Público
Público

PSOE y Podemos Iglesias sugiere que Sánchez aceptó un gobierno de coalición en la primera reunión

El secretario general de Podemos critica que el documento que propone el PSOE es un calco de su programa electoral y que no recoge medidas que ya se habían negociado en el pacto presupuestario. lglesias no confirma si Sánchez le ofreció un gobierno de coalición en su primera reunión por "respeto", pero sí apunta a ello: "Es evidente el optimismo con el que salí".

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con el líder de Podemos Pablo Iglesias, en el Palacio de la Moncloa, durante la primera  ronda de contactos de cara a la investidura.- EFE/Luca Piergiovanni

Las posiciones entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez cada vez parecen más alejadas. Y el escenario de este lunes no ayuda al entendimiento. Iglesias lamenta que el documento que el PSOE les ofrece negociar es un calco de su programa electoral y que con él dan "pasos atrás" respecto a las medidas que se negociaron en el pacto presupuestario. Además, se repite otro de los numerosos cruces que se han dado entre los dirigentes de cada formación durante los últimos dos meses. Iglesias sugiere que Sánchez aceptó un gobierno de coalición en la primera reunión aunque el PSOE siempre ha defendido en público que querían un Ejecutivo monocolor. 

Iglesias, durante una entrevista en Telecinco, no confirmó si Sánchez aceptó o no el gobierno de coalición, pero sí apuntó a ello: "No puedo hablar de las conversaciones que tengo en la Moncloa con Sánchez, pero al final todo se sabe y es evidente el optimismo con el que salimos. Pero no lo puedo contar por respeto. No puedo responder a esta pregunta", explicó el secretario general de Podemos. 

Fuentes del grupo confederal ya señalaron a Público que los socialistas habían dado un gran giro en las negociaciones con Unidas Podemos entre la primera y la segunda reunión. De hecho, hasta que se conocieron los resultados de las elecciones municipales y autonómicas las conversaciones entre Sánchez e Iglesias eran habituales. Después estuvieron hasta diez días sin mantener ningún contacto y la segunda reunión empezó a generar pesimismo en las filas moradas. 

Estas mismas fuentes explicaron que el presidente en funciones había aceptado negociar ministerios. Sin embargo, ningún dirigente ha querido reconocerlo públicamente en este tiempo. Los socialistas siempre se han opuesto a esta opción durante los más de dos meses que han pasado desde las elecciones generales. Sin embargo, Sánchez sí barajó esta posibilidad antes del 28-A, como reconoció en una entrevista en El País durante la campaña electoral. "No me he negado nunca a una coalición con Podemos", dijo entonces. 

Ahora Iglesias y Sánchez se ven en la quinta reunión con pocas posibilidades de alcanzar un acuerdo. Desde el partido morado reconocen que no esperan mucho ya que consideran que el presidente da "pasos atrás" y critican el contenido y la forma de presentar el documento. El líder de Podemos así lo ha explicado también durante la entrevista con Pedro Piqueras: "Está bien que lo manden, pero quizás no sea la manera más seria hacerlo a través de los medios de comunicación. Pero lo he estudiado y es un programa electoral del PSOE. También hay pasos atrás respecto al pacto presupuestario como que no se contempla regular los precios de alquiler y no se indican plazos ni se concreta nada".

"Vamos a plantear una negociación un programa, de gobierno y de estabilidad"

Más allá de estas nuevas impresiones, Iglesias no se mueve de su posición de exigir un gobierno de coalición. "La ejecutiva socialista puede decidir lo que quiera y nosotros lo respetamos, pero los españoles no han votado un gobierno monocolor. Los ciudadanos han dicho que tiene que haber acuerdos entre partidos y nosotros mañana vamos a plantear una negociación de programa, de gobierno y de estabilidad", alegó el dirigente.

El líder de Podemos también consideran que desde su partido ya han hecho suficiente cesiones: desde renunciar a ministerios si el Congreso rechazara una coalición en una primera investidura a asumir el liderazgo del PSOE en temas de Estado como la situación en Catalunya o renuncia a medidas programáticas que saben que los de Sánchez no aceptarían.

Aunque, de todo esto, quizás el tema de Catalunya es el que está menos claro. Piqueras preguntó a Iglesias su posición ante una posible sentencia condenatoria a los políticos presos catalanes y una petición de indulto: "No nos correspondería a nosotros pedirlo. Y no hay que darles por condenados porque no hay que condicionar las decisiones de un tribunal. Veamos la sentencia y veamos si los condenados piden los indultos o no lo piden. A nosotros nos correspondería acatar, nos guste más o menos. Después habrá que tener una discusión, pero respetaremos la deicisión de Sánchez".

La reunión de este martes puede ser decisiva para Sánchez ya que quedan dos semanas para la investidura

Una respuesta similar dio Iglesias ante la posibilidad de que el presidente en funciones decidiera volver a aplicar el 155 en Catalunya: "Si se diera la situación habría que tener una discusión y ver los argumentos. Nosotros siempre hemos estado en contra del 155, el PSOE tres meses antes de su aplicación también. El objetivo de Sánchez como presidente creo que no es aplicar el 155, creo que es abrir el diálogo".

Este martes Iglesias y Sánchez se reúnen en el Congreso. Una cita que puede marcar el futuro gobierno porque quedan dos semanas para la investidura. Unidas Podemos se mueve entre el pesimismo, la desconfianza y cierta incredulidad por los movimientos del PSOE aunque insisten que si Sánchez quiere ser presidente no tendrá más opciones que sentarse a negociar una coalición. Este martes, sin embargo, no sabremos si hay algún paso claro. Iglesias no tiene previsto dar rueda de prensa ni ofrecer declaraciones a ningún medio después de la reunión, aunque hasta el momento siempre ha atendido a la prensa tras los encuentros..

Más noticias en Política y Sociedad