Público
Público

Caso Neurona El juez de 'Neurona' reconoce en el auto que prorroga la instrucción seis meses que no hubo contratos simulados en Podemos

El auto de prórroga de la instrucción reconduce la investigación, que se centrará en valorar la calidad de los trabajos realizados para Podemos por la consultora y si se ajustan al precio pagado. En el documento ya no se contempla la posibilidad de que los trabajos fueran simulados, lo que constituía hasta ahora el fundamento principal de la investigación.

Pablo Iglesias durante una intervención en un Consejo Ciudadano Estatal de Podemos / Daniel Gago - Podemos
Imagen de archivo de un Consejo Ciudadano Estatal de Podemos. / Daniel Gago

Giro total en la instrucción del denominado caso Neurona, que investiga los trabajos realizados por la consultora para Podemos. Si hasta ahora el fundamento de la investigación se había basado principalmente en determinar si los trabajos habían sido simulados (como defendía la acusación, que planteaba que "dirigentes del partido político Podemos formalizaron contratos simulados no respondiendo a la prestación de servicio alguno"), esta línea de investigación parece haber quedado invalidada.

En el auto de prórroga de seis meses de la instrucción, dictado por el juez Juan José Escalonilla y al que ha tenido acceso Público, ya no se hace referencia a la necesidad de probar la existencia de los trabajos que Neurona llevó a cabo para la formación, sino que el nuevo objeto de la instrucción se basará en determinar si esas actividades tenían un precio adecuado atendiendo a factores como su cantidad o su calidad.

En este sentido, se descarta la existencia de contratos simulados que, según la denuncia de una de las acusaciones, la del abogado José Manuel Calvente, tenían como finalidad "desviar el dinero pagado por dicha formación política en base a dichos contratos para financiar a partidos extranjeros, al propio partido político a través de microcréditos, o incluso para compensar las cantidades obtenidas a través de una red de financiación ilegal para la propia constitución de dicho partido político en el año 2014 y la promoción de sus miembros a los cargos directivos que actualmente ostentan".

La existencia de los trabajos queda probada toda vez que el juez instructor centra la investigación en valorar la calidad de unas actividades que se consideran realizadas.

En el auto, el juez justifica la prórroga de seis meses en base a que, una vez presentados los informes que constatan la existencia de los trabajos (la realización de unos vídeos y de otras actividades durante las elecciones generales de 2019), "faltaría al menos la práctica de una diligencia de investigación, consistente en la emisión de un informe pericial sobre el precio de realización de dichos vídeos y diseños presuntamente llevados a cabo por trabajadores contratados por Neurona Consulting S.A. de CV en atención tanto a su cantidad como a su calidad".

La Fiscalía no ve necesarias más testificales

Calvente basaba su acusación en unas supuestas conversaciones que aseguraba haber tenido con el exgerente de Podemos Pablo Fernández Alarcón, unas conversaciones que el propio Alarcón negó en sede judicial el pasado 21 de mayo. 

Por su parte, la Fiscalía ha mostrado su conformidad con la prórroga de seis meses para afinar cuestiones periciales, pero ha descartado que sea necesario que declaren los trabajadores de Neurona (residentes en México): "Sin perjuicio de la posibilidad de que se aporte voluntariamente por Podemos o Neurona un acta notarial de los testigos referidos, lo cierto es que entendemos que, a la luz de las diligencias practicadas y de las diligencias pendientes, no es necesaria la testifical de Germán Cobos y Waldemar Aguado", reza el documento de la Fiscalía.

"Y ello por cuanto todos los testigos", prosigue el texto, "han referido que desempeñaron sus funciones con trabajadores de la mercantil, estando pendiente de determinar cuáles fueron los servicios prestados y su valoración".

Más noticias