Público
Público
rey emérito

Juan Carlos I recibió un ático en Londres tras abdicar comprado por Omán que luego revendió

Costó 62 millones y dos años después fue revendido en una operación donde 'desaparecieron' 20 millones de euros. No aparece en las dos fundaciones 'off shore' descubiertas a Juan Carlos I hasta el momento.

El rey Juan Carlos I junto al sultán de Omán Qaboos Bin Said en la visita que realizó en mayo de 2014, un mes antes de dejar de ser jefe del Estado. Foto: Casa real / Borja Fotógrafos
El rey Juan Carlos I junto al sultán de Omán Qaboos Bin Said en la visita que realizó en mayo de 2014, un mes antes de dejar de ser jefe del Estado. Foto: Casa real / Borja Fotógrafos

público

El futuro judicial del rey emérito se complica. Juan Carlos I recibió un ático en Londres poco después de abdicar y al menos 20 millones desapareciendo en su venta realizada en las Islas Vírgenes, un opaco paraíso fiscal.

El ático de lujo fue comprado por la embajada de Omán en Londres y el sultán se lo cedió al rey emérito para su uso por tiempo ilimitado tan sólo dos semanas después de abdicar, según revela El Confidencial que atribuye la información a "fuentes próximas a las pesquisas" y no publica ningun documento probatorio.

El ático de lujo fue vendido en 2016 por 20 millones menos a 'K. Legacy Ltd.' en un paraíso fiscal

La vivienda costó 50 millones de libras (62,7 millones de euros) y fue adquirida por el embajador el 2 de julio de 2014, dos semanas después de la abdicación. Juan Carlos I ordenó algunas obras antes de instalarse: transformó una estancia en sala de rehabilitación y un baño en habitacióm para su médico personal.

Ya no quería el regalo

A mediados de 2016, Juan Carlos I se quejó de que Omán no se hiciera cargo de los gastos de comunidad y, unas semanas más tarde, informó al sultán de que ya no le interesaba su 'regalo'. Trasladó a sus amigos que prefería quedarse con los 62 millones.

El mensaje del rey emérito provocó un profundo malestar en la corte de Omán porque el sultán Qaboos Bin Said había previsto conservar el ático, tras la muerte de Juan Carlos I, para añadirlo a su sede diplomática que se encuentra justo detrás y poderlo usarlo después por el personal de la embajada o sus dignatarios.

El jefe del Estado Juan Carlos I es recibido por el sultán de Omán Qaboos Bin Said en una viaje oficial un mes antes de su abdicación en favor de Felipe VI.Foto: Casa real/ Borja Fotógrafos.

El rey emérito encontró presuntamente una fórmula para que su nombre siguiera sin aparecer en ningún documento: convenció al sultán para que otorgara el ático como regalo de bodas a un alto ejecutivo que se iba a casar en Madrid y del que el emérito iba a ser su padrinoMohamed el Husseiny, que entonces trabajaba en el fondo de capital riesgo Mudabala y es fundador de Ventura Capital, una compañía inversora centrada en ciberseguridad.

'K. Legacy' es ¿King Legacy?

El alto ejecutivo de la city londinense nunca llegó a utilizarlo y unos meses después vendió el ático en un paraíso fiscal - las Islas Vírgenes- a 'K. Legacy Ltd.', que es el actual propietaria del ático. El medio que ha revelado la operación aventura si K. responde a la inicial de King (rey) en inglés.

La operación de venta fue inscrita por 33 millones de libras (42,7 millones de euros). Es decir, por 20 millones de euros menos del importe en el que fue tasada la casa por el promotor, según los documentos del registro de la propiedad.

La operación no figura en las fundaciones Lucum o Zagatka vinculadas a Juan Carlos I por el momento y que son investigadas por las autoridades suizas ya que desde la primera se transfirieron 65 millones de euros en 2012 a Corinna Larsen, la ex amiga de Juan Carlos I.

Viaje oficial a Omán justo antes de abdicar

El rey emérito perdió la inmunidad que gozaba en junio de 2014, cuando dejó de ser jefe del Estado y abdicó en favor de su hijo Felipe VI. Desde entonces puede ser juzgado y está aforado ante el Tribunal Supremo. El regalo de Omán lo recibió semanas después de su abdicación y la venta se realizó en 2016.

Dos meses antes de abdicar, Juan Carlos I realizó un viaje oficial al sultanato de Omán como jefe del Estado a los países del Consejo de Cooperación del Golfo abarcó los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán, Arabia Saudí y Catar. La gira se produjo entre el 29 de abril y el 1 de mayo de 2014.

Para entonces ya estaba en marcha el proceso de abdicación, ya que Juan Carlos I había anunciado a su hijo su intención de abdicar el 30 de enero de 2014. Al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se lo comunicó el 31 de marzo, al igual que a Alfredo Pérez Rubalcaba, entonces líder del PSOE, así como José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar, entre otros.

En el viaje por los países del Golfo se firmaron acuerdos de cooperación económica y el entonces jefe del Estado estuvo acompañado por los ministros de Defensa, Pedro Morenés; de Fomento, Ana Pastor, y de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

Corinna Larsen: fue una venta secreta

En unas grabaciones del comisario jubilado José Manuel Villarejo a Corinna Larsen realizadas en 2015 sin su conocimiento, la entonces 'amiga entrañable' de Juan Carlos I revela que el emérito recibió del sultán de Omán un ático de lujo en Londres del que ella le disuadió de ponerlo a su nombre porque no podría justificar el origen del dinero. Y añade al entonces comisario de la Policía Nacional en activo:

"Es como lo del piso aquí en Londres que le regaló el emir de Omán. Lo han vendido a alguien que ha pagado 50 millones de libras. Lo ha vendido hace poco a otro árabe, un joven. Ha sido una venta inside”(‘secreta’, en inglés), explica la empresaria, antes Corinna zu Sayn-Wittgenstein. 

Más noticias de Política y Sociedad