Público
Público
Únete a nosotros

Margallo confirma la división en el PP sobre los debates: "Yo aún tengo hematomas"

El ministro de Exteriores, partidario de que Rajoy acuda a todos los foros como él hizo con Junqueras (ERC), evita opinar y asegura que la última palabra la tiene Moragas. El presidente baraja acudir a un solo debate a cuatro.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría (i), y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- El Gobierno en funciones y el PP no se ponen de acuerdo entre sí y en el seno de cada uno sobre la conveniencia de si Mariano Rajoy debe acudir a debates a cuatro, a cuántos, a otros formatos, si deben sustituirle... El grueso de dirigentes del PP cree que el presidente en funciones debe acudir al debate a cuatro ("Uno al menos", razona uno de estos conservadores) y, por descontado, representantes del PP estarían en todos los debates a los que acudan el resto de las cuatro fuerzas políticas (PSOE, Podemos y Ciudadanos).

Como en la campaña electoral del 20 de diciembre de 2015, existen grandes diferencias de criterio entre los conservadores sobre la conveniencia de que Rajoy dé la cara sin que le reste apoyos, y ya para los comicios del 20-D, se decidió que acudiera la vicepresidenta en su lugar al debate a cuatro de Atresmedia y Rajoy sólo se enfrentara a un 'cara a cara' con Pedro Sánchez en la Academia de Televisión.

Sin embargo, los dirigentes del PP o del Ejecutivo en funciones a los que se pregunta su opinión sobre si Rajoy debe o no asistir a los debates y en qué términos responden lo mismo que el propio líder conservador: la decisión última corresponde al director de campaña y director de Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas. El único, sin embargo, que se ha pronunciado sobre este asunto públicamente y en varias entrevistas ha sido el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Así, el jefe de la Diplomacia española, preguntado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en funciones de este viernes por este asunto, evitó responder pero mandando un mensaje claro a sus detractores: "Yo aún tengo hematomas", así que será Moragas quien decida si Rajoy en "carne mortal" acude a los debates. Margallo se refería así a las críticas internas que le llovieron por aceptar un cara a cara con Oriol Junqueras, líder de la independentista ERC y hoy vicepresidente de la Generalitat.

El titular de Exteriores, además, no eligió cualquier sitio para hablar de sus "hematomas", sino que lo hizo sentado al lado de su más firme detractora interna, la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría. Ésta se limitó a trasladar la cuestión al PP por entender que son cosas del partido.

Margallo no ha rechazado, sin embargo, responder a este tipo de preguntas en varias entrevistas, asegurando, siempre, que si él fuera el presidente Rajoy, "iría" a los debates. Su opinión cobra más relevancia por cuanto el ministro es amigo personal del líder del PP, el cual, todo parece indicar, según fuentes de la dirección conservadora, que acudirá a un debate a cuatro siempre que se realice en un formato "neutral", es decir, como el cara a cara con el líder del PSOE que mantuvo en la Academia de Televisión en la campaña del 20-D.

Más noticias en Política y Sociedad