memoria Histórica incluyendo la nulidad sentencias tribunales especiales franquistas; la retirada de condecoraciones a responsables de delitos durante el franquismo; la penalización de la apología del franquismo; y un plan cuatrianual (a continuar en dos legislaturas) de búsqueda de desaparecidos/as en fosas, liderado y financiado por el Estado.

Asimismo, Fernando Martínez les señaló la voluntad del Gobierno de publicar un Decreto sobre Lugares de Memoria, en el que ya se está trabajando, simultáneo a la modificación de la ley Memoria Histórica. En este contexto, señaló que Carabanchel puede tener una importancia por encima del resto de lugares. Por último, también barajó la posibilidad de abrir los archivos públicos hasta 1982