Público
Público

Conferencia Episcopal La Iglesia lamenta el "uso ideológico y partidista" de la exhumación de Franco

El portavoz de la Conferencia Episcopal señala que la institución acata la decisión del Tribunal Supremo.

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española  y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello (EFE)

Público | agencias

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ha afirmado que la institución "respeta" la decisión del Tribunal Supremo, que ha avalado por unanimidad la decisión de Gobierno de Pedro Sánchez de sacar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos y su posterior traslado e inhumación en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio. Asimismo, ha rechazado que se haga "un uso ideológico y menos partidista" durante la campaña electoral para las próximas elecciones.

Argüello expresó que la posición de la Conferencia Episcopal es la de "no oponersre" al fallo del Supremo: "La postura de la Conferencia Episcopal, que ha apoyado la del arzobispado de Madrid, es respetar la decisión de las autoridades españolas. Este decisión nace de una reunión mantenida esta semana por la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal.

El también obispo auxiliar de Valladolid aseguró que a los obispos españoles les "entristece" que la salida de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos esté tan presente en la actualidad. Además, Argüello mostró el rechazo de la Iglesia Católica española al uso de la Ley de Memoria Histórica  para reabrir heridas entre los españoles o como "un instrumento con el que se haga bandera política". "¿No les parece que es hora de mirar hacia adelante? ¿De sellar la reconciliación? ¿De no hacer un uso ideológico y menos partidista en campañas electorales de este asunto tan doloroso?", se preguntó el obispo.  

No responde por el prior

Asimismo, ha recordado que sobre el prior de la Abadía del Valle de los Caídos, que también ha recurrido la exhumación, prevalece únicamente la autoridad del Abad de Solesmes y, en última instancia, del Papa. Preguntado sobre la negativa del prior a la exhumación de los restos del dictador, quien interpuso un recurso ante el Tribunal Supremo, Argüello ha insistido en que es estas autoridades a las que les corresponde "ayudar al prior a tomar su decisión". De hecho, ha comenzado leyendo la carta del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, enviada a la vicepresidenta, Carmen Calvo, sobre la postura de la Santa Sede ante la exhumación.

En cualquier caso, ha reiterado que el prior ya expuso que escuchará  "lo que sus superiores le digan" y, tras tener conocimiento de la sentencia, Argüello sostiene que "estará obrando en función de su conciencia". Según ha defendido, el prior tiene "el deber" de "al menos" poner en discusión lo establecido sobre la "inviolabilidad de los lugares de culto" en el Código de Derecho Canónico de 1917, aunque ha reconocido que lo establecido en el nuevo Código y los acuerdos entre el Estado y la Iglesia es "diferente". 

En todo caso, Argüello ha asegurado que la Iglesia no ha recibido "ningún tipo de presión" para mostrar su criterio sobre la exhumación de Francisco Franco, al tiempo que ha negado que desde la institución religiosa hayan sido "equidistantes" en este asunto ya que, entre otras cosas, han hecho "llamamiento al acuerdo" desde el principio. Así, ha mencionado el ejercicio de "reconciliación" que, para el portavoz de la Conferencia Episcopal, se alcanzó durante la Transición Española. "Tengo poca experiencia en ruedas de prensa, pero en todas se me ha preguntado por Franco", ha lamentado.

Llamamiento a votar

Por otro lado, preguntado por la nueva convocatoria electoral del próximo 10 de noviembre, Argüello ha expresado su deseo de que la sociedad española "pueda tener un Gobierno" que, cumpliendo con lo establecido en la Constitución, "pueda resolver asuntos pendientes" y "llevar adelante la tarea que le corresponde.
En esta línea, ha llamado a la participación. "La soberanía reside en el pueblo español y, si somos convocados a participar en las urnas para tomar nuestra propias decisiones, pues hemos de hacerlo", ha dicho, aunque también ha incidido en la "importancia de llegar a acuerdos" entre los partidos que "luego estarán llamados a entenderse".

"Es una escucha mutua" y "poner el acento en lo que cada cual considera esencial" para conseguir el "bien común" tanto en los "fines como en los medios", según ha aseverado. "Desde la escucha, reconocer los fines compartidos, los medios en lo que estamos de acuerdo y poner encima mesa asuntos en los que discrepamos", ha propuesto.

Más noticias