Público
Público

La Guardia Civil y la Audiencia Nacional cargan contra la revista de Sortu mientras toleran publicaciones de apología nazi

La asociación Devenir Europeo, que figura en el registro legal del Ministerio del Interior, se jacta de sacar a la calle “la única revista que se edita en todo el Estado español declarada abiertamente nacionalsocialista". En sus páginas hay exaltación hitleriana y campañas a favor de los presos negacionistas del holocausto. Los neonazis de Bastión Norte también cuentan con una publicación digital que hace apología de la violencia ultraderechista.

Devenir Europeo
Ejemplares del último número de la revista Devenir Europeo en una imagen difundida por la organización nazi en Twitter. DEVENIR EUROPEO

Las revistas españolas que rinden honor al régimen nazi y menosprecian el sufrimiento de sus millones de víctimas están a salvo de cualquier cierre judicial, algo que no ocurre con las publicaciones de apoyo a los presos de ETA. Este miércoles, mientras en Donostia se daba a conocer el cierre judicial de las páginas de Kalera (A la calle) que edita Sortu por orden de la Audiencia Nacional –en base a informes de la Guardia Civil–, en la web de Devenir Europeo, una asociación con registro legal en Interior, era posible adquirir distintas publicaciones de apología hitleriana sin el más mínimo inconveniente.

"La prensa del sistema colapsa los medios de expresión. Diariamente salen numerosos periódicos y revistas que tienen como objetivo destruir y unificar las mentes librepensantes en una ideología única. Nosotros presentamos la alternativa con la única revista que se edita en todo el Estado español declarada abiertamente nacionalsocialista", explica Devenir Europeo en la presentación de la revista que lleva su mismo nombre y que ya suma 38 números. El próximo está en elaboración.

Sus páginas están repletas de apología nazi. "La comunidad en la lucha actual"; "La represión democrática en España"; "Ante la descomposición del mundo capitalista, con entusiasmo, es hora de reivindicar el nacionalsocialismo"; "Hitler, vegetariano por amor a los animales"; o "A todos los camaradas presos" son algunos de los títulos de los artículos publicados a lo largo de su andadura.

"En todos los números se trata de mantener una presentación correcta, lenguaje sencillo, así como una calidad en los artículos, en los cuales se expondrán nuestras ideas, actividades y otras informaciones de interés", explica la asociación. En su última publicación, por ejemplo, analizan las "revueltas anti-blancas en EEUU" bajo el título de portada "El nuevo mundo en llamas. El fantasma de la guerra racial". La tirada inicial fue de 300 ejemplares.

"No se aplica el mismo criterio"

El abogado Daniel Amelang, integrante de Red Jurídica, destaca a Público que "la razón por la que se investigan unos hechos determinados y otros no se debe a que existen unidades antiterroristas que se dedican exclusivamente a investigar a ETA y su entorno, pero no existen unidades policiales que investiguen en exclusiva a organizaciones nazis, si bien hay determinadas brigadas que monitorizan a sus elementos más radicales".

En tal sentido, Amelang remarca que "si solo la unidad que se dedica a ETA se dedica a investigar delitos de expresión y otras unidades no lo hacen, en la práctica no se aplica el mismo criterio para casos similares".

Del mismo modo, el letrado pone el foco sobre otro punto clave: la ausencia de una legislación que equipare la exaltación del nazismo a la del terrorismo. "Debe tenerse en cuenta que en el Código Penal existe el delito de enaltecimiento del terrorismo, pero no el de enaltecimiento del nazismo o del fascismo". En otras palabras, "enaltecer el régimen nazi no es delito", aunque sí lo es "negar el holocausto".

"Amamos las razas"

Devenir Europeo destaca en su página web que "se declara abiertamente como nacionalsocialista", al tiempo que subraya que "no tiene pretensiones de convertirse en ningún partido político", aunque no descarta hacerlo en un futuro. Según se refleja en las páginas de su revista, esta asociación ha mantenido contactos con partidos nazis como Amanecer Dorado (Grecia) o La Tercera Vía (Alemania).

La asociación incluye en su web una declaración que busca salvarle de cualquier proceso de ilegalización. En esa línea, declara que condena "toda apología de cualquier genocidio cometido en la historia y expresa su dolor por cualquier víctima inocente; del mismo modo que condena todo tipo de xenofobia y odio a cualquier raza, pues amamos las razas como parte de la naturaleza y deseamos su diferencia y su existencia".

Del mismo modo, busca camuflar el negacionismo del holocausto bajo un supuesto apoyo a la "libre investigación de los temas históricos para saber qué pasó realmente en cada sitio y momento, sin que ello implique despreciar o insultar a las víctimas inocentes de cualquier conflicto".

Devenir Europeo sostiene además que busca "establecer un estudio de temas europeos y relativos al socialismo nacional, pero no pretende ser una restitución de ningún régimen del pasado". Tales declaraciones contrastan con mensajes de reivindicación de la figura de Hitler como "ejemplo" para la "lucha" actual que propugnan.

Violencia y fascismo

Los neonazis de Bastión Frontal también cuentan con una publicación digital que hasta ahora ha sido ignorada por los tribunales. "No hemos venido a poner paz, sino espada", reza una de las frases insertadas en el último número de "La conquista del Estado", un "semanario de lucha y organización política" que lleva ya 81 números.

El ejemplar anterior incluía un artículo titulado "Defenderse no es delito", en el que se mostraba el apoyo irrestricto de la publicación a un hombre de Ciudad Real que se encuentra en la cárcel por haber matado a "un ladrón que entró en su casa en medio de la noche". La noticia iba acompañada por la imagen de un arma.

"La violencia siempre ha sido la herramienta de lucha de la que se han servido las sociedades para provocar cambios en contra del poder", dice otro artículo de "La conquista del Estado", en el que se lamenta que "el poder globalizador ha conseguido cambiar el valor de la sangre por el valor del progreso". Algunos números antes habían declarado su adhesión al fascismo y su devoción por Benito Mussolini.

En ese contexto, Amelang destaca que "al margen del delito de enaltecimiento del terrorismo, al divulgar algunos de los rasgos del fascismo –racismo, machismo, LGTBIfobia, etcétera– y animar a llevar a cabo conductas discriminatorias, se puede incurrir en un delito de incitación al odio, y en ese caso se podría ordenar el cierre de una publicación delictiva".

Más noticias