Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno responde al PSOE que el nombramiento del fiscal General es competencia suya

Catalá cree que Sánchez Melgar tendrá un "apoyo unánime" tanto en el mundo de la Justicia como entre los grupos parlamentarios.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en el Palacio de La Moncloa. EFE/Paco Campos

"Es un procedimiento tasado. Es una responsabilidad del Gobierno y el Gobierno la ha ejercido asumiendo sus competencias". Así ha respondido el ministro de Justicia a la críticas de "oscurantismo" del PSOE por no haberles consultado el nombramiento del nuevo fiscal general del Estado, Julián Artemio Sánchez Melgar.

Rafael Catalá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, aplaudió su trayectoria en la carrera judicial y consideró que recabará un "apoyo unánime" tanto en el mundo del Derecho y la Justicia como entre los grupos parlamentarios. "Es un magistrado de reconocido prestigio", insistió tras opinar que no cree que la portavoz socialista Margarita Robles vaya a poner pegas a su elección, dado que compartió Sala con él en el Tribunal Supremo.

Asimismo, incidió en que "nunca" se ha consensuado con la oposición el nombramiento del más alto cargo de la Fiscalía y, en cualquier caso, achacó a la "falta de tiempo" el no haberlo hecho. Aun así, insistió: "No entiendo por qué se molestan si tendrán oportunidad de preguntarle en el Congreso y hacer valer su criterio", zanjó la cuestión.

otro lado, Catalá dejó entrever que Sánchez Melgar seguirá una línea continuista respecto a la actuación del recientemente fallecido José Manuel Maza -a quien el Gobierno de Mariano Rajoy otorgará la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort por su dedicación al servicio público- con el procés en Catalunya. El titular de Justicia insistió en que las actuaciones de la Fiscalía son consensuadas y, aunque dio libertad a su sucesor para actuar con libertad e independencia, también recordó que su labor será la de "coordinar y liderar" al resto de fiscales que ya trabajan en ese tema.

Del mismo modo, el ministro apuntó a la posibilidad de que, ahora que el Supremo llevará todas las causas contra el Govern cesado (Carles Puigdemont en Bruselas y Oriol Junqueras en prisión preventiva, entre otras), el excarcelamiento de los consellers podría producirse... o no. "Si cambian las circunstancias, el juez podría tomar medidas y se puede modificar la consecuencia", se limitó a responder tras recordar que la prisión preventiva se dictó por "riesgo de fuga, de reiteración delictiva y de destrucción de pruebas".

No habrá financiación autonómica este año

En otro orden de cosas, el ministro portavoz aplazó la reforma de la financiación autonómica para el año que viene, en contra de lo que pretendía Cristóbal Montoro. El titular de Hacienda pretendía llegar a un acuerdo a tiempo para final de año y que las cuantías del nuevo sistema formaran parte de los Presupuestos Generales del Estado para el 2018 que ya llegan con retraso.

Íñigo Méndez de Vigo, en cambio, consideró difícil lograr ese objetivo. "De aquí a final de año no hay tiempo material para hacerlo, pero sería bueno hacerlo el año que viene", lamentó. ¿La excusa? "La modificación de la ley de financiación requiere acuerdos con los grupos y por ello es necesario que los grupos acudan con voluntad de llegar a un acuerdo", sentenció.

Por otro lado, el también titular de Educación quiso desligar al Gobierno de la campaña catalana para el próximo 21 de diciembre. Así, no entro a valorar la propuesta del PP catalán de ofrecer incentivos fiscales a las empresas fugadas para que vuelvan a Catalunya ("Quienes tienen que hacer propuestas son los partidos", dijo) ni tampoco el cambio de PDeCAT y ERC reconociendo que abandonarán sus pretensiones de proclamar una declaración unilateral de independencia.

Sí respondió, en cambio, a la propuesta de Carles Puigdemont para mantener un encuentro con Rajoy en Bruselas. "Con quien tiene que debatir es con [el candidato del PP catalán, Xavier García] Albiol, que es con quien se va a enfrentar en las urnas", le invitó.

También contestó al veto de Pedro Sánchez (PSOE) a Inés Arrimadas (Ciudadanos) para que sea presidenta de la Generalitat con el apoyo del bloque constitucionalista. "Será el señor Sánchez el que tenga que responder ante sus hipotéticos votantes, pero creemos que lo mejor es contar a los catalanes quiénes tienen soluciones para sus problemas", sentenció Méndez de Vigo. Y concluyó: "A nosotros no nos gustan los vetos".

Más noticias en Política y Sociedad