Público
Público

Elecciones en Catalunya Iceta dice que la única candidatura de izquierda no nacionalista el 21-D es el PSC

Cree que si hay una mayoría constitucionalista, tiene más posibilidades que Arrimadas de ser presidente de la Generalitat

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El líder del PSC y candidato de los socialistas para las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña, Miquel Iceta, durante su intervención en un desayuno informativo, en presencia del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. | ZIPI (EFE)

El candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat, Miquel Iceta, se presentó este lunes en Madrid —en la que dice que será su última intervención en la capital de España hasta después del 21-D— presentando al PSC como "la única candidatura de izquierda no nacionalista" que concurre a los comicios catalanes.

Iceta, que fue presentado por Pedro Sánchez y acompañado por casi toda la Ejecutiva del PSOE en su intervención en los desayunos informativos de Europa Press, defendió esta tesis por la incorporación a su candidatura de "destacados representantes del pensamiento de izquierdas y, a veces, más a la izquierda que los socialistas", en referencia a Beatriz Silva y el magistrado Carlos Jiménez Villarejo. "Y eso sucede", explicó Iceta, "porque nuestra candidatura es la única que no es complaciente con el independentismo", dijo en clara referencia a En Comú.

Pero, además, no renegó de la incorporación también en sus listas de personas procedentes de la antigua Unió Democrática de Catalunya (UDC), y presumió de haberle robado la "U" a CiU.

El candidato socialista indicó que esto no es ninguna contradicción. Aseguró que ha ocurrido porque ambas formaciones se han sentido herederas de dos tradiciones políticas diferentes, y quieren "impulsar la economía social de mercado y el pacto social". Explicó, que por ello, PSC y Unió se han comprometido a trabajar conjuntamente "para superar la crisis política, económica, socia e institucional" que sufre Catalunya.

Iceta indicó que estos acuerdos formas parte de su proyecto político, que pasa fundamentalmente porque, después del 21D, "se busquen acuerdos y no enfrentamientos entre bando irreconciliables", dijo.

Su proyecto, según explicó, es invitar a la sociedad catalana a un viaje muy diferente al que le han llevado los independentistas. "Yo hago una invitación al respeto por todas las ideas, a dejar atrás actitudes sectarias, a abandonar proyectos que dividen a la sociedad entre buenos y malos catalanes, a escuchar, a acordar, a transigir, a negociar y a pactar", afirmó.

Iceta asegura que no quiere una repetición de elecciones tras el 21D y que no irá a debatir con Puigdemont a Bruselas

Iceta indico que su único objetivo por querer ser presidente de la Generalitat es para "superar la división entre catalanes" y dio por hecho que lo va a conseguir.
Por ello, aseguró que nunca apoyará a un presidente independentista, y no comprometió en modo alguno su apoyo a Ciudadanos, si Inés Arrimadas es la candidatura, de los llamados partidos constitucionalistas, que obtenga más votos y más escaños.

Iceta sorprendió a todos al asegurar que si el PSC consigue un significativo aumento de votos, que cifró en más del 50%, aunque quedara por detrás de Ciudadanos, tendría más posibilidades de gobernar la Generalitat.

El candidato del PSC, no obstante, quiso poner los pies en el suelo y aseguró que, hasta ahora, no ha habido ninguna encuesta que le dé mayoría absoluta a los partidos constitucionalistas. Pero insistió en que, si eso se produce, cree que una investidura a la Presidencia de la Generalitat encabezada por él mismo, generaría más consenso que la que presentara Ciudadanos. "Y en la segunda vuelta, bastaría con la abstención", recordó con toda intencionalidad Iceta.

En ese escenario, indicó que si llega a la Presidencia de la Generalitat no excluirá a nadie, "ni a los que quieren que todo siga como está o, incluso, retroceder. Ni a los que quieren romper con todo", y aseguró que se impondrá como primera obligación que "todos sean escuchados".

Finalmente, Iceta adelantó dos intenciones políticas de forma clara: no optará en ningún caso por ir a otras elecciones tras el 21-D salga el resultado que salga; y no participará en un debate con Carles Puigdemont en Bruselas. Dijo que quiere debates y que se celebren en Catalunya, aunque reconoció la dificultad de hacerlos, "porque un candidato está en la cárcel y otro de viaje de estudios", bromeó.

Más noticias en Política y Sociedad