Público
Público

El Gobierno Vasco promete el fin de la austeridad: "Ya no será nuestro camino"

El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, ha presentado este martes las directrices que marcarán las Cuentas del Ejecutivo autonómico, centradas en la situación económica creada por la emergencia sanitaria. La oposición critica que el Tren de Alta Velocidad siga figurando entre sus prioridades.

Iñigo Urkullu
El lehendakari Iñigo Urkullu en una imagen de archivo. EFE

Comienza la cuenta atrás. El Gobierno Vasco ya ha emprendido el camino hacia la aprobación de los Presupuestos, un recorrido que esta vez, gracias a la mayoría absoluta que reúnen PNV y PSE, promete terminar con el sí de la Cámara autonómica. El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, no descarta que a ese sí se sumen también otras fuerzas políticas, para lo cual jugará con una carta inédita hasta ahora: el compromiso firme de que no habrá políticas de austeridad en la hoja de ruta de Euskadi.

Azpiazu ha movido ficha nada más terminar el Consejo de Gobierno semanal. En una rueda de prensa ofrecida junto al portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, el consejero de Hacienda avanzó cuáles serán las directrices presupuestarias que marcarán el trayecto y la negociación.

En tal sentido, indicó que serán unos "presupuestos valientes" y prometió además que "no van a contemplar recortes". "La austeridad ya no va a ser nuestro camino", afirmó.

Dijo además que el Gobierno Vasco concebirá esta crisis "como un momento de oportunidad" para afrontar distintos retos, al tiempo que aseguró que "Educación y Sanidad recibirán un impulso presupuestario". En cuanto a las cifras concretas, recordó que habrá que esperar a conocer los ingresos de las Diputaciones Forales, algo que se sabrá el próximo día 15.

No obstante, Azpiazu anunció que el Presupuesto será "bastante más amplio" que el del año pasado, acordado entonces con Elkarrekin Podemos. Ezker Anitza-IU, integrante entonces y ahora de esa coalición, se desmarcó de ese apoyo. Ahora, en cambio, la situación es completamente distinta: el Ejecutivo autonómico dispone de los votos suficientes en el Parlamento para sacar adelante el proyecto junto a sus socios del PSE.

Dinero para el TAV

En ese contexto, la oposición lamenta que el Gobierno Vasco mantenga las obras del TAV como uno de sus proyectos en tiempos de pandemia. EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU han lamentado en los últimos días que el Gobierno Vasco haya incluido el Tren de Alta Velocidad entre los proyectos que pretende financiar con los fondos previstos por la Unión Europea para hacer frente a la crisis del coronavirus.

"Casi la mitad de los 11.600 millones de euros va para el TAV, Iberdrola y Petronor", denunció el parlamentario de EH Bildu Mikel Otero, quien precisamente había solicitado al Gobierno Vasco que hiciera público el documento con sus prioridades de cara a la utilización de los fondos europeos. Por tales motivos, criticó la "falta de perspectiva estratégica, nula perspectiva de país y de cohesión" por parte del Gobierno Vasco.

Por su parte, la coordinadora de Podemos Euskadi, Pilar Garrido, afirmó esta misma semana que "frente a las grandes infraestructuras alejadas ahora mismo de las necesidades urgentes de la ciudadanía, lo que hacen falta son estructuras sociales para el bienestar de todas las personas". A su juicio, "el plan de reconstrucción económica a raíz de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus exige un cambio en el modelo económico", mientras que la propuesta sobre los Fondos Europeos del Gobierno vasco "destina casi un tercio del montante a obras relacionadas con el Tren de Alta Velocidad".

"¿No sería mejor invertir cerca de 3.000 millones de euros en infraestructuras de índole social, por ejemplo, para crear de una vez un sistema público de cuidados de calidad que sea vanguardista y pueda generar miles de empleos de calidad?", se preguntó Garrido.

Más noticias de Política y Sociedad