Público
Público

Mantienen en prisión al activista encarcelado tras la manifestación en Madrid por la sentencia del 'procés' 

La jueza instructora del caso ha vuelto a denegar la libertad provisional para Daniel Gallardo, detenido tres las protestas en Madrid en solidaridad con los presos del Procés. Acusado del denominado "pack represivo" y de golpear a un agente en la cabeza con una barra de madera, su defensa volverá a recurrir la decisión mientras desde el MAR Madrid responderán con una concentración de apoyo al encausado.

La manifestación contra el juicio al 'procés', este sábado en Madrid. EFE/J.J GUILLÉN
Imagen de la manifestación contra el juicio al 'procés', en Madrid. EFE/J.J GUILLÉN

El único detenido que sigue en prisión provisional tras las protestas convocadas en Madrid el 16 de octubre debido a la sentencia del Procés debe seguir encarcelado en Alcalá-Meco. Así lo ha determinado la jueza instructora del caso al desestimar el recurso presentado por la defensa de Daniel Gallardo Herzog, acusado de golpear con una barra de madera a un agente de la policía en la cabeza. En él se pedía su libertad provisional, un hecho que Mario López, abogado del afectado, asegura que recurrirá debido a que "su motivación es insuficiente e infundada".

El Movimiento Antirrepresivo de Madrid (MAR Madrid) ha convocado una concentración el sábado 16 de febrero a las 19 horas en la céntrica plaza madrileña de Jacinto Benavente para protestar por la decisión de la jueza que coincide con los cuatro meses que el joven de 22 años cumplirá entre rejas desde el 18 de octubre de 2019 en el que le detuvieron. Aunque se le acusa del denominado "pack represivo", es decir, desórdenes públicos, atentado o resistencia a la autoridad y lesiones, su entorno y abogado tildan el caso de "montaje policial", llegando a afirmar que "si esto le hubiera pasado a una persona con una casa en propiedad y un trabajo estable no se encontraría en esta situación", según el testimonio del letrado.

Tal y como la jueza recalca en su auto y que motiva la resolución que deniega la libertad de Gallardo, el joven puede seguir en prisión provisional debido a que el cómputo de las posibles penas que le interpondrán son mayores a los dos años de cárcel. Marco Fernández, integrante del MAR Madrid, enfatiza en que "no se da ninguna otra circunstancia para que siga encerrado porque no existe riesgo de fuga, ni posibilidad de destrucción de pruebas, ni riesgo de reincidencia". Además, incide en que "en el auto en el que le deniegan la libertad provisional ya está siendo juzgado, cuando aún ni siquiera hay petición de pena por parte de la fiscalía. Básicamente le mantienen en prisión porque dicen que lo que ha hecho Dani es muy grave", en los propios términos de Fernández.

La justicia y la "xenofobia del sistema"

Es el propio integrante del colectivo el que denuncia que no se está respetando la presunción de inocencia de Gallardo: "Aquí somos todos iguales ante la ley y tenemos presunción de inocencia pero luego, dependiendo de los delitos y sobre todo los que tienen que ver con demandas políticas, la protesta y la lucha en las calles, es al contrario: a Dani no se le ha juzgado y ya está siendo considerado culpable por la jueza". Por otra parte, señala que el acusado gozará de su primer vis a vis junto a su pareja cuatro meses después de su entrada en prisión, lo que hará que "no se tengan que ver semana tras semana a través de un cristal de 5 centímetros de grosor sin poder estar en contacto".

El letrado, por su parte, también apunta a la "absoluta anormalidad en el funcionamiento de la administración de justicia" basándose en el tiempo transcurrido desde que se presenta el escrito de petición de libertad condicional para el acusado, el 26 de diciembre de 2019, y su desestimación el 7 de febrero de 2020, casi un mes y medio después. Ante este aspecto, López alude a la "xenofobia del sistema" aduciendo que todos los presos preventivos que siguen encarcelados tienen alguna connotación que los diferencia de los demás casos: dos migrantes en el CIE de Barcelona, otra persona racializada en una cárcel catalana y el propio Gallardo, cuyo segundo apellido proviene de Hungría.

Una situación que zanja el propio colegiado al preguntarse "por qué los presos preventivos de Catalunya siguen en preventivos" y responder, tajantemente, que "se debe a que tienen apellidos extranjeros". Ante este aspecto, resalta la realidad concreta de Gallardo ya que, aunque sin domicilio fijo tras haber pasado por tres localidades en los últimos años, sus localizaciones siempre se han encontrado dentro del territorio español.

Vuelven a la carga

Desde el MAR Madrid lo tienen claro, seguirán luchando en los tribunales y en las calles por la libertad de Gallardo. En este sentido, interpondrán un recurso de apelación al auto de la jueza en el que reforzarán que "en el caso de Dani no se dan ninguna de las tres razones por las que se permite mantenerle en prisión provisional", en palabras de Fernández. Es él mismo el que relata una de las novedades que habrá en el recurso: "Esta vez añadiremos un motivo que ahora desconocíamos, y es que el policía que supuestamente fue agredido no tuvo ningún tipo de secuelas".

Asimismo, Fernández vuelve a incidir en la actuación policial de aquella noche al relatar que "los disturbios se produjeron cerca del Congreso de los Diputados, por la zona de Huertas, y a Dani le detuvieron cerca de La Latina. ¿Por qué la policía sale de caza de repente cuando hay altercados y se produce un encontronazo precisamente con jóvenes que tienen una estética concreta?", pregunta irónicamente el activista.

Problemas para autorizar la concentración

De cara a la concentración, desde el MAR Madrid advierten que han tenido ciertas dificultades a la hora de su autorización por parte de la Subdelegación del Gobierno: "Al principio pedimos la Puerta del Sol y nos lo denegaron, después intentamos que nos autorizaran ir a Callao, pero también nos lo denegaron aludiendo a que ya había una convocatoria en esa zona. Finalmente, fue la propia Subdelegación quien nos ofreció como alternativas las plazas de Ópera, Tirso de Molina y Jacinto Benavente".

En último término, la concentración en solidaridad con Gallardo se celebrará en la plaza de Jacinto Benavente, a escasos metros de la Puerta del Sol, el primer lugar pedido desde el MAR Madrid. Al mismo tiempo, en Barcelona también hay convocada una concentración por movimientos sociales afines en la que se solidarizarán con la situación de Gallardo. Aunque desde el colectivo convocante lamentan el cambio de ubicación ante la pérdida de visibilidad, se muestran optimistas ya que, tal y como aseguran, la convocatoria se ha difundido bastante por redes.