Público
Público

MADRID Así será la reforma de Gran Vía que ya ha empezado

El Ayuntamiento de Madrid inicia las mediciones y será el lunes cuando empiecen los trabajos para la remodelación de la Gran Vía para convertirla en un espacio más verde y libre de barreras arquitectónicas.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Gran Vía cambiará su aspecto para reducir la contaminación y apoyar el transporte sostenible. Europa Press

El Ayuntamiento de Madrid comienza este viernes, 9 de marzo, los trabajos técnicos de la remodelación de Gran Vía, donde no habrá finalmente plataforma única, en un diseño que contará con tres fuentes de agua potable con criterios de accesibilidad y con la plantación de 248 árboles creando zonas de descanso, donde la acera será permeable con espacios ajardinados, han informado desde Desarrollo Urbano Sostenible. 

Estaba previsto que los trabajos de ejecución comenzaran el pasado 1 de marzo, pero finalmente arrancarán este viernes, día 9, para no entorpecer la multitudinaria manifestación feminista del Día Internacional de la Mujer.

Gran Vía se adaptará a la normativa de accesibilidad universal y suprimirá barreras arquitectónicas; reordenará mobiliario y los quioscos para eliminar obstáculos e impactos negativos; mejorará la calidad ambiental y paisajística a través de la plantación de nuevo arbolado y la creación de zonas ajardinadas, aumentando la superficie de pavimento permeable; creará áreas estanciales con nuevos bancos vinculadas a las zonas arboladas y apostará por nuevo alumbrado con criterios de sostenibilidad y eficiencia energética a través de tecnología LED en todos sus puntos.

¿Cuándo se inician las obras?

A pesar de que el proyecto dará comienzo este viernes, durante la primera semana los trabajos se ceñirán a labores de medición y otras tareas preliminares, que no supondrán un cambio visible en Gran Vía. Sin embargo, a partir del lunes, la calle comenzará a llenarse con apeos de obra, casetillas, operarios y maquinaria.

¿Por dónde empezarán?

Las obras comenzarán a la vez por los dos extremos de esta arteria de Madrid, Plaza de España y la esquina de Gran Vía con Alcalá, y se desarrollarán en tres tramos hasta confluir en la Red de San Luis (Alcalá-Red de San Luis, Red de San Luis-Callao y Callao-Plaza de España). De Plaza de España a Callao se va a trabajar simultaneamente en las dos aceras. En el otro lado, primero se actuará en una y luego en otra, ya que hay que desplazar las vallas. El Ayuntamiento cuenta con planes de movilidad para evitar dificultades de tráfico.

Además, se aplazarán a verano las intervenciones en las zonas de semáforos y cruces con otras calles, a fin de no dificultar el tráfico en las vías próximas. 

¿En qué consistá? ¿Cuál será la proporción entre calzada y acera?

La nueva Gran Vía contará con cuatro carriles, dos por sentido los de ambos extremos para transporte público y taxis, introduciendo en ellos la movilidad ciclista, razón por la que el Ayuntamimento "no habla de peatonalización sino de ampliación de aceras y reducción de carriles". "Esta intervención será emblemática de una forma distinta de entender la ciudad", ha señalado Maestre.

El proyecto que arranca ahora supone una ampliación de las aceras de entre 2,6 y 3,4 metros, dependiendo del tramo, lo que da una media aproximada de ampliación de aceras de 3 metros. La superficie de espacio peatonal ganado será de 6.800 metros cuadrados, es decir, incrementa el espacio peatonal en un 31,24 por ciento. La superficie peatonal total después de la ampliación será de 28.571 metros.

Simulación del aspecto que tendrá la nueva Gran Vía. Ayuntamiento de Madrid

¿Por qué no habrá plataforma única?

En un principio el Ayuntamiento había considerado la idea de construir una plataforma única, es decir, un pavimento uniforme sin diferenciación entre calzada y acera mediante bordillos para facilitar la movilidad y permeabilidad del tránsito peatonal, pero, finalmente, se ha descartado la plataforma única con un pavimento a la misma cota después de las reuniones mantenidas entre el área de Desarrollo Urbano Sostenible y distintos colectivos, que indicaron que este tipo de plataforma complicaba la movilidad a las personas invidentes. Así, habrá una acera que se eleve sobre el nivel de la calzada, pero, a su vez, se impulsarán medidas para eliminar las barreras arquitectónicas.

¿Cómo afectará al transporte y al tránsito peatonal?

Debido a la configuración actual de la calzada, no habrá afectaciones al tráfico puesto que los trabajos iniciales se van a realizar sobre el espacio peatonal que llega hasta las vallas que se ubicaron el pasado diciembre.

El Ayuntamiento tratará de dejar siempre habilitado un corredor peatonal. Entre tanto, se reubicará todo el mobiliario urbano para poder operar con mayor facilidad. Esto incluye los quioscos de prensa y los puestos de loterías, así como los bancos, papeleras y demás estructuras. Al término de la reforma, que durará alrededor de diez meses, se volverán a situar en la Gran Vía.

¿Habrá nuevo mobiliario?

Se instalarán 33 nuevos bancos, que quien pasee por Gran Vía pueda descansar y respirar el aire de esta arteria, que será un poquito más limpio, gracias a la reducción de carriles y a la instalación de 248 árboles y otras zonas ajardinadas. También se construirán tres nuevas fuentes accesibles para todo el mundo.

Además, siguiendo con la política de limpieza de las calles y de transporte sostenible de Carmena, se instalarán 70 nuevas papeleras y se ofrecerán 70 aparca-bicis, para incentivar a la población a cuidar de sus calles y fomentar el uso del transporte limpio. 

Los semáforos tendrán incorporada tecnología adaptada para personas con diversidad funcional y se ampliará el cruce de esta carretera a través de seis nuevos pasos y la extensión de los existentes. 

El alumbrado también serán sostenibles y energéticamente eficientes al incorporar tecnología LED. En total serán 124 columnas con 248 luminarias. 

¿Quién realiza los trabajos?

La empresa Ortiz Construcciones y Proyectos ganó el concurso y será quien ejecute la obra, con un presupuesto de 5,7 millones de euros. Fue la que consiguió la mayor puntuación –con 99 puntos de 100– de todas las propuestas presentadas. Esta empresa es la misma que se encargará de rehabilitar el Edificio España, propiedad de Riu Hoteles, y también ha reformado hasta once calles de los barrios de Chueca y Salesas. 

¿Cuándo finalizará?

Si las obras se desarrollan según los plazos previstos, el proyecto debería estar finalizado antes de las Navidades de 2018.

Plan de Calidad del Aire

La reforma de Gran Vía es solo una parte del Plan A de Calidad del Aire de la ciudad de Madrid y Cambio Climático que tiene el Ayuntamiento de Madrid para transformar el centro de la ciudad. En junio se pondrá en marcha el Área Central Cero Emisiones, la gran área de prioridad residencial (APR), que impedirá circular a los no residentes por toda esa zona, incluida la Gran Vía. El objetivo del consistorio es mejorar la movilidad y luchar contra la contaminación. "Este nuevo modelo de movilidad, materializado en un proyecto de reurbanización, permitirá mejorar la calidad del aire, el paisaje urbano, la movilidad ciclista y peatonal así como la accesibilidad universal, lo que se verá reforzado con una serie de acciones complementarias", han informado desde el Ayuntamiento.

Más noticias en Política y Sociedad