Público
Público

Más Madrid El 'fenómeno' Carmena: de ser la propuesta estrella de Iglesias a capitanear la izquierda madrileña 

La alcaldesa entró en el mapa político como una mujer independiente pero impulsada por Podemos. Cuatro años más tarde, la izquierda se encuentra completamente rota y Carmena es la única candidata con un fuerte liderazgo y respaldo.

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 18

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. EFE/Zipi

La alianza de Iñigo Errejón y Manuela Carmena no sólo revuelve a Podemos, también al mapa político de toda la izquierda madrileña. La alcaldesa de la capital se presentó como candidata para liderar Ahora Madrid respaldada por el partido morado, pero ha llovido mucho desde aquel 2014. Ha perdido el apoyo de Podemos y de sectores críticos con su mandato, pero también se ha alzado como la única candidata madrileña con un fuerte y asegurado liderazgo. La izquierda está completamente rota en el ámbito de la Comunidad. Mientras que el PSOE sigue sin candidato para el Consistorio y con dudas sobre las fuerzas que podrán sumar tras las elecciones autonómicas para hacerse con el gobierno. 

La exmagistrada fue la candidata del secretario general de Podemos para postularse a la Alcaldía con la marca Ahora Madrid. No fue una decisión fácil, pero finalmente aceptó por la insistencia del partido morado y la convicción de que alguien amable y optimista tenía que plantar cara a Esperanza Aguirre. Y lo hizo con la previsión de abarcar una legislatura. Una mujer independiente, que llegó sola y sin partido en 2015. Pero que rápidamente se hizo con el control del escenario político y se ganó a la ciudadanía madrileña. 

Carmena ganó las elecciones con 71 años con un proyecto que se fraguó de las bases de las organizaciones que lo impulsaron. Pero poco queda ya de aquel proceso. Carmena, cuando anunció que se presenta a las elecciones de 2019, ya anunció que no sería bajo el paraguas de Ahora Madrid. Lo hará con la nueva plataforma que ella misma ha creado y con el control de las listas. IU, Podemos y Equo han ido cediendo durante estos meses a las peticiones de Carmena con tal de que se mantuviera como candidata al considerar que es la mejor persona que puede vencer en los comicios

El principio del mandato fue complicado para la alcaldesa. Dentro del grupo municipal nació un sector crítico y llegó a arrepentirse de haber asumido este cargo. Pero, con su propio estilo, ha terminado moviéndose en el mundillo como pez en el agua y consiguió imponerse a los concejales díscolos, dando golpes de mano ante las crisis internas hasta cortar cabezas. La más significativa fue la del responsable de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato

La suma de votos para ganar la Comunidad se complica y el PSOE continúa sin candidato para la Alcaldía

Ahora, más allá de controlar su propia candidatura, ha conseguido capitanear el mapa político. Avanzando con la garantía de que no encontraría en 2019 tantos desequilibrios como en los años pasados, Carmena ha afianzado su liderazgo con un respaldo mayoritario de los concejales y, hasta el momento, de los partidos de izquierda. El anuncio de la alianza con Errejón ha cambiado el panorama. Podemos ha reconocido que su proyecto bien poco tiene que ver con el de hace cuatro años y ha lamentado que no mostrara "más cariño" por la militancia del partido que la impulsó. 

Pero, además, también se ha hecho con el liderazgo de la izquierda madrileña. Podemos no competirá contra ella en el Consistorio y en la Comunidad de Madrid el partido se encuentra totalmente descolocado y decepcionado por el acuerdo en el que han trabajado durante meses su propio candidato y ella. 

En el PSOE han observado estos movimientos atónitos. La alianza entre los socialistas y la confluencia que iba a liderar Errejón de Podemos, IU y Equo era la suma con la que contaban para ganar la Comunidad. Con los partidos rotos y posturas enfrentadas, sumar es más complicado. Mientras que en el ayuntamiento, el PSOE ni siquiera tiene candidato, aunque suenan algunos nombres entre los que se encuentra Elena Valenciano. Y, no se puede obviar, que el cisma ha llegado mientras las alianzas de la derecha - y extrema derecha - avanzan en bloque. Según los sondeos, Begoña Villacís puede hacerse con la alcaldía aún sin vencer a Carmena, con los apoyos del PP y Vox. Una pacto que amenaza con repetirse en la Comunidad. 

Con todo ello, el escenario ahora es que Carmena es la única dirigente fuerte en Madrid. Y, si mira hacia sus lados, no hay izquierda que la enfrente ni en el Ayuntamiento ni en la Comunidad. 

Más noticias en Política y Sociedad