Público
Público

La mayoría de IU apoya romper con su federación madrileña

Tras la guerra interna de los últimos meses y el desastre electoral del 24-M, la próxima batalla interna será por desfederar IU-CM y recuperar a parte de la militancia que abandonó para trabajar en las candidaturas de unidad popular por las que aboga Alberto Garzón.

Publicidad
Media: 4.39
Votos: 28

Reunión del Consejo Político Regional de IU-CM el pasado febrero.- EFE

La idea de que Izquierda Unida deje de considerar a IU-Comunidad de Madrid como su referente en la región estuvo dando vueltas desde la dimisión y salida de la organización de Tania Sánchez, excandidata de IU a la Comunidad de Madrid; pero finalmente no se llevó a cabo pese a los intentos de una parte de la coalición que se agrupó en la corriente Repuperar Madrid, nutrida fundamentalmente de militantes de PCE.

Una vez pasadas las elecciones y con el peor resultado de la historia para Izquierda Unida en Madrid, que se queda sin representación por primera vez, la idea de desfederar a IU-CM vuelve a ponerse sobre la mesa. La propuesta no está incluida en el orden del día de la Presidencia Federal de este viernes, en el que el análisis de los resultados madrileños tampoco entra, aseguran fuentes internas. Sin embargo, la decisión sí será debatida en el Consejo Político Federal del próximo 14 de junio, aseguran. La medida contaría con apoyos de varias federaciones regionales que sumarían mayoría en el máximo órgano entre Asambleas de IU, y también sería defendida por el candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, según diferentes fuentes internas.

Razones no faltan en su argumentario. En primer lugar consideran que IU-CM se ha situado una y otra vez fuera de la línea marcada por la dirección federal, incumpliendo en repetidas ocasiones las resoluciones de los órganos. Primero sobre las responsabilidades políticas de dirigentes de IU-CM en el “saqueo” de Caja Madrid, Ángel Pérez y Gregorio Gordo; para terminar con la candidatura al Ayuntamiento de Madrid, que no fue reconocida por la Presidencia Federal, aunque sí fue apoyada públicamente por el coordinador federal, Cayo Lara.

“O se corta con ellos o nos vamos todos a un nuevo partido independiente"

Por otro lado arguyen la imposibilidad de una reconciliación entre las partes después de una guerra interna primero entre la llamada vieja guardia de IU Madrid frente a Tania Sánchez y su tándem de primarias, Mauricio Valiente (hoy ambos fuera de la organización) y, posteriormente, entre esa corriente y el propio Alberto Garzón. La deuda de aproximadamente tres millones de euros de IU-CM es otro punto que se suma a la lista, pero el principal de todos es la línea política de la unidad popular que defiende Garzón y que IU-CM bloqueó haciendo defensa de las siglas de la coalición en Madrid capital y en la mayoría de municipios de la Comunidad, lo que condujo a un sonoro fracaso.

“O se corta con ellos o nos vamos todos a un nuevo partido independiente”, afirma a este diario un destacado cargo federal, militante de IU-CM crítico con la actual dirección. Según apunta, y confirman otras fuentes implicadas en la operación, se creará una nueva estructura política en Madrid contando con parte de la actual militancia de IU-CM y con los dirigentes que, como Mauricio Valiente, fueron expulsados o tuvieron que abandonarla organización para participar en las candidaturas de unidad popular que han obtenido buenos resultados, sobre todo en el cinturón rojo de Madrid. Al mismo tiempo, se abriría un nuevo proceso de filiación para atraer nuevos militantes.

Sin Tania Sánchez

Con quien no se cuenta, en principio, es con Tania Sánchez y quienes participan en Convocatoria por Madrid, que se integran en Ahora Madrid y en la candidatura que presentó Podemos a la Comunidad de Madrid.

La idea cala, apuntan las fuentes, en federaciones como Andalucía, Galicia, Catalunya, País Valencià, Murcia y parte de Castilla y León. Consideran que Madrid no puede continuar siendo un foco de titulares sobre conflictos internos, teniendo en cuenta que el centralismo mediático se centra en la capital. Sin embargo, hay matices en las posiciones. Mientras unos son partidarios de que la dirección federal intervenga IU-CM otros ven dudas en ello. Se trata de un federación cuyas siglas están registras ante el Ministerio del Interior, por lo que jurídicamente no podría hacerse.

En contra se posicionarían Extremadura, Asturias y Castilla-La Mancha. Izquierda Abierta, el partido liderado por Gaspar Llamazares e integrado en IU, se posiciona en contra de la desfederación al considerar que “con sangre no se solucionan los problemas” y, aunque no tiene constancia de que vaya a proponerse, no se muestran sorprendidos. Otros dirigentes federales, aunque próximos a Alberto Garzón, opinan que la medida ya no tiene ningún efecto positivo a estas alturas.

Mientras tanto, IU-CM ha convocado para este miércoles y jueves sus órganos regionales en los que convocarán una Asamblea Extraordinario para elegir nueva dirección. La resolución de su Ejectiva, la pasaba semana, culpaba únicamente a Garzón y su entorno del fiasco electoral por “boicotear” la campaña electoral; y acusaban al candidato a La Moncloa de “trabajar para disolver IU” en favor de Podemos.

Más noticias en Política y Sociedad