Público
Público

Renovación del Poder Judicial La jueza Victoria Rosell queda fuera del CGPJ: "Me decepciona más el que cede que el que presiona"

La magistrada niega que haya sido el juez Marchena: "Pienso que ha sido alguien de menos porte intelectual", ha señalado, en referencia a la persona que finalmente ha conseguido que su nombre no figure en el acuerdo entre los partidos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 3

Victoria Rosell.- EFE

La juez Victoria Rosell ha asegurado este miércoles que si no va a ser vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) es porque alguien la ha apartado a última hora de la lista que habían consensuado el Gobierno y el PP y ha subrayado que le decepciona "más el que cede que el que presiona".

Su nombre, que contaba con el aval de Juezas y Jueces para la Democracia, era uno de los que Podemos incluyó en la negociación con el PSOE y figuraba entre los cuatro que el partido de Pablo Iglesias reclamaba para dar su visto bueno a la nueva composición del órgano de gobierno de los jueces.

"Mi nombre estuvo en las negociaciones desde el principio y siguió estando hasta ayer. Espero no ser la última en enterarme de qué ha pasado", ha manifestado Victoria Rosell.

La magistrada sí ha dejado claro que no da ningún crédito a algunas informaciones que sostienen que no va a ser vocal del CGPJ, como proponía Podemos, porque la ha vetado Manuel Marchena, el magistrado del Tribunal Supremo llamado presidir el nuevo Consejo.

Rosell ha detallado que ha hablado por teléfono con Marchena y que confía plenamente en lo que este le ha transmitido, aunque ha preferido no revelar la conversación que ambos mantuvieron.

"Pienso que ha sido alguien de menos porte intelectual", ha señalado la juez, en referencia a la persona que finalmente ha conseguido que su nombre no figure en el acuerdo entre los partidos.

"Lo más decepcionante es que alguien piense que es mejor para un órgano como el CGPJ buscar más comodidad que propuestas, contar con brazos de palo que voten todo lo que tú digas", ha manifestado.

Rosell ha defendido además la valía profesional de Manuel Marchena, a pesar de que reconoce que con él coincide "en poco más" que en lo que ambos piensan de Salvador Alba, el magistrado que va a ser juzgado en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias acusado de haber manipulado una instrucción penal para perjudicarla.

"Entre Marchena y yo no hay ningún enfrentamiento personal. Él fue quien admitió (en la Sala de lo Penal del Supremo) la querella que me obligó a dimitir. Eso es verdad y fue uno de los momentos más difíciles de mi vida", ha señalado la exdiputada de Podemos, que luego resultó absuelta de todas las acusaciones que el entonces ministro José Manuel Soria había formulado contra ella.

La juez ha revelado que el propio Marchena le ha confesado que se fió del informe que Salvador Alba le había enviado sobre su desempeño en el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, informe en el que ahora se basan las acusaciones de falsedad y prevaricación que la Fiscalía dirige contra Alba.

"A mí Marchena me dijo en su momento que admitió esa querella engañado por ese informe. Y me parece un ejercicio de honestidad que reconozcas que te has equivocado, engañado por otros", ha añadido.

Más noticias en Política y Sociedad