Público
Público

Juicio independencia Marchena abronca a las defensas del procés: "Si quiere, testifica usted. Esto no es serio"

El presidente de la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo se muestra contundente con los equipos legales de los 12 dirigentes independentistas que se sientan en el banquillo de los acusados, en una jornada en la que deben testificar 25 agentes de la Guardia Civil que fueron agredidos el 1 de octubre de 2017. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del tribunal Manuel Marchena, junto a los magistrados, Andrés Martínez Arrieta (i) y Juan Ramón Berdugo (d), durante el juicio del "procés" | EFE

La 27 jornada del juicio al procés debe acoger los testimonios de nada menos que 25 guardias civiles, y el presidente de la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, se ha mostrado muy contundente con las defensas. "Lo que podemos hacer es que testifique usted. Esto no es serio, señor Pina, compórtese como un letrado serio", abroncaba este jueves al letrado de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, por su forma de plantear preguntas. 

El abogado Jordi Pina interrogaba en ese momento al séptimo testigo del día -sin contar con el comisario de los Mossos d'Esquadra Joan Carles Molinero, que compareció durante la mañana-, y Marchena dejaba claro que no iba a invertir un minuto en discutir con las defensas. "No me tiene que dar usted explicaciones, porque igual agravan su actitud", callaba de nuevo a Pina. 

A Pina y a Vox: "Este interrogatorio no se va a convertir entre un cruce entre la defensa y la acusación"

Poco después, cuando el letrado cortaba una de las respuestas del testigo y le hacía ver que llevaba años encargándose de la defensa de agentes policiales, el presidente de la Sala de Lo Penal le exigía que le dejase terminar su respuesta: "Usted luego habla de su experiencia". 

La tensión entre Marchena y los abogados de las defensas no ha dejado de crecer en los últimos días, y se hace especialmente evidente en las sesiones en las que la Abogacía del Estado y la acusación popular -los ultraderechistas de Vox- adopta un papel secundario, a menudo desistiendo de hacer preguntas, y dejando el grueso de la carga de los interrogatorios en manos de la Fiscalía y los equipos legales de los 12 dirigentes independentistas que se sientan en el banquillo de los acusados.

Esa tensión se ha dejado ver también cuando el letrado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van den Eynde, repetía al tribunal que solicitaba la exhibición de un vídeo para desmentir el testimonio de un testigo -contra el criterio de la Sala-. Marchena le negaba el uso de la palabra: "Por favor no entre en debate conmigo". 

Horas antes, abroncaba a Van den Eynde por elevar el tono al interrogar a otro agente: "Señor letrado, no le levante la voz al testigo". Y, de nuevo a Pina, le reprochaba que recordase a otro de los testigos su obligación de decir verdad: "Formule una pregunta, que las generales de la ley ya se las ha formulado el presidente", espetaba.

Pina volvía a la carga -"Se lo vuelvo a decir"-, pero Marchena le cortaba: "No, no. No se lo vuelve a decir. Usted formula una pregunta". Y, cuando el letrado repreguntaba en la misma línea, el letrado y número dos de Vox, Javier Ortega Smith, interrumpía para destacar la reiteración. El presidente de la Sala cortaba  entonces en seco a ambos: "Este interrogatorio no se va a convertir entre un cruce entre la defensa y la acusación, que tiene como protagonista al declarante".


Más noticias en Política y Sociedad